El Amor es lo que Mueve al Mundo. -La Terapia de Dios-

El Amor

 

El Amor es el Anhelo principal de todos los Seres Humanos. -La Terapia de Dios-

Cuando el hombre se deja consumir por la ansiedad, pierde la esperanza y trata de desahogarse en vicios que lo sumen aún más en su decepción; los valores que ha asimilado durante toda su vida parecen desvanecerse.

Llega un momento en que no le importa su familia, su trabajo, su responsabilidad.

Un vicio, ata al hombre y lo esclaviza; la voluntad ya no responde y el ser humano se vuelve una caricatura grotesca, un sucio comediante que causa lástima.  

Cuando hemos perdido la voluntad de ser libres, es decir, cuando un vicio encadena nuestra libertad, hemos de reconocernos enfermos: hay necesidad de una adecuada terapia para devolvernos la salud.

El AmorEs agotante pasarse las noches sin dormir y estar siempre con la tensión en lucha contra nosotros mismos.

Llega un momento en que parecen cerradas todas las puertas y seguimos igual. No hay fuerza capaz de detenernos. Nada hay que nos haga reaccionar.

De los males que padece el ser humano, los que genera la mente, son quizás los más despiadados, los más difíciles de sobrellevar.

Es más, muchos padecimientos tienen su raíz en nuestra mente que siendo creadora por naturaleza, cuando funciona mal, se vuelve implacablemente destructora.

¿Qué hacer en esta encrucijada? ¿Qué hago yo conmigo mismo que tal parece que cada día estoy peor…?

Todo nuestro proceder se origina dentro de nosotros mismos y tiene una explicación: no hay efecto sin causa. Si procedemos mal es que algo, dentro de nosotros mismos, anda mal. Hay muchísimas cosas dentro de mí mismo qué yo no me puedo explicar.

Lo más difícil que hay en el mundo es conocerse a sí mismo. Yo fallo lamentablemente y no sé por qué. Ya no sé qué es lo que debo hacer.

Para tu sorpresa, la frustración mayor NO es por falta de comunicación con los demás, sino porque TÚ NO PUEDES comunicarte contigo mismo. De ahí nacen las frustraciones más terribles y en una gran cantidad de casos son las que producen nuestras enfermedades y nuestro malestar.

En esta ocasión, te daremos algunos pasos o ideas que te ayudarán a aprender cómo COMUNICARTE CONTIGO MISMO y milagrosamente, brotará la recuperación de tu salud y tu bienestar.

Composición del Ser Humano

Se ha aceptado que el ser humano está compuesto de dos elementos:

  • Alma, espíritu, mente o inteligencia.El Amor
  • Cuerpo (sentidos: vista, oído, tacto, olfato, gusto).

El ser humano es una maquinaria asombrosamente perfecta, entre mente y cuerpo existe una comunicación admirable.

La perfección consiste, en gran parte, en la armonía y comunicación que existe entre las diferentes partes de nuestro ser.

Volvamos a nuestras enfermedades y padecimientos. En muchísimos de los casos son ocasionados porque no existe armonía o comunicación entre los elementos de nuestro propio ser.

Es más, el estrés, el nerviosismo, la ansiedad y muchísimos otros padecimientos que tenemos que soportar día con día, son provocados precisamente por esa falta de armonía o comunicación entre los elementos de nuestro propio ser.

Sin embargo, podríamos considerar que el ser humano NO está compuesto solamente de estos DOS ELEMENTOS, sino de TRES y el más importante, o sea, el fundamental, ha sido lamentablemente olvidado.

Él es el principio y el fin de todo ser humano, es como la raíz del árbol que nutre de vida para que se llene de follaje y ofrezca frutos.

El Hombre es Poderoso

Sólo el hombre tiene la facultad de vida o muerte, sobre su propio espíritu.

Quizás, tengas mucho poder, muchos servidores, muchísimo dinero dentro de una cuenta bancaria, sin embargo; mientras el hombre no se llene de Amor, no podrá alcanzar la paz de su espíritu, la realización plena de su vida y por consiguiente, la felicidad.

