¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

Historias

Un cantil que sirvió de refugio para traileros por varias décadas en Concordia

cantil

El Cantil fue fundado en 1972 por Feliciano Domínguez, originario de Charcas, Concordia, Sinaloa.

Cuando se estaba construyendo la carretera libre Mazatlán-Durango, él acarreaba agua en palancas para las personas que trabajaban en la obra.

cantil

Mientras realizaba el acarreo del vital líquido, descubrió un ojo de agua en el lugar (hueco cavado en zonas donde existen aguas subterráneas).

En 1967, Feliciano Domínguez contrajo matrimonio con Rosario Garay; se fueron a vivir al poblado de El Coco, pero con la idea de aprovechar el ojo de agua se regresaron al sitio del hallazgo para poner literalmente una cachimba (refugio nocturno por excelencia de los traileros), era una casita de madera en la que poco a poco se fue ampliando el patio.

cantil

A 46 años del ciclón Olivia, considerado el peor huracán que azotó a Mazatlán, Sinaloa y sus alrededores en el año 1975, afectando la casita de aquel acantilado de la familia Domínguez Garay, provocando se moviera muy feo, parecía que se iba a caer; Feliciano salió a pedirle asilo a un trailero que estaba estacionado afuera para resguardarse con su familia.

cantil

Para 1979, se hizo la primera obra de material del acantilado, años más tarde se siguió ampliando aún más.

cantil

Feliciano Domínguez falleció en 1984 y su esposa siguió con la idea de ampliar la casa, con mucho esfuerzo y trabajo, contrataba un albañil y sus hijos eran los peones, hasta construir todo lo que hoy luce deshabitado, esperando que pronto se le dé vida de nuevo.

cantil

El nombre de “El Cantil” es porque a la vuelta de la casa hay un acantilado, o sea, una pared de roca que, en aquellos tiempos antes de la carretera libre debió verse muy bonita, de ahí proviene el nombre de este peculiar paraje.

El cantil se localiza a 21.1 kilómetros del municipio de Concordia, cuenta con dos viviendas y se encuentra a 760 metros sobre el nivel del mar.

cantil

Agradecimientos a: J Alfonso Dominguez Garay

Creemos te puede interesar ver

Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Publicaciones Relacionadas
Historias

VIDEO: Conoce el panteón de Aguacaliente de Gárate en Concordia

CuliacánHistorias

Jesús Manuel Tamayo el poeta de Escuinapa con pasión por enseñar artes

CuliacánHistorias

Camila de Carmo

Historias

Estudiantes diseñan y construyen casas para jóvenes sin hogar

Vale la pena leer...
A un año de pandemia, Sinaloa es de los estados más estables de México: SS