¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

No pasa nada

Buscó valor en las drogas y encontró 29 años de prisión

José Ángel

José Ángel quiso convertirse en un hombre valiente, pero con el primer consumo de drogas se graduó de asesino.

José Angel resumió todos los pasos de la vida en las drogas en un solo día. Buscó valor en las drogas y encontró 29 años de prisión. Animarse a hacer cambios en tu vida requiere de valor y coraje. Pero cuando lo buscas con caminos alternos y ‘salida fácil’, las drogas resultan bastante atractivas, pero con pésimo resultado.

“Pues sí me pesa ¿vedá? no, no haber tenido una vida vida desde un principio ¿vedá? De no poder haber evitado pues estar mucho tiempo, ¿vedá? en prisiones, en la correccional de menores, en las calles, en las pandillas, las drogas ¿veá? Estar perdiendo mi vida nomás ahí ¿vedá? Estar perdiendo ¿veá? todo lo que en realidad uno merece como persona, una persona que tenga un buen propósito de vida, una buena familia que crezca también…”, confesó José Ángel Almanza.

“¿No pasa nada?” se pregunta la asociación Malala Academia en relación a los efectos de las drogas en los jóvenes, en sus familias y en su ciudad. Y para mostrar la realidad de este mundo, nos comparte el testimonial número dieciséis de la serie.

Conoce su historia completa:

Con esta campaña de prevención, Malala Academia busca generar conciencia sobre el consumo de drogas, el daño que provoca, y todo lo que pierden las víctimas de las drogas.

De esta manera, exhorta a la sociedad, medios de comunicación e instituciones a sumarse para disminuir los niveles de drogadicción en México. Y tú, ¿crees que “No Pasa Nada”?.

Después de quitarle la vida a un joven inocente, se dirigió a su casa sin esperar que los judiciales lo persiguieran y le dispararan por el crimen cometido. Su padre fue quien lo entregó a los policías y la correccional de menores se convirtió en su hogar.

Las rejas no sirvieron para controlar las adicciones de José, pues aún después de haber cumplido con su estancia en la correccional, siguió consumiendo marihuana y decidió probar la cocaína. Acto siguiente, las drogas lo llevaron a la categoría de homicida. En su estado alterado mató a una persona, fue así como le regalaron la condena de 29 años en prisión.

Hoy José Ángel Almanza se arrepiente por el tiempo perdido y mal empleado. Pero agradece tener la oportunidad de cambiar y lamenta el que sus amigos no lo acompañen en su transformación, pues ellos no corrieron con su suerte. Muertos ya no volvieron a consumir nada.

El anhelo de su corazón es que sus amigos volvieran a sonreír con él. Arreglando su vida pasa los días buscando que su mal ejemplo tenga un mejor destino, para que nadie recorra el camino de la muerte que deja la ruta de las drogas. ¿Y tú por dónde vas?

Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Publicaciones Relacionadas
No pasa nadaOpinión

Fentanilo, la otra epidemia

No pasa nada

De drogadicto pasó a ser servidor contra las drogas; ¡el héroe de sus hijas!

No pasa nadaSalud

¿Cómo detectar si tu hijo consume drogas?

No pasa nadaSaludSeguridad

Conoce las 5 sustancias más adictivas del mundo de las drogas

Vale la pena leer...
Conoce el reglamento para el consumo de marihuana medicinal en México