Hoy termina la canícula, pero en Sinaloa seguirá el calorón

termina la canícula

El 20 de agosto terminan los 40 días más calientes, pero en algunas regiones seguirán las temperaturas intensas. Cuídese

Oficialmente el 20 de agosto termina la canícula, un fenómeno climatológico catalogado como los 40 días de calor más intenso en México. Sin embargo, en regiones como Sinaloa y el resto del noroeste seguirá un calor poco soportable por más días.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), organismo de la Comisión Nacional del Agua, el período de calor intenso, más conocido como la canícula, inició este año el 12 de julio, con la observancia de que concluye el 20 de agosto, y a partir de la fecha disminuirá la temperatura.

Este período también conocido como sequía intraestival es cíclico. Se presenta durante la última quincena de julio y se expande por los 40 días siguientes, pero el fin del período no se da en automático para todo el país, ya que en algunas regiones continuarán registrándose temperaturas elevadas.

Cuida a tu perro del intenso calor

Se estima que en regiones como Sinaloa, Sonora, Baja California y Baja California Sur se puedan presentar temperaturas hasta de 40 grados centígrados como máximo. Ante situaciones así se recomienda a los trabajadores no exponerse al sol por tiempos prolongados para evitar deshidrataciones, o en el peor de los casos un golpe de calor.

La Conagua explica que este fenómeno se origina debido a un calentamiento excesivo del aire, a cielos despejados y una disminución en las lluvias, lo cual propicia la temperatura más caliente del año, con temperaturas superiores hasta los 45 grados en algunas regiones.

Entre los estados referidos con más riesgo de impacto a la salud humana y el ambiente, por este fenómeno, se encuentran los ubicados en la vertiente del Golfo de México, los del noroeste, el litoral sur del Pacífico y la Península de Yucatán.

Lee: 6 consejos para evitar el golpe de calor

El Secretario de Salud Efrén Encinas Torres ha pedido a la población hidratarse constantemente, de preferencia con agua y no con sueros y advirtió de la necesidad de acudir al médico ante cualquier signo de riesgo de salud.

Se ha explicado que para casos de deshidratación algunos síntomas son: calambres musculares, sudoración intensa, piel pálida y dolor de cabeza.

Para el caso de síntomas del golpe de calor, que es más delicado, las personas presentan dificultades para respirar, desmayo, vómito y daño cerebral, si el paciente no se atiende con oportunidad, o la muerte, en el peor de los casos.

Sobre el autor Ver publicaciones

Juan Francisco Sotomayor

Licenciado en Ciencias de la Comunicación.
Coordinador de Redacción.
Premio nacional: “Reconocimiento a la Conservación de la Naturaleza 2012”