¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

Coronavirus SinaloaHistoriasRestaurantes Culiacán

Un café que no deja de latir intensamente incluso durante la pandemia

Reinventarse sin perder la sonrisa y el entusiasmo es la fórmula cómo un empresario del café hace su adaptación en tiempos de contingencia. Una historia de amor que une a Veracruz con Culiacán.

Existe una cafetería en el centro de Culiacán que pese a la adversidad que supone el COVID-19, sigue moliendo el café con la misma pasión y felicidad con la que lo ha hecho desde su fundación. ¡Te contamos su historia!

Todo comienza mucho antes de la apertura de Latte Que Late en Culiacán y es su propietario, Gabriel García Estrada, quien le cuenta a Tus Buenas Noticias esta emotiva historia; la de un hombre amante del café, que logró convertir su pasión en su forma de vida, llevando a distintos sitios de la república, con orgullo, uno de los productos más importantes de su tierra natal: Veracruz.

Y es que lo mejor que puede tener un hombre, muy seguramente, son aquellos recuerdos que tiene de niño y que han dejado huella en su vida; porque de niños, los humanos no paran de soñar y creer que todo se puede. Así fue como Grabriel convirtió las vivencias de su infancia en una forma de vida para él y su familia.

“Todo esto es como un negocio familiar, porque desde niño recuerdo a mi abuelo que tenía muchas hectáreas de café y a mí es un tema que me apasiona bastante”, explica. “Muchos en la familia a esto se dedican; mi hermano tiene una cafetería considerada de las 20 mejores en el mundo, ubicada en la CDMX en la reconocida colonia Condesa”. Y es que la pasión del café la lleva la familia García en sus venas, se puede ver en cada palabra con la que nos cuenta su historia.

VEDEO: Un café que no deja de latir intensamente incluso durante la pandemia

Antes de llegar a Culiacán, Gabriel se dedicó al sector del café en México y Toluca, pero, desde hace unos años tuvo la oportunidad de aperturar un espacio único en un edificio que alberga un museo y un teatro de reconocimiento en la capital sinaloense, donde con la magia de los buenos baristas, ofrece café de especialidad con distintos métodos de preparación.

Pero ¿Qué lo trajo a Culiacán? Pues como las buenas historias que motivan y tienen un final feliz, Gabriel llegó a Culiacán por amor.

Su esposa Nidia y él, con esfuerzo, dedicación, pero sobre todo, mucho entusiasmo, reciben todos los días con una sonrisa a los vistantes al Museo MIA que, según las cifras existentes, recibía antes de la contigencia un promedio de 20 mil personas al mes, entre escuelas, universidades y visitantes de distintas partes del país.

¡Nos llegó el COVID-19! Reinventarse sin perder la sonrisa y el entusiasmo

Desafortunadamente la contigencia por el COVID-19 obligó a muchos comercios de la ciudad a cerrar las puertas para preservar la salud. Para Gabriel y Nidia no fue la excepción.

Sin embargo, lleno de esperanza y motivación, señala que “a todos nos cambio en buena medida la vida, y aquí estamos dándole y dándole, hay que echarle ganas, hay que adaptarnos no hay de otra” puntualiza sin perder la sonrisa.

Nos comenta que ellos han sido cuidadosos en cumplir con las indicaciones de las autoridades sanitarias y han estado adaptando el lugar para cumplir con todos los requerimientos y poder ofrecer un servicio de forma segura.

Gabriel se siente agradecido por la preferencia de sus clientes y dice que este espacio suele ser muy concurrido, desde temprana hora del día comienza a funcionar. Hoy a pesar del COVID-19, con mucho esfuerzo y el apoyo de su inseparable compañera, la cafetería sigue en pie y resistiendo.“La chamba continúa y estamos atendiendo servicio para llevar y pueden comprar en línea, vendemos café a granel y la entrega a domicilio es sin costo; estamos listos para recibirlos, nos estamos preparando…”

De toda esta experiencia, nos explica que quizás, lo que más extraña es “poder interactuar con nuestros clientes, el poder estar siempre conversando con las personas, ver el compañerismo entre nuestros clientes y todo eso de momento se ha perdido. Es inevitable en esta nueva normalidad el estar aislados físicamente y tomar las precauciones necesarias”.

Se vienen tiempos complicados, pero en la vida, toda dificultad puede convertirse en una oportunidad. Por eso Gabriel invita a todos los sinaloenses a contribuir con la recuperación, consumiendo en negocios locales, ya que, la recuperación necesita de la solidaridad de todos.

Finalmente, con la tranquilidad de estar haciendo las cosas en la dirección correcta, Gabriel muestra esa cara de buen ánimo destacando la capacidad de los mexicanos para sonreír ante la adversidad.

Este jarocho formó su familia al lado de Nidia y hoy juntos viven su pasión por el café, que comparten con sus hijos, clientes y dan muestra de que esta bebida mundialmente conocida, no deja de latir intensamente, incluso, ante la pandemia que vivimos.

Tal vez pudiera interesarte lo siguiente:

Texto e imágenes:
Adrián Varela
Edición:
Juan Pablo Ramírez Zuluága
Producción Audiovisual:
Christian López

Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Publicaciones Relacionadas
Coronavirus SinaloaSinaloa

Se mantienen a la baja defunciones por Covid

Coronavirus SinaloaSinaloa

Sinaloa es de los estados con más vacunados Covid

Historias

VIDEO: Conoce el panteón de Aguacaliente de Gárate en Concordia

Coronavirus SinaloaSalud

Sinaloa logra controlar el número de contagios contra Covid-19