¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

Coronavirus SinaloaOpinión

¿Qué tipo de persona serás después del Covid-19?

después del Covid-19

¿Cuál es el aprendizaje que nos deja la crisis del Coronavirus?

El coronavirus se ha ganado los estelares en cada medio de comunicación debido a su impacto en la sociedad mundial. Pero, ¿cuál ha sido el efecto real en tu vida? Una interrogante compleja para responder, pero significativa si se desea conocer el comportamiento que tendrán las personas después del Covid-19.

En un video, el conferencista internacional Víctor Küppers respondió la pregunta “¿qué aprendemos de la crisis del Coronavirus?” de la siguiente manera.

En su reflexión, se percata de que la vida a veces es triste y complicada, y sobretodo, es la inquietud lo que lleva al desánimo, al miedo y éste al pánico, lo que provoca perder la esperanza. “Y eso es lo que no podemos permitir, perder la esperanza porque saldremos”.

Esto es un túnel, no es un pozo… Y de los túneles se sale (…) Necesitamos más noticias positivas para volvernos más optimistas. Necesitamos ver la luz al final del túnel.

Fragilidad humana

En segundo lugar cabe la consciencia sobre la fragilidad del ser humano, de valorar las cosas pequeñas, “las cosas que nos parecían ordinarias pues lo ordinario es extraordinario”; puesto que darle un abrazo a los seres queridos se ha convertido en un anhelo de millones.

Lee: ¡Tiempo fuera! Consejos para mantener una armonía familiar

De ahí que Víctor Küppers comenta que aprovechar el tiempo para hacer las actividades que antes no se podía es un aspecto positivo de esta cuarentena. “Ahora tienes tiempo para descansar, de estar con la familia, para reflexionar y ordenar tu vida”. No puedes pasar este tiempo tirado en el sillón, debes aprovecharlo.

El tiempo vale oro

Y es en el espacio de la cuarentena donde se aprende a convivir realmente con quienes te rodean, puesto que te ayuda a controlar el mal humor ya que “si no vas a decir nada bueno cállate” y si se te sale es mejor pedir perdón; dar las gracias, sonreír, sorprender, respetar y tolerar a todos.

Aprovechar el tiempo para estar todos juntos, y cuando se necesite estar consigo mismo, aprender a dar un “espacio” para que la persona reflexione, se relaje, disfrute de su música preferida y evitar la convivencia impuesta.

Lee: Una forma de entender la salud mental en el ser humano

Amor humano

En ese sentido, el principal aprendizaje que comenta Víctor Küppers es no quejarse demasiado y a recordar que lo más importante que tenemos es a las personas que queremos, “decir te quiero no es cursi, es humano”.

En una sociedad que se ha vuelto tan inhumana, tan hostil, tan agresiva, necesitamos reivindicar el afecto, el cariño, la ternura, y las relaciones con las personas que más queremos; necesitamos querer mucho a las personas y decírselos.

Ya que le dijiste “te quiero” a mamá y papá, a tus hermanos, hijos, amigos o pareja, resulta más sencillo preocuparse por otros. Víctor Küppers dijo que la sociedad se ha vuelto más egoísta al valorar el éxito, el aplauso, el consumismo, la fama sobre la empatía, compasión y bondad que genera el altruismo; por lo que es importante ayudar a los demás.

Compasión y bondad

Este tiempo le permite a las personas volverse más sensibles al sufrimiento ajeno, y con la actitud de los médicos frente a la contingencia, la humanidad se ha impactado por su calidad humana.

Tras su ejemplo, “hemos descubierto que ayudar a los demás es muy gratificante”, y no es de sorprenderse porque “hemos sido creados para ser buenos”.

Pero, una vez que salgamos de la cuarentena, “¿cómo quieres que te recuerden?”, pregunta Küppers, “¿de buen humor, ayudando, aportando, siendo generoso o quieres que te recuerden siendo egoísta, quejándote?… Te van a recordar, porque saldremos de esta sin duda”.

Y quizás salgamos más humanos, más sensibles al sufrimiento ajeno, con las prioridades más claras. Si este virus no se vuelve parte de la humanidad que hayamos perdido, habremos ganado algo.

Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Publicaciones Relacionadas
Opinión

3 razones por las que las historias son tan poderosas

Coronavirus SinaloaSalud

Lo que se sabe de la variante Ómicron

EducaciónOpinión

Los 10 peores errores del marketing digital

No pasa nadaOpinión

Las drogas veneno

Vale la pena leer...
Apoyemos a los médicos con “Juntos Ayudamos Más”