¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

Coronavirus SinaloaSalud

Doctor de Sinaloa sobrevive al coronavirus y nos cuenta su historia…

Los médicos también mueren, nunca se imaginó que unas vacaciones de placer terminarían en un hospital, sin un mañana seguro.

El Dr. Julio César Ponce de León, jamás imaginó que, en medio de un viaje a Estados Unidos, al lado de su esposa, experimentaría las inclemencias del covid-19; un virus que ha venido a cambiar el mundo en que vivimos a nivel social, político y económico.

“Yo salí entusiasmado a un viaje a Nueva York y la noticia de la enfermedad comenzó a difundirse con mayor fuerza. Vimos cómo empezaron a cerrar tiendas, museos, teatros y comercios… luego, vino la fiebre, ahí empezó mi temor” explica a Tus Buenas Noticias con el tono tranquilo de quien es un experto en temas médicos y científicos.

La pareja en Nueva York tuvo que volver a México por el covid19

Y es que el doctor Ponce de León Barreda es especialista en medicina familiar y radiología y conoce, por su profesión, muchos detalles acerca de las enfermedades, por eso, accede a narrar, en voz propia, este drama para que todas las personas que oigan su testimonio, aprendan y sepan cuidarse ante una situación que nos pone en peligro como sociedad.

Ponce de León, a la par que nos cuenta su historia, no puede disimular la angustia de quien ha sobrevivido a una enfermedad que, según el Gobierno Federal, tiene una tasa de mortalidad en México superior al 6 por ciento.

Nos confiesa que varias preguntas pasaron por su cabeza. El SarCov2 es una dolencia que le puede pasar a cualquiera, incluso a un médico como él y lo que es peor, en medio de una vacación perfecta. “El destino es así, nunca sabes qué puede pasar, ni a quién le pueda ocurrir” señala enfáticamente.

Asegura que lo mejor que pudo hacer fue seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y volver cuanto antes a México. Quizás, eso le salvó la vida.

No le importó que estuviera en medio de sus vacaciones, en cuanto sus sospechas señalaban que era el coronavirus, sabia que debía regresar y ponerse en cuarentena. “A veces, se deben tomar decisiones que, aunque no son las que se quieren, sabes que son aquellas que te mantendrán a salvo a ti y los tuyos”.

Pero todo tiene un comienzo. Según nos cuenta, cuando llegaron a la llamada capital del mundo, lo único que se veía en las noticias globales era la pandemia. “Nada muy distinto a lo que veníamos oyendo, por lo que no presté mayor atención; -ojo-, sin ignorar la peligrosidad. Al tercer día del viaje sentí fiebre por primera vez y tuve la ligera sospecha de que pudiera ser. Aunque no estaba seguro”.

Al día siguiente, se sintió mejor. No tomó ningún medicamento y estaba más tranquilo pues pensaba que muy seguramente era algún otro tipo de malestar. “En pocas palabras, deseché que fuera el temido COVID-19”. Sin embargo, algo le hacía dudar, seguramente aquel sexto sentido que todos tenemos.

Y es que en realidad, la mente, te puede jugar malas pasadas, más aun cuando tienes frente a ti, planeados 15 días de descanso en una de las ciudades más turísticas del mundo. ¡Todos somos humanos!.

Sin embargo, el Dr. Julio César Ponce de León y su esposa, decidieron, en un acto de valentía y responsabilidad, suspender su estancia y “regresar a México inmediatamente a un par de días de haber presentado la primera fiebre” explica.

El regreso al país no fue nada fácil. Tenía la sospecha de estar infectado aunque aún no tuviera síntomas 100 por cierto confirmatorios. “Soy médico y sabemos cuando algo no está bien”, puntualiza.

A la espera de la conexión para llegar a su natal Culiacán, Ponce de León volvió a sentirse mal. “Estando en la ciudad de México, después de pasar tres días del primer cuadro de fiebre, volví a sentir ese malestar y de ahí, nunca se me quitó. Pero ya no solo era la fiebre, ésta venía acompañada de malestar general, tos, dolor de cabeza y dificultades para respirar”. Ya todo estaba más que claro.

dolores

Explica que desde el primer momento que tuvo la oportunidad contactó al especialista neumólogo. “Él me inició un tratamiento preventivo y al ver que no había mejoría franca, me invitó a hacerme los estudios. Yo ya sabía la realidad”, señala.

Se realizó los estudios pertinentes que arrojaron en primera instancia una Neumonía y después, dio positivo en Covid-19. Fue en ese mismo momento que se tomó la determinación de hospitalizarlo inmediatamente.