Por Amor es que todo existe en la vida y si tú aprendes a comunicarte con Él, lograrás una comunión y armonía, plena de paz, de tu propio ser.

Tú felicidad se extenderá, como un abrazo, para abarcar generosamente a quienes están cerca de ti.El Amor

Es como una melodía de una canción, puede comunicar todo recuerdo precioso sin necesidad de cantarla o simplemente, un ramo de flores puede decir más que cualquier discurso florido.

Cuando te orillan a hablar y expresar tú opinión sobre algún tema, en donde el nerviosismo te invade, y de repente, alguien cercano a ti toma tú mano y te comunica tal confianza que te anima a levantarte y hablar tranquilamente, sin miedo alguno.

Estamos acostumbrados a comunicarnos mediante la palabra oral o escrita, dejando de lado, la comunicación espiritual, la que se enlaza con el pensamiento y transporta una plenitud hermosa que nos llena el corazón.

El Amor en una Situación Cotidiana

Yo estoy en el aeropuerto, esperando a mí ser querido. Consulto mi reloj; faltan tres cuartos de hora. Toda la noche y todo el día anterior he estado pensando en ella que representa para mí toda la felicidad y la razón de vivir. Ella, en el avión, consulta su reloj: faltan tres cuartos de hora. Yo sé que ella piensa en mí y vive de la confianza de saberse amada y recordada.

Nuestro pensamiento nos comunica esa ilusión de que ya muy pronto nos veremos y podremos abrazarnos y besarnos. Hay un enorme cariño dentro de esa comunicación, no hace falta vernos para estar comunicados.

El avión se detiene, le ponen la escalerilla y aun cuando no podemos oírnos, pues el ruido de las turbinas es ensordecedor y el aparato está demasiado lejos, nos comunicamos mil emociones agitando los brazos y alcanzamos a adivinar una sonrisa de inmensa alegría. Pasada ya la aduana, finalmente podemos abrazarnos y en ese estrechar los cuerpos, estamos uniéndonos íntimamente en pensamiento y cariño, en ilusión de continuar nuestras vidas como un solo sendero lleno de esperanza.

¡Cuánto nos hemos dicho sin mencionar ninguna sola palabra!

La comunicación armónica entre todo mi ser es la que traerá nuevamente la salud y la paz, la alegría y la felicidad.

No hace falta diálogo para que exista esa comunicación; con el pensamiento él estará acariciando a su esposa y ella lo extrañará vivamente como una necesidad de abrazarlo y sentirlo cerca.

Pero la comunicación espiritual entre los dos existe: es tan real como la añoranza de sentirse cerca, es la comunicación hermosa de amar y… saberse amado.

el amor¿Qué es lo que une a estos dos amantes tan estrechamente?… Los une algo que los dos tienen en común: El Amor.

 Los dos han sabido albergar dentro de sí mismos al Amor y lo han cultivado, día con día, como se cuida la niña de los ojos, como un verdadero padre y una verdadera madre cuidan de sus hijos.

Uniéndolos y comunicándolos sin importar los, kilómetros de separación; existe una unión espiritual entre los dos, unión que es posible gracias al Amor.

Una palabra de cuatro letras que nos permite curar nuestros males.

El Amor es lo que mueve al mundo. El Amor es el anhelo más apremiante del hombre.

El ser humano, al buscar la caricia, el aplauso, el reconocimiento, está buscando tan sólo una cosa: ser amado.

Creíste por que Me Viste

El Amor, que vive en ti, se despliega generosamente llenando de colorido las flores y vistiendo de pureza las cimas de los volcanes; al amanecer el alba luce diferentes tonos y el crepúsculo, como un eco, imita la magia de teñir los cielos…

Al pasear por los bosques, hemos escuchado el canto de los árboles: el suave viento que mece los follajes produce un verdadero canto lleno de magia y hace, soñar y, mientras contemplamos esos, paisajes pintados por la mano maestra del Amor, sentimos su lenguaje como algo real, vivo y latente y entramos en comunicación con la naturaleza.

