Suscribirme al blog

La desalinización del agua futuro de la Agricultura.

desalinización del agua

La experiencia en producción en hortalizas en San Quintín, B.C. es la mejor muestra.

(TBN) El problema más grande que enfrentará la agricultura es los próximos años tiene que ver con el recurso del agua, es cada vez más escasa y más grande la demanda de alimentos.

Ante la escasez de agua dulce queda el aprovechamiento de aguas salinas, los agricultores de San Quintín, Baja California tienen experiencia saludable en la desalinización del agua.

El Valle de San Quintín en medio del desierto se distingue por ser un excelente centro de producción de hortalizas frescas, a pesar de carecer de agua, pues llueve poco.

desalinización del agua

Arnulfo Silva es uno de los grandes exportadores que produce hortalizas a cielo abierto y bajo invernadero… ¡el sí que sabe lo que cuesta el agua dulce!.

Su pozo principal se ubica a más de 35 kilómetros de su parcela, instaló un tubo enterrado de igual longitud, y por él bombea el agua que obtiene de los deshielos filtrados de la sierra de San Pedro Mártir.

Recomendamos leer: Sistema para Potabilizar aguas salinas creado por mexicano.

Antonio Magaña no corrió con la misma suerte, también es un reconocido exportador de hortalizas, pero el valle de San Quintín no tiene vocación agraria, porque no tiene agua.

El cavó 16 pozos a kilómetros de distancia de sus parcelas, y con la suma de la extracción de todos ellos, apenas colecta 6 pulgadas de flujo de agua… ¡pero salada!.

Para cosechar su agua construyó unos gigantescos estanques a base de terraplenes recubiertos de geomembranas, para evitar la filtración en la arena.

desalinización del aguaAdicionalmente tiene que recubrir el agua de los estanques mediante unas cortinas plásticas, para evitar la evaporación, que se estima es del 40 por ciento.

Para poder aprovechar su agua, que tiene un alta carga de salinidad, instaló una planta desalinizadora de carácter industrial, que mueve a base de energía eléctrica.

Sólo la planta ocupa un espacio de unos 40 metros cuadrados. Por un destino envía el agua desalinizada en condiciones óptimas para usarse en la producción de hortalizas.

El agua se envía por presión de bombas mediante tuberías a cada parcela; cada predio tiene sistemas de riego presurizado para una optimización del recurso.

A su vez la planta desalinizadora envía por otro conducto las concentraciones de agua salina. Por normatividad federal no puede liberar esa agua de alta salinidad a los drenes al aire libre.

Estratégicamente construyó otros diques recubiertos de geomembranas para el agua salada, y una línea de tubería de 4 kilómetros, para llevar hasta el mar los desechos salinos.

Tener agua bajo esas condiciones le representa una inversión anual de cientos de miles de pesos. Pero su calidad y eficiencia productiva le permiten ganancias con la exportación.

Si creías que en todas partes tener agua es fácil… aquí un ejemplo de cómo producir con aguas salinas.

Acerca del autor Ver todos

Juan Francisco Sotomayor

Deja tu respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Es necesario llenar los campos marcados *