¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

Arte y Cultura

La honestidad consigo mismo…

la honestidad

En monólogo consigo mismo (soliloquio), mirándose al espejo, un día cualquiera,
a una persona cualquiera, le pegó la honestidad y, estableció un discurso honesto y pensó así:

Sí, lo sé… podría ser un hombre sumamente infeliz, miserable y sufrido, porque eso siempre ha sido lo más sencillo en este mundo, que nos prepara para la infelicidad desde la cuna, hasta la tumba.

Podría decir que la suerte juega en mi contra y por ello el amor indicado no ha llegado a mi vida, o que no ha habido ser humano a la altura de mis exigencias, encubriendo así mis discapacidades a la hora de amar.

la honestidad taller de vida

También sería sencillo decir, que las condiciones socio-políticas de mi país, son las culpables de mi mediocre forma de vivir la vida.

Diría entonces que la austeridad es un camino obligado a cuenta de la situación económica de mi generación o que mi paupérrimo estado de salud, se debe a defectuosas herencias genéticas y maltratos que la vida no quiso evitarme.

Aclararía que mi desolación es producto de un sinfín de envidiosos, hipócritas, malos amigos y gente tóxica que no ha sabido comprender mi forma auténtica de ser.

En fin. Podría vivir justificando, inventándome chivos expiatorios por doquier y convenciendo al mundo de que la desdicha es la única fiel compañera que Dios eligió para mí.

Pero entonces me perdería la posibilidad de burlarme del cinismo del desvergonzado ser humano, que teniendo todo para su plenitud y completa satisfacción, se creó imposibles caminos para sufrir y los ha andado ya tanto, que los aprendió de memoria y ha olvidado cómo volver.

Comprendo con ello, que la felicidad no tiene atajos, porque es un camino tan corto que no los requiere.

Qué imposible nos ha sido comprender esto. Habría que desandar lo caminado, volver a los inicios, reestructurar los caminos, y así poder llegar a lugares nunca antes conocidos.

La autonomía requiere de momentos consigo mismo, conformados de honestidad y responsabilidad en los propios actos.
¡Habla contigo más a menudo!



01_BANNER_TALLER

Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Publicaciones Relacionadas
Arte y CulturaMéxico

(Video) Un día despertó sin piernas, hoy es carrocero contra la depresión

Arte y CulturaMéxico

¿Cómo celebran la Navidad los mexicanos?

Arte y Cultura

Despierta tu espíritu navideño

Arte y CulturaSinaloa

Los apellidos judíos en Sinaloa que pudieran darte nacionalidad española.

Deja un comentario