¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

EconomíaOpiniónPolítica

Con raíces en Culiacán José Ángel Gurría deja 15 años frente a la OCDE

Con raíces en Culiacán José Ángel Gurría deja 15 años frente a la OCDE

A José Ángel Gurría le tocó enfrentar las crisis globales del 2009 y la pandemia de 2020 al frente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

El mexicano José Ángel Gurría se despide de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), después de haber estado 15 años en el cargo, donde le tocó enfrentar dos crisis económicas mundiales, la del 2009 y la de la pandemia 2020.

Con raíces en Culiacán José Ángel Gurría deja 15 años frente a la OCDE

Luego de haber pasado un período donde el máximo organismo de cooperación internacional experimentó fuertes transformaciones de su composición y discurso, el mexicano cederá su cargo al australiano Mathias Cormann.

 

 

A su salida el exministro recibió el galardón del nivel de la Gran Cruz de la legión de honor francesa “por todo lo logrado por su energía, pasión y sentido de servicio público, del bien general y por sus resultados obtenidos”, expresó el  representante del Gobierno Francés.

Te puede interesar leer: Repuntan 39% remesas hacia México en abril

Su relación con Culiacán.

Doña Carmen Treviño de Gurría, fue la madre de José Ángel Gurría, ella vivía en la ciudad de Culiacán hasta el día de su reciente fallecimiento, el 25 de octubre del 2020. En Culiacán vive aún su hermana Ruth Gurría de Padilla.

 

Durante los 15 años del mexicano al frente de la OCDE, durante 3 mandatos consecutivos destacan 5 cambios sustanciales, según Milenio:

  1. Globalización.

El exministro mexicano de Economía y Relaciones Exteriores llegó en el 2006 a la OCDE con el objetivo de convertir al organismo en un “secretariado de la Globalización” y podar los excesos de ese fenómeno para lograr beneficiar a más gente.

A pesar de las crisis económicas ha logrado implicar a la OCDE en el trabajo de entidades como el G7 (Grupo de los Siete países más desarrollados), el G20 (Grupo de países más desarrollados y emergentes), la Secretaría General Iberoamericana o la Alianza del Pacífico. Es, por ejemplo, el foro primario de discusión internacional sobre la fiscalidad mínima a las grandes empresas.

Con raíces en Culiacán José Ángel Gurría deja 15 años frente a la OCDE

  1. Respuesta a las crisis.

La economía global ha sufrido dos crisis muy graves durante su mandato: la financiera de 2009 y la causada por la pandemia de 2020. La primera puso en evidencia los excesos de la desregulación financiera descontrolada y la OCDE dio un giro para buscar una recuperación más inclusiva. Este ha sido el mantra de la actual crisis: usar todas las herramientas, incluyendo el fuerte endeudamiento público, para apoyar la economía y evitar unas consecuencias sociales desastrosas, así como buscar una recuperación que tenga en cuenta a los más desfavorecidos. Como a Gurría le gusta tanto decir, se ha centrado “en las personas”.

También puedes leer: Coppel pide prestado 40 mil millones de pesos para clientes
  1. Fiscalía más justa.

La OCDE es el foro de las negociaciones para acordar una fiscalidad mínima a las grandes multinacionales, especialmente las digitales, para evitar que usen estrategias en diferentes países para no pagar casi impuestos. Tras el bloqueo de la anterior administración estadounidense, la del presidente Donald Trump, la llegada de Joe Biden al gobierno de Washington ha abierto posibilidades de lograr un acuerdo en julio. Anteriormente, la organización, con Gurría al frente, protagonizó en 2009 una sonora disputa con uno de los miembros, Suiza, acerca del secreto bancario, aunque ahí Gurría tuvo el apoyo de unos Estados Unidos presididos por Barack Obama. Además, la OCDE ha propuesto este mismo mes de mayo subir el impuesto de sucesiones, ya que lo considera un buen instrumento en términos de equidad y eficacia fiscal para luchar contra las desigualdades.

  1. Una OCDE más mestiza.

Gurría llegó a una organización con 29 miembros, casi todos de Europa Occidental, América del Norte más Japón, Australia, Nueva Zelanda. La deja con 38 integrantes, tras incorporar a países de Europa central y del Este y a Israel, pero también a tres latinoamericanos: Chile (2010), Colombia (2020) y Costa Rica (2021). Además, Argentina, Brasil y Perú son tres de los seis candidatos a la adhesión. El resultado es que la OCDE ya no es el “club de los países ricos” que era considerado por muchos hace unos años.

  1. Lucha contra el cambio climático.

La lucha contra el cambio climático y sus consecuencias económicas desastrosas se han convertido en los últimos años en otras de las prioridades de la OCDE, que defiende la sostenibilidad ambiental y las oportunidades de la transición a la economía verde. Aquí también la organización tuvo que bregar con la Administración Trump en defensa de los Acuerdos de París de 2015. Estados Unidos, el mayor contribuyente a la OCDE, impidió por ese motivo durante tres años seguidos que hubiera una declaración de consenso en las reuniones ministeriales anuales y obligó a Gurría a usar toda su habilidad diplomática para evitar males mayores.

Con información de: Milenio.

Publicaciones Relacionadas
EconomíaMedio ambienteTurismo

Siguen presas de Sinaloa en rojo, a excepción de Huites y Sanalona

Medio ambienteOpinión

La limpieza de la “Isla Venados”

Historias ResilientesOpinión

No somos perfectas, sólo somos madres, con otras vidas y otras sonrisas

Opinión

Ganar Perdiendo