El descubrimiento del puerto de Altata en Primer viaje sin Hernán Cortés

descubrimiento del puerto de Altata

Inicialmente lo llamaron El paraje del puerto de Culiacán

En el libro Exploraciones de Cortés en Mar del Sur y el Descubrimiento de California, de Xavier López Medellín, describe que en la primera expedición enviada por Hernán Cortés a explorar la Mar del Sur, partió de Acapulco el 30 de junio de 1532, con instrucciones de explorar la costa del Pacífico y las islas más allá de la gobernación de la Nueva Galicia. Ese año se dio el descubrimiento del puerto de Altata.

Refiere el historiador que la primera expedición estaba formada por las naves San Marcos y San Miguel, al mando de Diego Hurtado de Mendoza, primo de Hernán Cortés.

En su navegación al noroeste, la expedición descubrió una isla que llamaron Magdalena (una de las islas Marías), pero les pareció deshabitada, por lo que viraron a la costa de Culiacán entrando en un brazo de mar, donde permanecieron 20 días.

Sobre ese mismo viaje el historiador Esteban Miranda Caballos recogió una narración que detalla el mal temporal que les alcanzó al tomar el puerto de Matanchel, en Jalisco. (p. 118)

“y si estando en el dicho puerto les vino y dio una tormenta de que les fue forzado hacerse y meterse a la mar larga y con esta tormenta anduvieron toda la noche y des(de) que fue de día vieron unas cuatro islas la una mayor que las otras en la que fueron a tomar puerto y el dicho capitán y gente entraron la tierra adentro y hallaron que eran inhabitables y que podrían bojar hasta veinticinco o treinta leguas”.

El estero del Pailebot de Altata, el día que flotó el frijol

De la retirada (de las Islas Marías) “si saben que hecho lo susodicho el dicho capitán se partió con la dicha armada de la dicha isla y tornó a buscar la costa de tierra firme y siguiendo su derrota llegaron al paraje del puerto de Culiacán” (Hoy Altata).

“Y con tiempo no pudieron tomar puerto y corrieron por la costa adelante siete u ocho días y en este dicho tiempo les faltó los bastimentos porque con las muchas aguas que había habido y calmas que trajeron se les perdieron y gastó lo que traían de cuya causa les fue forzado salir en tierra y para se proveer de ellos entraron por un brazo de mar que estaba por la tierra adentro hasta ocho o diez leguas y al cabo de este ancón tomaron puerto”.

Como referente de ubicación, la Villa de Culiacán en ese año estaba recién fundada en la ribera del Río Ciguatlán (Hoy San Lorenzo). Se estima que fuera en la comunidad hoy conocida como El Navito, enseguida de la nueva población de Eldorado.

[VIDEO] Pescadores de Altata cuidan esteros

En el libro “Exploraciones de Cortés en Mar del Sur y el Descubrimiento de California” se habla de un amotinamiento de los navegantes de la expedición enviada por Cortés, pero queda confuso el dato si sucedió en la primera o segunda expedición.

El texto dice que “los amotinados llegaron a Culiacán (antiguo San Miguel de Culiacán, junto al Río Ciguatlán). La mitad de ellos se internó caminando y fueron apresados por Nuño de Guzmán. El resto siguió navegando y naufragaron en Bahía de Banderas. Los sobrevivientes de este naufragio fueron atacados por indios y sólo 3 regresaron para contar el desastroso fin de la expedición”.

Sobre el autor Ver publicaciones

Juan Francisco Sotomayor

Licenciado en Ciencias de la Comunicación.
Coordinador de Redacción.
Premio nacional: “Reconocimiento a la Conservación de la Naturaleza 2012”