Suscribirme al blog

Descubre el complejo lagunar Altata-Ensenada de Pabellones

complejo lagunar altata

Un tesoro no conocido de Culiacán y Navolato, esconde un pantano de 16 mil hectáreas, islas, esteros y sorprendentes playas.

(TBN) Muchos mandatarios, magnates empresariales, diplomáticos y prestigiados turistas de diversos países vienen a Culiacán para vivir una aventura salvaje en la naturaleza.

Su discreto destino es el pantano de Chiricahueto y el complejo lagunar Altata-Ensenada de Pabellones, que cubre 360 kilómetros cuadrados de humedales rebosantes de vida.

Chiricahueto/Pichigüila Club.

complejo lagunar altata
El pantano de Chiricahueto se conoce comercialmente como La Pichigüila Club, es una laguna de 16 mil hectáreas. Un destino internacional para cacería de patos.

A sólo 25 kilómetros (media hora) de la ciudad de Culiacán, este ecosistema costero concentra cada invierno miles de patos migratorios de estados Unidos y Canadá.

Se han identificado al menos 14 especies de patos y gansos migratorios, incluidos los nacionales, donde los turistas participan del especializado deporte de cacería.

El pantano se compone de agua dulce cubierto en su mayoría por vegetación de tule (juncos), donde se instalan las “carracas” para los cazadores.

complejo lagunar altata

Este sitio concentra la más grande población de cocodrilos silvestres de Sinaloa (Crocodylus acutus) más de 400 adultos. Los turistas se desplazan por el pantano en aerobotes.

EL Estero Real, ubicado en la comunidad de Las Puentes, Navolato, es un pasadizo de 2.5 kilómetros en túnel de vegetación de manglar que une Chiricachueto con Ensenada de Pabellones.

Ensenada de Pabellones.

complejo lagunar altata

La Ensenada de Pabellones es otro sitio poco conocido por los culiacanenses, se compone de 45 mil hectáreas de espejo de agua. Es un paraíso para aves playeras y migratorias.

Es un cuerpo lagunar de aguas someras, tiene un bordo de kilómetros de manglares de al menos 20 metros de ancho, y algunas zonas extensas de selvas de manglares rojo, blanco, negro y botoncillo.

Durante el invierno este sitio rebosa de vida concentrando al menos unas 300 mil aves playeras migratorias, principalmente chorlitos Calidris mauri y otras especies.

Recibe miles de aves vadeadoras como Limosa fedoa y Recurvirostra americana, y correlimos de Alaska, que encuentran alimento en la gran riqueza biológica de los pantanales.

También reúne miles de aves marinas y playeras nacionales. El invierno conforma un extraordinario concierto de aves.

complejo lagunar altata

Debido a su importancia internacional fue decretado Sitio de Importancia de la Red Hemisférica de Reserva de Aves Playeras.

Ensenada de Pabellones fue decretada Área de Importancia para la Conservación de Aves (AICA #146), y propuesto como Humedal de Importancia Internacional RAMSAR.

Concentra una gran cantidad de Islas y pequeños islotes, siendo los más grandes Las Tijeras, Troncón, Iguanas, Coyotes, naranjitos y Pájaros.

En estas islas se reproducen aves marinas como los pelícanos pardos, ibis blancos, negros y espátula, garzas, cormoranes y fragatas, entre otros.

La Ensenada de Pabellones remata al sur en los campos pesqueros de Las Arenitas y El Robalar. En este sitio se pueden contratar servicios de paseos en lancha para conocer este ecosistema.

En este punto se puede navegar entre esteros rebosantes de  manglares o adentrarse a la bahía de Altata.

Isla de Redo (50Km. de Playa Ponce).

complejo lagunar altata

La Isla de Redo o Playa Ponce es una barra arenosa que se extiende por 50 kilómetros, al norte, formando un límite entre la Ensenada de Pabellones y el Golfo de California.

Se origina en la boca del Río San Lorenzo, en la sindicatura de El Dorado, y se extiende hasta la Boca de la Tonina, o Boca de Altata, frente a la desembocadura del Río Culiacán.

Legítimamente se llama Península de Lucenilla; es un ecosistema que mantiene vegetación de matorrales, selva baja espinosa y manglares. Es importante refugio de fauna nativa.

Por el lado del Golfo de California tiene 50 kilómetros de hermosas playas, se le conoce como Playa Ponce; y por el lado de la Ensenada de Pabellones tiene la misma longitud con una ribera de manglar.

Bahía de Altata.

complejo lagunar altata

La Bahía de Altata es el segundo destino de playa más importante de Sinaloa, después de Mazatán. En Semana Santa 2017 concentró más de 300 mil turistas.

La mayor parte de los visitantes llegan al puerto de Altata. Entre sus atractivos cuenta con un vistoso malecón y una amplia cadena de restaurantes basada en pescados y mariscos.

La parte turística de la bahía de Altata se extiende a la zona de Nuevo Altata, embarcadero Isla Cortés y las playas de El Tambor, con agradables playas y servicios turísticos.

Isla Cortés/Península de Lucenilla.

complejo lagunar altata

Isla Cortés es una barra arenosa de 38 kilómetros, originalmente llamada también Península de Lucenilla.

Recibe este nombre porque al principio era una sola línea con Isla de Redo. Constituye un nuevo destino turístico con residencias de playa.

Se ubica en ella el Embarcadero Isla Cortés, con servicio de restaurant, muelle, gasolinera, albercas y servicios de entretenimiento.

La Isla Cortés inicia en la Boca de Yameto, y se extiende al sur hasta la boca de Altata. La barra se corta también en la Boca de la Palmita. Un sitio de producción de ostiones.

La barra de la Isla Cortés, se compone hacia el Golfo de California de agradables playas de mar abierto, y al lado de la bahía presenta aguas tranquilas y ribera de manglares.

Las Aguamitas y El Castillo.

complejo lagunar altata
Hacia el lado del macizo continental, la bahía de Altata tiene un conjunto de esteros entre los que destacan El Tetuán, Ocorito, El Tular, Las Aguamitas, Las Ventanas y Boca Vieja.

Después de Altata, los pueblos más significativos a orilla de la bahía son los campos pesqueros de Las Aguamitas, El Castillo y Las Puentes.

El río Culiacán desemboca en el campo pesquero de El Castillo, haciendo de la Bahía de Altata el segundo centro pesquero de camarón en Sinaloa, después de Bahía de Santa María.

Todo el conjunto de Altata y Ensenada de Pabellones es usado para paseos familiares, pesca deportiva y campismo.

Con este mínimo referente nos alcanza para saber que el Complejo Lagunar Altata-Ensenada de Pabellones esconde una riqueza que no terminamos de descubrir.

Un ecosistema de clase mundial a pocos kilómetros de Culiacán.

 

 

 

 

 

 

 

Acerca del autor Ver todos

Juan Francisco Sotomayor

Deja tu respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Es necesario llenar los campos marcados *