¿Qué es la Inteligencia Emocional?

Inteligencia Emocional

Para Daniel Goleman, la inteligencia emocional implica cinco capacidades básicas: descubrir las emociones y sentimientos propios, reconocerlos, manejarlos, crear una motivación propia y gestionar las relaciones personales.

Entonces, ¿qué es la inteligencia emocional?

Se trata de conectar las emociones con nosotros mismos; saber qué es lo que siento, poder verme a mí y ver a los demás de forma positiva y objetiva.

¿Cómo se definen las emociones?

Como un estado afectivo que experimentamos, una reacción subjetiva al ambiente que viene acompañada de cambios orgánicos de origen innato, influidos por la experiencia.

Inteligencia Emocional

¿Cuáles son las emociones que vivimos en el día a día?

La tristeza

La valoración de la tristeza está relacionada con la pérdida o el fracaso. Puede cubrir experiencias del pasado, presente o futuro.

La sorpresa

Se produce ante una situación imprevista, novedosa o extraña, lo cual hace que todos los procesos psicológicos se dediquen a procesarla.

La ira

Está basada en la idea de que hemos sido indignamente ofendidos, lo que produce una sensación de dolor y un deseo de venganza.

El miedo

Es la más primitiva reacción a la amenaza de daño o muerte. Es como un sensor que avisa del riesgo vital.

El asco

Una marcada aversión producida por algo desagradable o repugnante.

La alegría

La alegría se vive como una experiencia positiva, placentera y reforzante, acompañada de sentimientos de placer, confort y bienestar. La mente y el cuerpo se encuentran en equilibrio posibilitando una sensación de relajación y un incremento de la autoestima.

¿Dónde radican las emociones?

En el cerebro.

¿Cuáles son las funciones de las emociones?

Inteligencia Emocional

• Motivar

• Adaptar

• Informar

¿Cómo se define la conciencia emocional?

La capacidad de reconocer el modo en que nuestras emociones afectan a nuestras acciones. Las personas dotadas de conciencia emocional:

• Saben qué emociones están sintiendo y por qué.

• Comprenden los vínculos existentes.

• Conocen el modo en que sus sentimientos influyen sobre su rendimiento.

Las emociones y el estado de ánimo están en nosotros, en nuestra mente. Es por ello que está en nosotros mismos, nuestra salud mental y bienestar.

El estado de ánimo puede cambiarse, ¿cómo es esto?

El primer paso es identificar el estado de ánimo actual y el estado de ánimo deseado, después de que se conocen estos, se utiliza un ancla.

¿Cómo se define la libertad emocional?

Es la posibilidad de ir de un estado de ánimo a otro.

Y bien, ¿ya podría definir “inteligencia emocional”?

Hasta la próxima…

Recomendamos leer:

Te has puesto a pensar, ¿qué tan feliz eres?
Vámonos de vacaciones de verano

Sobre el autor Ver publicaciones

Dra. Karla Lozano

Consultora y coach de vida