A pesar de que no hubo necesidad de intubarlo, era muy importante mantenerse en el hospital bajo supervisión médica. “Fueron 13 días; siempre con la molesta sensación de que no podía respirar y que necesitaba oxigeno para sobrevivir” asegura.

El doctor Ponce de León luchó ferozmente contra una enfermedad que, hasta el día de hoy, lleva más de 250 mil muertos en el mundo, de ellos, más de 3 mil en México.

Lo mejor de esta historia es que ganó la batalla y hoy nos deja su testimonio en el que asegura que, aunque no es su rama de especialidad, el Covid-19 es algo de cuidado que nunca nadie había experimentado, pero que con el tiempo se sabe que es terrible y que amenaza a la humanidad sin distinción de país, raza, ni nivel económico; “todos, todos absolutamente, estábamos expuestos a padecer esta dolencia”, afirma.

Para el doctor, vivir la enfermedad en carne propia, y sentir la angustia que provoca el no saber con certeza si hay un mañana al lado de sus seres queridos, ha despertado en él la necesidad y obligación de contar esta historia a nuestros seguidores.

Comenta que siempre existe la esperanza de que, gracias a lo que vivió, otros puedan tomar conciencia y evitar la propagación del virus. Nos invita a hacernos la siguiente pregunta: ¿Cómo cuidarnos?. Y nos responde firmemente: “Lo sabemos de sobra, lo hemos escuchado mucho en las noticias, las indicaciones de las autoridades sanitarias son muy claras y cualquiera las puede entender; ¡Quédate en casa! Abstente de visitar amigos y familiares, sobre todo, a las personas mayores”

Y es que parece que muchos parecen olvidar que el actuar de forma irresponsable no sólo nos pone en peligro a nosotros, sino a quienes más queremos. Ponce de León nos cuenta que una de sus mayores preocupaciones era el hecho de poder haber contagiado a su esposa.

Por esto explica que desde su llegada a Culiacán “dividimos la casa; baños y recamarás, eso ayudó mucho para evitar que mi esposa se contagiara” Además, señala enfáticamente que “afortunadamente viven solos y sin hijos”

Como médico reflexiona y señala que cada ser humano es distinto y por ende, todos tenemos diferente sistema inmunológico pero, lo que es una realidad es que “entre más sano estés y mejor te alimentes, tienes menos posibilidades de contagiarte. Pero cuidado, nunca se te olvide que: ¡no es garantía!”.

¡Escucha la entrevista ahora!

La vida después de Covid-19

Una vez pasada la angustia y el malestar es tiempo de mirar al frente; de ser resiliente y ayudar a otros.

Claro está que lo más importante de las adversidades es aprender de ellas y es por esto que el de Doctor nos señala puntualmente que el sobrevivir al COVID-19 en su versión compleja, no sólo es un triunfo que se celebra, sino que, te deja un reto: afrontar con entereza la etapa de recuperación.

“En mi caso te puedo platicar con toda claridad, que actualmente, aunque me siento casi digamos a un 90% restablecido, aun debo llevar tanque de oxígeno en casa y hacer nebulizaciones cada 3 ó 4 horas al día para facilitar la apertura de los bronquios”.

Además, “después de 2 semanas de haber salido del hospital y hacerme una tomografía, lo que encontramos es bronquiectasia, engrosamiento de la pleura -capa que recubre al pulmón- y al mismo tiempo se dilatan los bronquiolos, pero esperamos que con el tratamiento los medicamentos y terapias auxiliares, haya una recuperación”.

Sin embargo, con una voz optimista y con la firme intención de compartir esta historia y de ayudar a otros, asegura que, el hecho de poder vivir para contarlo es todo un triunfo y un rayo de esperanza ante la adversidad.

Al final la vida es un regalo que debemos disfrutar a cada instante. ¡Sigue las indicaciones; ¡cuídate, cuida a los tuyos y cuida al prójimo!

“Estoy agradecido de poder intervenir y ayudar a que se difunda esta situación por el bien de la población. Ojalá que llegue a la mayor cantidad de gente posible”.
Finaliza el doctor Ponce de León.

Entrevista y texto:
Adrián Varela
Edición:
Juan Pablo Ramírez Zuluága

Tal vez pueda interesarte lo siguiente:

Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Publicaciones Relacionadas
SaludSinaloa

No le des al dengue lo más valioso de tu hogar. La salud de tu familia.

Coronavirus SinaloaSinaloa

Baja de covid-19 en Sinaloa

Salud

¡Explórate! Lo que debes conocer sobre el cáncer de mama

Salud

Ejercicio constante y vigoroso combate el sedentarismo