De corazón un Centro comunitario en “basurón de Culiacán”

basurón de Culiacán

Un corazón de flores para cambiar los corazones de una comunidad.

Son aproximadamente 700 familias que habitan en el Basurón de Culiacán a quienes se les dará una nueva esperanza de vida con un Centro Comunitario basado en donaciones de particulares.

Lucrecia Osuna e Iván Inzunza son fotógrafos reconocidos en todo Sinaloa por la calidad de su trabajo, quienes cada verano aprovechan para ayudar a personas que lo necesitan y así construir una sociedad mejor.

“De corazón a corazón” es un proyecto encargado de la construcción del Centro Comunitario en el “Basurón de Culiacán” el cual, está dirigido por el Centro Cristiano de la Campiña.

Este centro comunitario tiene el objetivo de aumentar el número de oportunidades reales que tienen los habitantes del basurón, para salir un poco de la situación en la que viven.

basurón de Culiacán

Destacando la idea de que todos tenemos el compromiso social de ayudar a construir una mejor ciudad y reflejar lo mejor de la misma.

Lucrecia Osuna involucrada en la dirección del proyecto comenta que la realidad es que gran número de personas que habitan en este lugar, no tienen terminada la primaria o tienen secundaria trunca, por ello sus oportunidades laborales se ven obstaculizadas.

De igual manera señala que muchas de las madres por salir a trabajar como empleadas domésticas o en empresas alrededor, dejan a sus hijos sin supervisión alguna.

Y no es un sólo hijo, Lucrecia comenta que se habla de mínimo cuatro a 5 hijos hijos por familia que se quedan y crecen solos, sin notar las diversas adversidades que presenta el lugar en el que habitan.

basurón de Culiacán

También en los alrededores del Basurón se pueden encontrar a varias personas que trabajan recolectando basura, comúnmente conocidos como “pepenadores”; quienes están expuestos a contraer enfermedades a causa de la basura y los gases de la misma.

Por estas razones el Centro Comunitario pretende ofrecer servicios académicos para que las personas puedan actualizar y revalidar años perdidos y así, graduarse e incrementar sus aspiraciones laborales.

Están construyendo una guardería infantil para que las madres puedan dejar a sus hijos al cuidado de personas especializadas y voluntarios que ayuden a prevenir situaciones de riesgo.

A su vez el centro comunitario tendrá un comedor donde se le dará desayuno a los niños antes de irse a la escuela.

Este centro ofrecerá atención médica a todas las personas necesitadas de la zona para que sean tratadas a tiempo y evitar la proliferación de las enfermedades.

Unidos por un mismo corazón

Mediante estructuras de madera en forma de corazón lleno de flores coloridas y llenas de vida o con plantas “suculentas” ha sido una de las maneras en las que los diseñadores apoyan el proyecto.

El arreglo en forma de corazón surge de la pasión por Lucrecia por las plantas y el deseo de ambos por ayudar.

Esto es un compromiso social, ¿qué puedes hacer tú?, somos como cualquier persona que tiene trabajo y no le sobra el dinero.

Este corazón para Lucrecia significa vida y transmite el mensaje de amor, de contrarrestar esa falta de amor que existe actualmente en Culiacán y transformar cada espacio en lugares de paz.

basurón de Culiacán

Para la construcción de este centro comunitario, “de corazón a corazón” cuenta con el apoyo de una floristería muy reconocida en Sinaloa: Corazón de Violeta.

Iván comentó que desde un inicio, Corazón de Violeta se entusiasmó con el proyecto y extendió su mano para ayudarlos.

Por ello ofrece un arreglo de flores utilizando la base de madera en forma de corazón diseñada por Lucrecia el cual al ser vendido, una parte de las ganancias va dirigida al monto para la construcción del centro comunitario.

Cabe destacar que también han recibido donaciones por parte de personas que asisten a la iglesia, así como de empresas que compran el arreglo y lo colocan en el mostrador para que personas los vean y los puedan invitar a colaborar.

Por esta actividad Iván menciona que las personas que viven en el Basurón de Culiacán, se encuentran muy agradecidas y se unen para ayudarlos en lo que necesiten.

Afirman que muchos habitantes del basurón se han acercado llenos de emoción y alegría a decirles que ya desean ver concluida la construcción del Centro Comunitario.

La Mafia del Basurón

basurón de Culiacán

En contraste, existe el mito sobre “la mafia del basurón” donde se dice que las personas de esta zona viven de una manera exuberante y sin ninguna carencia.

Ante este mito Lucrecia extiende una invitación a la comunidad en general para que descubran la realidad en la que viven estas personas.

Casas construidas con láminas o cobijas sobre cobijas es donde se refugian cientos de personas en el Basurón de Culiacán.

No sólo hay personas que extienden la mano para pedir ayuda monetaria, también hay personas que trabajan honradamente para sacar adelante a sus familias.

“No porque existan personas que solamente extiendan la mano, justifica a todas las demás personas que laboran en un trabajo honrado”.

Actualmente el Centro Comunitario se encuentra en construcción bajo iniciativa privada el cual estará ubicado en el centro de la comunidad para que las familias no gasten en tomar un camión.

  • basurón de Culiacán

Si deseas apoyar esta hermosa causa y ayudar a cientos de personas necesitadas, contáctalos en Instagram de.corazon.a.corazon.

Imagen: Cortesía Iván&Lucrecia Fotografía.

Sobre el autor Ver publicaciones

Kenia Meza

Lic. en Negocios y Comercio Internacional
Desarrolladora de Contenidos de TBN