¿Cuándo comenzar con tus propósitos de Año Nuevo?

propósitos de año nuevo

Planear tus metas y empezar en un miércoles hará que seas más constante en éstas.

Como es de costumbre, el primero de enero es el día predilecto para dar inicio con los propósitos de Año Nuevo y así reinventar nuestra vida. Pero, si eres de los pocos que no ha comenzado a trabajar en sus metas, déjanos contarte que este día no es la mejor opción para empezar, ¡qué suerte!

El artículo Why New Year Day’s is the Worst Day to Start Your Resolution, de Psychology Today, detalla la costumbre de algunos de nosotros de empezar con los propósitos de Año Nuevo y al poco tiempo regresar a los hábitos del pasado.

La idea de los propósitos de Año Nuevo es tan importante para la sociedad, que el día 17 de enero se ha convertido en el “Día de olvidar tus propósitos de Año Nuevo”, puesto que es el día en el que la mayoría de las personas abandonan sus metas en promedio, según la Social Thinker Melissa Burkley.

De esta manera, el problema del abandono podría radicar en el momento que elegimos para comenzar, pues pongámonos a pensar sobre la actividad que realizamos el día anterior: desvelarse e ingerir alcohol; el factor para empezar el nuevo año desvelado y con resaca.

Por lo que, al día siguiente, solamente deseas recargar el tanque descansando en tu cama, dejando de lado tus metas debido a la alta ingesta de alcohol, una sustancia que ocasiona un efecto perjudicial sobre el autocontrol. En otras palabras, sería como si “comenzaras un viaje por carretera con el tanque de gasolina vacío”.

Pero, qué pasa si no bebiste o no te desvelaste durante la víspera de Año Nuevo, ¿empezaste con tus objetivos? No sólo es la fiesta, el cierre de año también incluye el final de un torbellino de actividades que incentivan el agotamiento del cuerpo, tales como: convivios, cenas, intercambios, entre otras.

A su vez, “los godínez” trabajan al 200 por ciento para poder cerrar con los últimos reportes del año así como llevar a cabo la planificación estratégica para el año entrante. Una carga de estrés no tan ligera, ¿no les parece?

Propósitos de Año Nuevo

Lo anterior no trata de hacer que desistas de tus propósitos, simplemente busca ofrecer las siguientes recomendaciones para que cumplas con lo cometido.

  1. Dedica la primer semana del año a planear y preparar el comienzo de tus propósitos.
  2. Limpia tu casa y déjala como nueva.
  3. Olvídate de los dulces y compra alimentos saludables como frutas, vegetales, proteínas y cereales.
  4. Desempolva la caminadora y muévela enfrente del televisor para que no tengas excusa alguna.

Todos los buenos militares preparan y planean antes de irse al campo de batalla

En segundo lugar, Burkley aconseja sustituir los lunes por un miércoles o jueves para comenzar con lo planeado, puesto que al pasar el fin de semana, las probabilidades de continuar con el objetivo incrementan pues solamente te queda “seguir con la siguiente semana”.

Por último, agrega que en lugar de elegir un día para empezar el proyecto, ¿por qué no elegir una temporada o un mes en específico? Establecer metas cortas y alcanzables aumenta la probabilidad de éxito en comparación con una meta anual.

De ahí que considerar cada mes como una oportunidad para restablecer tu objetivo, te ayudará a reducir la presión que tienes por cumplirlo. Por lo que si no lo consigues en enero, no es un gran problema, tendrás otro chance en febrero.

Simplemente necesitas enfocarte en el qué en lugar del cuándo.

Sobre el autor Ver publicaciones

Kenia Meza

Lic. en Negocios y Comercio Internacional
Desarrolladora de Contenidos de TBN

Deja tu comentario

Su correo no sera publicado. Los campos obligatorios están marcados