En los rojos, bermellones, carmines y naranjas-oro del atardecer existe un lenguaje.

Mientras yo contemplo embobado el hechizo de la inspiración de Dios, tal parece que el cielo dialogara conmigo mostrándose a cada momento diferente, como si sus palabras fueran los colores y sus frases el efecto que producen sobre, el cielo del atardecer.

Una comunicación de Amor.

Dios Comunica a través del Espíritu, Dios es igual a Amor.

Todas las cosas fueron hechas para el hombre; el agua nos comunica alivio para la sed, los cereales y los frutos nos comunican saciedad para el hambre, el trigo nos comunica alimento al ser la base del pan… pero, no sólo de pan vive el hombre…

El AmorHacen falta las flores para enviarlas como mensajeras del cariño a un ser querido, hacen falta los árboles para darnos sombra, hace falta la alta montaña para lograr que nuestros ojos se eleven hacia el cielo.

El enfermo que se la vive lamentándose de que ya se olvidaron de él, que sus males no tienen remedio y se desespera y quisiera desahogar su mal humor con todos los que se le paran enfrente… Igual que el ava­ro, no se ha dado tiempo de comunicarse con el verdadero sentido de la vida: el Amor.

El nervioso, el ser preñado de estrés, el que todas las cosas las quiere resolver él mismo, está perdido: Hay muchas cosas que él jamás podrá resolver, existen miles de factores que están fuera de sus manos.

Tú, si quieres curarte, has de aprender el lenguaje del Amor. Es facilísimo, como todo, es cuestión de práctica, pero aquí vas a ser llevado como de la mano para que inicies tu caminar por el único sendero que te llevará a la salud: el Amor.

¿Recuerdas el lenguaje de las caricias? ¿El lenguaje de la comunicación espiritual de los esposos que se aman y que están a tres mil kilómetros de distancia?… Así es el lenguaje del Amor, como una caricia espiritual que tu espíritu va a ir percibiendo más claramente que algo que captaras con la vista.

La Terapia con Él funciona con todos, no importa que crean poquito o que hayan perdido la fe.

Todo es cuestión de seguir los pasos que nos van a llevar a conseguir la fe. Estos pasos se llaman, tú ya lo sabes:

Comunicación Espiritual.

Déjate llevar de la mano, como un niño, y sigue fielmente estas indicaciones:El Amor

¡Deja de preocuparte como si tuvieras en la mente un disco rayado!

Cierra los ojos.

Piensa que estás en su presencia y NO solo.

Piensa que te está escuchando.

¡Comunícate con Él!

¿Sabes?… me gustaría tener fe, pensar que Tú me vas a ayudar y que pronto puedo estar sano y entonces volveré a ser alegre y gozaré de la vida.

No tengas miedo de decirle todo lo que quieras; quéjate con confianza con Él de que no te hace caso, desahógate de la amargura que llevas adentro. Dile lo que se te ocurra, pero ¡por favor, comunícate!. Eso es lo que te hace falta, que te pongas en su presencia y le hables.

Quéjate de las medicinas que no te hacen efecto.

Desahógate.

Quéjate de los médicos y de los análisis, de las inyecciones, de todo. No importa que no tengas por ahora, fé. Tú hazlo.

Sigue hablándole, de ti, de lo que te preocupa, de lo que tú quisieras ser.

Él te escucha.

Sigue hablando. Cuéntale tus cosas, cuéntale todo lo que quieras.

Desahogarse es una magnífica terapia. Cuando tú le cuentas tus penas a una persona que te quiere y que tú sabes que te está escuchando con interés, aunque esa persona no te dé soluciones a tus males, tú ya estás sintiendo el alivio de la comunicación.

La comunicación es una excelente terapia.

No te angusties de que pasen, quizás, los días y tú sientas que estás igual, que no mejoras en el camino de la fe. Persevera comunicándote. Hazlo, Comunícate.

Otra vez… Otra.

Tarde o temprano tú vas a ir percibiendo Su lenguaje, una paz que va a ir apreciando tu alma.

Es un lenguaje de Amor que te va a acercar a Él, a tus semejantes, a ti mismo.

