¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

Historias ResilientesNavolato

El Ayale y sus propiedades curativas

Su nombre científico es Crescentia alata y su nombre común Tecomate, Ayal o Ayale.

ayale

En Navolato existen muchas teorías sobre este peculiar árbol. Como pocos, si no es que único. Da su fruto en el tallo, y sus hojas tienen forma de cruz.

Don Óscar asegura que su Tata Chuy le contó que según los de antaño, decían que hacía muchos años atrás, pasó por ahí el diablo, y que se sentó a sombrearse bajo un Ayale. Desde entonces, el árbol cambió sus hojas. Se convirtieron en cruz para alejar la maldad de aquel personaje, y que el mal aroma quedó impregnado en las flores dejando un olor fétido, que atrae a las moscas y otros animales carroñeros.

Lee también: El misterioso árbol de la cruz que te curará algunos males

Leyendas como esa inundan Navolato. Sin embargo, también hay quienes asegura que es un fruto al que sus antepasados le atribuían poderes mágicos.

Dicen que el fruto del Ayale lo dejaban madurar y cuando la pulpa tomaba un color oscuro, le agregaban mezcal y lo tomaban como remedio para los dolores musculares.

Pero no solo eso. Actualmente, hay quienes siguen con aquellos remedios ancestrales y lo utilizan como remedio para la tos y enfermedades respiratorias, le agregan alcohol, tequila o mezcal y lo consumen para aliviar esos males.

También puedes leer: Conrado Solís. Un estandarte musical

Incluso, hay quienes aseguran que el Ayale, tiene propiedades casi mágicas. No falta el que dice que con remedios elaborados con el fruto del Ayale se ha curado de cáncer, enfermedades propias de la mujer y en últimos días hasta de Covid.

“Recuerdo que cuando era niña entré a un curso de tejido y no tenía las agujas para tejer. Mi abuelo me hizo un par de agujas con los brazos del Ayale ya que es muy macizo. Gracias a esa creatividad de mi abuelo aprendí a tejer”, dice Anabel Reyes.

A los navolatenses ese árbol no les trae más que buenos recuerdos. Lo mágico del Ayale son todas las historias, las leyendas y hasta los recuerdos que rondan a su alrededor.

Igual y si sus remedios no consiguen curar ningún padecimiento, lo que sí les cura es el alma. En esos recuerdos se anidan las propiedades mágicas de un viejo Ayale a la orilla de algún campo. En Navolato el Tecomate es también un pueblo en la sierrita costera del municipio. Un lugar de muchos ayales.

Lee: El Tacuarinero, un recuerdo que permanece vivo

Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Publicaciones Relacionadas
HistoriasHistorias ResilientesNavolato

Esteban Guzmán; una vida dedicada a servir en Navolato

Medio ambienteNavolato

Deudores se ponen al día con la Junta de Agua Potable de Navolato

Navolato

Periódico Tus Buenas Noticias Navolato - Enero 2022

Frases de SabiduríaHistorias Resilientes

La metáfora de la libélula y los ciclos de la vida

Vale la pena leer...
VIDEO: Conoce el Panteón de El Verde, Concordia