Las Posadas Navideñas

posadas navideñas

A todos nos encantan las posadas navideñas, pero ¿qué tanto sabes de la historia detrás de ellas?

Las Posadas Navideñas son fiestas populares que en México se celebran durante los nueve días antes de Navidad, del 16 al 24 de Diciembre, estas fiestas recuerdan el viaje de los peregrinos, María y José desde su salida de Nazaret hasta Belén, buscando un lugar donde alojarse para esperar el nacimiento del niño Jesús.

Es una celebración religiosa del culto católico romano previa a la Navidad, que consiste en nueve rosarios llamados en conjunto novenario en los cuales se rememora el viaje de la Sagrada Familia, es usual que se le agregue una serie de tradiciones y celebraciones no religiosas que han creado la tradicional Posada Mexicana, la cual con variantes se celebra hoy en día en algunos países de Latinoamérica y los EE.UU. Por su parte en Colombia, Ecuador y Venezuela se celebra la Novena de Aguinaldos, fiesta religiosa similar a las posadas.

Según el calendario Azteca, en el México prehispánico, celebraban el advenimiento de Huitzilopochtli, “Dios de la Guerra”, durante la época invernal o Panquetzaliztli, que iba del 17 al 26 de diciembre, que coincidía con la época donde los europeos celebraban la Navidad. Estas celebraciones fueron cambiando una vez que el pueblo fue evangelizado y la imagen de Huitzilopochtli fue sustituida por la de María y José.

Esta tradición se logró gracias al Fray Diego de Soria, prior del Convento de San Agustín de Acolman, quien obtuvo permiso del Papa Sixto V para celebrar en la Nueva España las Misas de Aguinaldo, que consistían en nueve misas en las cuales se concedía indulgencia plenaria a quienes cumplían con dicho novenario. Estas misas se realizaban del 16 al 24 de diciembre, haciendo alusión cada una de ellas a los meses de embarazo de María, para terminar con la última en la víspera de la Navidad, esta es la razón por la que en México se acostumbra más celebrar la cena del 24 que la comida del 25, como se hace en la mayoría de los países del mundo.

En un principio estas misas tenían lugar en el atrio de las iglesias, donde se iniciaba una procesión para acompañar las imágenes de María y José, hoy en día hay quienes conservan esta tradición, recordando así el viaje que ellos hicieron. Mientras unos cargan el misterio, los demás feligreses cantan llevando velas encendidas en sus manos para después pasar al rezo del Rosario y las letanías.

Nota de interés: ¡Por una Navidad con prevención!

Al parecer la piñata se originó en China y Marco Polo, navegante italiano del siglo XIII, la llevó a su país y con ello, su difusión por toda Europa. En la conquista de México, los españoles la introdujeron con un amplio simbolismo y se hizo muy popular.

posadas navideñas

  • Los 7 picos de la piñata, representan los siete pecados capitales.
  • Tapar los ojos a la persona que le pega a la piñata, simboliza la Fe ciega.
  • El palo, es la virtud, arma con la que se vence la tentación de los pecados.
  • Romper la piñata, representa la destrucción del mal y el triunfo del bien.
  • Los dulces y frutas que caen, significan las cosas buenas que se pueden obtener.

En México los mayas tenían un juego similar en el que se trataba de romper con los ojos vendados una olla de barro llena de chocolate, que se balanceaba sujeta con una cuerda en un árbol. A los evangelizadores se les ocurrió usar esto para darle sentido religioso, el mismo sentido que tenía en Europa.

Ver video

Para quienes no pueden acercarse a recoger los dulces y los juegos de las piñatas están los “aguinaldos” o bolsitas de dulces, con la idea de que nadie se quede sin recibir los beneficios de la piñata y de participar en la alegría de la fiesta.

Ahora sí, con esta información organice las posadas navideñas en familia y con amigos, disfrute de cada momento y dé sentido a su quehacer, encuentre la oportunidad de fortalecer sus creencias y propicie la convivencia familiar, que ese viaje de María y José concluya en casa dando hospedaje y calor de hogar a todos quienes la visiten.

Karla Lozano

¡Felices fiestas decembrinas y mejores posadas navideñas, hasta la próxima!

Sobre el autor Ver publicaciones

Dra. Karla Lozano

Consultora y coach de vida