El lenguaje de Dios es fe. Tú vas a ir experimentando esa fuerza, que naciendo endeble, tímida, se irá fortaleciendo hasta llegar a mover montañas… Todo esto a través de una sola cosa: La comunicación con Dios.

La plática con Dios, como si se tratara de conversación con un amigo, recibe también el nombre de oración.

Sigue Esta Terapia

El AmorDentro de lo que quieres tú arreglar hay miles de factores que no están a tu alcance. Ponte en las manos de Dios. Confía. ¿Te cuesta trabajo?.. – ¡Naturalmente. que sí! A. caminar se aprende dando traspiés, los niños se dan mil golpecilios antes de andar con seguridad. Lo impor­tante es que tú quieras aprender a caminar por el sendero de Dios.

Comunícate con  Dios

Acepta la Voluntad de Dios

Confía en Dios

Tú te vas a esforzar solamente por todo aquello que está dentro de tu alcance lograr. Jamás te vas a preocupar por lo que tú no puedes hacer: es decir, lo que depende de terceras personas. Tú vas a hacer tu máximo esfuerzo. Recuerda: nada menos que tu máximo esfuerzo.

No imagines el éxito como una meta, sino como un diario caminar; todos los días aportando tu mejor esfuerzo.

Este lenguaje te brindará la posibilidad de obtener un amor propio mayor, muy diferente al egoísmo. Será un verdadero amor

Tú te comprenderás mejor, entenderás mejor tus cosas y algo increíblemente valioso: Aprenderás a aceptarte a ti mismo, aprenderás a perdonarte y a aceptar que te has equivocado, que tus posibilidades, en aquellas circunstancias de tu vida, fueron pobres. Aceptarás tus errores, tus limitaciones…

  • Si es difícil perdonar a los demás, es mil y mil veces más difícil perdonarse a sí mismo.
  • Si es difícil aceptar las fallas de los demás, es mil y mil veces más difícil aceptar que yo me he equivocado.

El amor traerá ese perdón y aliviará las heridas de los traumas que están latentes en tu subconsciente.

El canto tiene una comunicación muy hermosa, plena de verdad. Cuando cantamos sin miedo, poniendo el corazón en la voz, nuestra comunicación es excelente.

Un lazo de unión entre esposo, madre e hijos. Que cosa más natural y hermosa que una familia unida por el Amor.

Una Falta de Amor

Muchas personas acomplejadas, fácilmente irritables, ordinarias o poco amables, actúan así. porque han sufrido, en su cuerpo o en su espíritu, profundas lesiones, las más de las veces en su tierna infancia que les han provocado traumas muy fuertes: sus muy variadas expresiones pueden resumirse en una sola raíz: LES FALTO AMOR.

Su reacción es lógica: les resulta muy difícil dar Amor. De alguna manera tienen que desahogarse. Es algo inconsciente, una herida que permanece en el interior nuestro y que no puede cicatrizarla el tiempo, se mantiene dolorosamente viva.

DEPRESIÓN: Estás totalmente desanimado, ya no tienes confianza en ti mismo; piensas que eres un inútil y ya no sirves para nada, que tu voluntad no te funciona, que has fracasado totalmente y hasta te llegas a preguntar: ¿qué caso tiene ya seguir viviendo así?

Se da un auto-castigo despiadado, refugiándose en el fracaso como un masoquista que goza en el sufrimiento, te encierras en ti mismo, llegas a odiarte… Esto se da por una falta de amor a ti mismo.El Amor

PESIMISMO: Tus molestias físicas te han agobiado a tal punto que llegas a la desesperación, pierdes la fe y quisieras reñir y expresar tu malestar ante cualquiera que se te pare enfrente. Te sientes la víctima. Te atormentas todo el día y toda la noche y en lugar de resolver algo, a cada momento te precipitas más en tu desaliento.

