10 pueblos vecinos de Mazatlán

pueblos vecinos de Mazatlán

Poblados llenos de historias por contar y ser escuchadas.

La playa de la “Perla del Pacífico” es un destino predilecto para miles de turistas, sin embargo, no sólo es sol, playa y arena también ofrece otros destinos que harán de tu viaje una experiencia inolvidable. ¡Conoce los pueblos vecinos de Mazatlán!.

El encanto de los pueblos Mágicos y Señoriales, vecinos de Mazatlán, cautivan año con año a los visitantes, tanto nacionales como internacionales quienes al pisar su suelo, encuentran un nuevo suspirar.

Además en estos sitios los visitantes pueden descubrir la historia minera de los pueblos, sus iglesias y leyendas fantasmales dentro de un clima tropical.

Concordia

pueblos vecinos de Mazatlán

Considerada como la ciudad colonial más antigua del sur de Sinaloa, Concordia fue fundada como Villa de San Sebastián en 1565 y está a tan sólo 48 minutos de Mazatlán.

Concordia presume de ser la primer ciudad de todo Sinaloa, en la que se construyó una iglesia. En este sitio podrás degustar de los deliciosos raspados y pays de plátano en la plazuela, así como practicar el ecoturismo en su Reserva Natural Monte Mojino.

Copala

pueblos vecinos de Mazatlán

Es un un pequeño pueblo fundado en el año de 1565, conserva su estampa española como atrapado en el tiempo. Su templo San José de estilo barroco es de los más antiguos de Sinaloa.

Es un pueblo con aroma a bosque. Su nombre proviene del náhuatl “Copala”(n), del vocablo Copalli, que significa incienso y “la(n)”, que es un locativo, quedando en “lugar donde abunda el copal o el incienso”.

Este antiguo pueblo minero se encuentra enclavado en medio de las montañas de la Sierra Madre Occidental, a tan sólo 71 kilómetros al este de Mazatlán.

Al visitar Copala te adentrarás en un ambiente tranquilo y acogedor gracias a sus calles empedradas donde se combinan la historia, la cultura y los bellos paisajes naturales.

Pánuco

pueblos vecinos de Mazatlán

Escondido entre los árboles y cerros de la sierra sinaloense desde su fundación en 1565, ha sido una verdadera joya para los mineros ubicada a 78.8 kilómetros al este de Mazatlán.

El poblado de Pánuco acumula misterios, leyendas e historias que van desde la tumba perdida de su fundador, hasta la puerta de una capilla con indulgencia Papal, la cual “limpia los pecados de todo aquel que cruza su puerta”.

La Hacienda de Guadalupe es una maravilla en pleno monte, con árboles enraizados en sus paredes de piedra donde el aire de la época colonial no termina de irse.

Villa Unión

pueblos vecinos de Mazatlán

Originalmente la localidad que hoy conocemos como Villa Unión, era el pueblo de Mazatlán que tiempo atrás fue conocida como: el presidio de San Juan Bautista de Mazatlán.

Se localiza a 25 kilómetros al sur del puerto de Mazatlán, a la orilla del río Presidio.

El Rosario

pueblos vecinos de Mazatlán

La fundación de esta ciudad gira entorno a una interesante anécdota que se remonta al año 1655, cuando el caporal Bonifacio Rojas notó que le hacía falta una res y salió a buscarla.

Al llegar a la Loma de Santiago, encontró a la res que le hacía falta debido al anochecer el caporal decidió encender una fogata para no pasar frío.

Sorpresivamente a su despertar mientras removía los restos de la fogata, descubrió una enorme cantidad de plata fundida quien antes de dar a conocer su hallazgo; dejó un rosario para identificar el sitio que había encontrado.

En ese momento dio inicio la explotación de este mineral precioso, derivando el nacimiento de la ciudad de El Rosario. Este municipio se encuentra a 64 kilómetros al sur de Mazatlán.

La Noria

pueblos vecinos de Mazatlán

Actualmente el tequila tiene denominación de origen fuera de Sinaloa sin embargo, tiempo atrás, La Noria se distinguió por ser una de las principales zonas productoras de Mezcal de la región.

La Noria es un pueblo enclavado al pie de la Sierra Madre Occidental a 35 kilómetros al Noroeste de Mazatlán el cual, ha conservado sus tradiciones con el paso del tiempo.

Estas tradiciones pasan de generación en generación, es así como el secreto del curtido y excelente trabajo que se hace con las pieles a perdurado hasta nuestros días.

El Quelite

pueblos vecinos de Mazatlán

Situado entre la Sierra Madre Occidental y el Océano Pacífico, a 38 kilómetros al Noroeste de la ciudad de Mazatlán, el nombre por el que es conocido viene del vocablo náhuatl “Quilitl” que significa verduras o hierba comestible.

El Quelite es considerado como uno de los pueblos con personas amables y simpáticas, el cual ofrece sus visitantes, contemplar preciosos atardeceres en su quiosco bajo frondosas plantas tropicales.

El Recodo

pueblos vecinos de Mazatlán

Esta sindicatura está ubicada a 45 kilómetros al Noroeste de Mazatlán y es la cuna de una de las bandas sinaloenses más antiguas y reconocidas de la historia: el Recodo.

Se le conoce como El Recodo por la curvatura que en ese sitio hace el Río Presidio, cuyo cauce pasa a un costado dejando arenales en sus playas.

El pueblo conserva entre los viejos oficios el curtido de pieles y la elaboración de productos artesanales como los huaraches, las sillas de montar, y enfrente en el pueblo de Tepuxta, la elaboración de machetes.

Aguacaliente de Gárate

pueblos vecinos de Mazatlán

El olor a ciruela predomina en Aguacaliente de Gárate ofreciendo una hermosa vista por sus cientos de frutas tendidas al sol.

Debido a la corta vida del fruto los lugareños aprovechan el clima cálido y seco para deshidratar las cosechas de ciruelas de manera natural y ofrecerlas al público.

Aguacaliente está ubicado a 40 minutos de Mazatlán aproximadamente y para llegar aquí, puedes viajar por la carretera México 15 Mazatlán-El Rosario. Los viajeros podrán ver las alfombras rojas de la fruta que despiden un olor y sabor únicos.

El Roble

pueblos vecinos de Mazatlán

La comunidad de El Roble está situada a 32 kilómetros al Sur oeste de la ciudad de Mazatlán, se dice que este pequeño poblado, servía como lugar de descanso para los viajeros.

Pasó a la historia por la bonanza de sus tierras donde se establecieron haciendas para la siembra y cría de ganado.

Guillermo Haas de La Vega, estudiante de negocios en Inglaterra, en tiempos del porfiriato construyó ahí una hacienda para la fabricación de azúcar, a la que en 1900 le instalaron maquinaria de vapor traída de San Francisco California.

Así, sus 800 hectáreas de tierra se convirtieron en un vergel entre el cerro de Zacanta y el Río Presidio. Es El Roble mencionado en la canción del Sinaloense.

Con el olor cañero, “desde Navolato vengo, dicen que nací en El Roble”.

Muchas historias de arriería te contarán en el poblado.

Imagen: www.visitmexico.com // mw2.google.com // sinaloatour.com // static.panoramio.com // i1.wp.com // mazatleco.com // www.debate.com.mx

Sobre el autor Ver publicaciones

Kenia Meza

Lic. en Negocios y Comercio Internacional
Desarrolladora de Contenidos de TBN