Buenas noticias: Más de 16,400 recuperados de COVID-19 en Sinaloa #QuédateEnCasa

HistoriasSeguridad

(VIDEO) Así fue como se quemó y hundió el barco camaronero de Mazatlán

se quemó y hundió el barco camaronero

Aparentemente el motor se aceleró y se salió de control, se calentó y vino el fuego que acabó con la nave camaronera. Los marinos se tiraron al agua

La tripulación andaba en plena faena de pesca y de repente se quemó y se hundió el barco camaronero “Don Antonio Pérez IV” de Mazatlán, los marinos con prisa alcanzaron a bajar la balsa salvavidas y a la distancia fueron testigos de la desaparición de la barca.

Apenas el 29 de septiembre empezó la pesca camaronera en altamar, la mayoría de las embarcaciones que salieron al alto golfo de California y a la península de Baja California se están regresando a las costas de Sinaloa porque no han tenido éxito en la captura de Camarón.

Lee: Las redes suriperas para la pesca de camarón en Sinaloa

Los primeros días de pesca generan un desespero por encontrar un punto donde abunden camarones, en eso andaban los pescadores del buque mazatleco, pero la noche les cambió su realidad. Se quemó y se hundió el barco camaronero, la tripulación se lanzó al agua.

El tío Albino desde otro barco camaronero fue quien los rescató de la balsa, narra un pescador de otro barco. “De voladita se hizo la marabunta para la rejuntadera de gente y gracias a Dios están bien ahí. Al viejón le tocó subir a la gente ahí, y fue y se la dio jonda al paisa Lázaro ahí, estaban en corto”, dice el marinero compartiendo la historia a otros marinos.

En un audio enviado a otros pescadores explica que: “hubo un corto, se calentó la máquina y se desbocó. Como que estaban levantando compadre… porque dice mi tío Albino que traían la tabla colgada e iban los chinchorros arrastrando, y de repente empezó a correr el barco ardiendo en chi… dicen que se desbocó la máquina, y empezó a correr, a correr, a correr, ardiendo. Y ya explotó la máquina y a la ver… se quedó parada ahí, y ya empezaron a llegar a verlo, a verlo arder ahí, la gente que estuvo en corto del mitote”.

En el video que grabaron y compartieron los pescadores de otros barcos camaroneros se ve al barco sacudido por las olas iluminando la oscura noche con el fuego de la cabina y el cuarto de máquinas. Primero hubo una gran explosión por el motor y combustible y luego el fuego fue consumiendo la nave.

Le siguió un conjunto de explosiones menores, y alrededor de la embarcación se aprecian otros barcos que fueron llegando extrañados por el fuego. Afortunadamente la tripulación no causó bajas, salvo el susto y el remojo de las grandes olas sobre el frágil bote donde se pusieron a salvo.

Podría interesarte: ¿Por qué los rayos matan a pescadores en Sinaloa?

La Secretaría de la Marina reportó que el camaronero “Don Antonio Pérez IV” lanzó una alerta al Sistema de Monitoreo Satelital de Embarcaciones Pesqueras, en el Centro de Mando y Control de la Semar, reportando que había un incendio a bordo.

Reportan que la Cuarta Zona Naval envió en apoyo una embarcación rápida clase Defender que le dio alcance a la embarcación en llamas a unos 70 kilómetros al noroeste.

La Semar confirma que cuando llegaron al rescate, los navegantes ya habían sido rescatados por la tripulación de la nave del mismo patrón, “Don Antonio Pérez II”, que seguramente es la misma que capitaneaba “el paisa Lázaro” que menciona el testimonio del marino narrando a sus colegas.

Finalmente, los náufragos fueron puestos a salvo en el puerto de Mazatlán.

¿Cuánto se perdió en la nave?

El barco llevaba cerca de 35 mil litros de combustible, equivalente a más de 600 mil pesos, más maquila, provisión, prestaciones laborales, suman más de 953 mil pesos. Se le suman unos 300 mil pesos de mantenimiento, y unos 150 mil de arreglos mecánicos. A eso le falta sumarle el valor de la embarcación.

Han pasado 17 días desde que inició la pesca y ha habido poca captura, por lo pronto el barco “Don Antonio Pérez II”, no regresará a puerto, en adelante será parte del mundo coralino del Mar de Cortés. Así fue como se quemó y se hundió el barco camaronero. En esta temporada de pesca en altamar en Sinaloa, el tío Albino y el paisa Lázaro tienen mucho que contar.

Autor

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Coordinador de Redacción. Premio nacional: “Reconocimiento a la Conservación de la Naturaleza 2012”
    Publicaciones Relacionadas
    MovilidadPolíticaSeguridad

    Cómo salir de la pobreza: ve tus Instituciones

    Seguridad

    Listos operativos de seguridad para Halloween y Día de Muertos en Culiacán

    Seguridad

    52% de los culiacanenses confía en la Policía Municipal

    Seguridad

    Así bajan los delitos en Sinaloa durante septiembre

    ¡Recibe nuestro boletín semanal!


    Vale la pena leer...
    Siete pescadores fueron rescatados por SEMAR