EL ESTRÉS, LA ANSIEDAD, EL ESTADO DE ANGUSTIA: Tú te enfocas dentro de tu mente en una confusión de suposiciones. Ves tus problemas muchísimo más grande de lo que son, te preocupas de lo que tienen que resolver en tu favor terceras personas y te haces cruces imaginando lo que ocurrirá si esas gentes no hacen las cosas como tú quisieras.

LOS TRAUMAS O lesiones que has sufrido en tu vida y que han dejado una huella dolorosamente imborrable en tu subconsciente.

Un trauma sufrido en la niñez o en cualquier otra etapa de tu vida, se ha alojado en tu subconsciente juntamente con las muy desagradables sensaciones que tú experimentaste en esos momentos y que quisieras olvidar para siempre.

Tu subconsciente guarda todas esas sensaciones de flagelante dolor y, en determinados momentos, ante ciertos estímulos, te los vuelve a reflejar, pasados muchos, muchísimos años después de que el trauma fue originado.

Este trauma pudo ser, por ejemplo: golpes físicos recibidos ya sea solo o en presencia de otras personas; castigos rigurosos en la escuela frente a tus compañeros que representaban en aquellas circunstancias, la mayor parte de tu mundo.

Insultos o violencia recibida sobre todo, de seres queridos en los que tú habías depositado tu confianza y fue un sufrimiento terrible para ti desengañarte al recibir esas experiencias tan dolorosas.

Pues bien, todos esos traumas y graves lesiones a tu persona, física o moral, tú los recibiste y guardaste en tu subconsciente como GRAVES Y DOLOROSAS FALTAS DE AMOR. Tú te sentiste rechazado en un determinado momento, a ti se te castigó brutalmente, a ti NO SE TE TRATO CON AMOR.

Formas de Curar la Falta de Amor

El Amor verdadero, aquel que hace germinar las flores y cantar a los arroyos…

  • El Amor a ti mismo.
  • Compartir amor a los demás.

Aquella fuerza tremenda que se necesita para desprendernos de nuestro egoísmo.

El amor es la razón misma de nuestra existencia. Ama y vivirás…

Todo lo que tú tienes que hacer para ser feliz es llenarte de Amor.

¿Cómo Vas a Conseguir el Amor?

PERDÓNCuando, sin sentirlo quizás, vayas perdonándote a ti mismo; tú irás sintiendo el bálsamo de la liberación.

ALIVIO: Esos traumas que tanto té han atormentado, van a ser cubiertos por un terciopelo de Amor que los hará desvanecerse, como una tarde borrosa que se llena de luz cuando cesa la neblina y se alejan las nubes.

El Amor

COMPRENSIÓNTú vas a poder comprender y… perdonar los errores y las faltas de los demás y, por consiguiente, tus propias faltas.

CARIÑO: Tú, que te habías tratado a ti mismocon rigor, que quizás te habías refugiado en el alcohol o en cualquier otro vicio, te vas a ir sintiendo arropado por un cariño delicioso que llenará tu espíritu de paz…

DESEO DE SONREÍR: Tú habías olvidado sonreír. Vas a aprender a regalar a los demás el mejor obsequio: una sonrisa de aprobación y de gratitud.

El Espejo Refleja Mil Maravillas Más

En cada ser, pobre o inteligente, brillante o limitado, vive en toda su belleza el Amor.

En aquel que es capaz de amar a sus hermanos y ver por su bienestar, reina el Amor.

Se encuentra en todo aquel que es capaz de respetar las creencias y tradiciones de un tercero.

Tú, además de ser feliz, inmensamente feliz, adquieres por añadidura, un aroma de verdad que se eleva al cielo. Toda tu vida adquiere un valor sobrenatural, como una aureola de paz, de consuelo, de Amor, que Ilota en torno tuyo y es una alabanza, la más hermosa de los tiempos.

La Terapia de Dios actúa como un bálsamo de salud; tú disfrutarás de la vida como un amanecer pleno de esperanza…

Fuente: La Terapia con Dios.
Imagen: Pixabay // Tumblr // Pinterest // Instagram

 

Sobre el autor Ver publicaciones

Kenia Meza

Lic. en Negocios y Comercio Internacional
Desarrolladora de Contenidos de TBN