Suscribirme al blog

Razones para evitar embarazos en niñas y adolescentes en Sinaloa

evitar embarazos

Recomienda Hospital de la Mujer claridad en el tema sexual para evitar embarazos en niñas y mayor rigor preventivo después del primer hijo.

(TBN) El tema de los embarazos en niñas y adolescentes en Sinaloa debe tratarse desde casa, donde requiere de mayor atención de los padres, y mejor prevención, señala la Dra. Milagros Collazo López, encargada de la Clínica de la Adolescente Embarazada.

La especialista del Hospital de la Mujer tiene los mejores motivos para hacer recomendaciones, pues en sus manos están los partos de niñas y adolescentes; en ella está la vida de esas niñas madres, y de sus bebés al nacer.

La mejor razón para no tener embarazos en edad infantil y en adolescencia es la salud, y le siguen los problemas socioeconómicos y responsabilidades que se derivan a temprana edad.

evitar embarazos

El tema de niñas y adolescentes embarazadas no es un asunto menor, el Hospital de la Mujer en Culiacán atendió 2003 partos de mujeres menores de 19 años durante el 2016. Sin precisar la cantidad la Dra. Collazo comenta que la mayoría son adolescentes de 16 años.

Otra razón referida por la experta es que las niñas y adolescentes embarazadas pueden tener preeclampsia o hipertensión gestacional, igual que una mujer adulta; pero con más complicaciones y riesgos, ya que por las variaciones de la presión arterial “las consecuencias pueden ser más graves, como las hemorragias y la muerte”.

De los 2003 partos de jóvenes atendidos en 2016 en este hospital, 66 corresponden a niñas embarazadas con edad menor a los 15 años; y hasta agosto del 2017 ya sumaban otros 47 partos. No se incluyen en esta estadística niñas y adolescentes que acudieron a consulta por embarazo, pero parieron en otro hospital.

La ginecobstetra señala que las infecciones de transmisión sexual y genitourinarias en embarazadas de Sinaloa son más comunes en adolescentes que en adultas;

y tienen complicaciones más graves, porque el cuerpo de la niña no tiene la capacidad de tolerar de la misma manera que una adulta.

Menciona que las niñas y adolescentes descuidan el tomarse el medicamento para infecciones, no tienen a veces la nutrición adecuada, ni el cuidado apropiado del embarazo, por lo que suelen tener complicaciones.

Una importante razón para no embarazarse en la niñez y la adolescencia es el riesgo a hemorragias durante el parto. Afirma que las adolescentes no le toman importancia a los datos de alarma durante el embarazo como lo hace una adulta, y llegan al hospital de manera tardía y con más complicaciones.

En las razones más significativas de niñas y adolescentes pesa la figura de los embarazos no deseados. Suelen ser motivos que complican las relaciones familiares, emocionales, económicas y sociales.

Por este motivo las niñas y adolescentes “llegan a consulta hasta la segunda mitad del embarazo, en las semanas 20 ó 30, por miedo del regaño”, y en ese tiempo no reciben atención médica y tratamiento. “A veces las captamos con enfermedades fuertes”.

La responsable de la Clínica de la Adolescente Embarazada del Hospital de la Mujer precisa que afortunadamente esta institución cuenta con áreas de terapia intensiva y perinatología, donde se pueden detectar enfermedades graves para evitar la muerte.

evitar embarazos

Collazo López comenta que la mayoría de niñas y adolescentes embarazadas que se atienden en este hospital declaran haber abandonado la educación secundaria. Este es un factor importante que debería tomarse en cuenta en el sector educativo.

Entre las recomendaciones que la experta da para evitar embarazos en niñas y adolescentes se ubica la necesidad de que los padres hablen claramente con sus hijas el tema de la sexualidad, de ser posible desde la edad de primaria.

Que se evite el primer embarazo en la adolescente, “y si no se puede evitar el primero, que cuando menos se evite el segundo”, a través de mayor rigor en la prevención.

Que los Centros de Salud envíen a las adolescentes a este hospital desde que detectan el embarazo para darle seguimiento y control multidisciplinario con medicina perinatal, nutrición, psicología y control de embarazo para eliminar factores de riesgo.

Finalmente recomienda que después del parto las adolescentes se vayan con métodos de planificación familiar, para evitar más embarazos no deseados.

Imagen: Edición TBN // static.iris.net.co

Acerca del autor Ver todos

Juan Francisco Sotomayor

Licenciado en Ciencias de la Comunicación.
Coordinador de Redacción.
Premio nacional: “Reconocimiento a la Conservación de la Naturaleza 2012”

Deja tu respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Es necesario llenar los campos marcados *