¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

Opinión

4 consejos para pasar de soñador a realizador

Bill Gates comparte sus consejos para pasar de soñador a realizador. El multimillonario asegura que es el secreto para lograr el éxito empresarial 

El camino al éxito empresarial no es sencillo, requiere de lucha, perseverancia, paciencia, creatividad y mucho ánimo por luchar  para alcanzar esos sueños. El camino no es sencillo para pasar de soñador a realizador.

Por ello el magnate de la información Bill Gates comparte  por medio de bolsaforex.com cuatro consejos para lograr el éxito empresarial y dejar de ser un soñador para convertirse en un realizador.

“Bill Gates ha dado muchos consejos sobre cómo vivir una vida exitosa o llevar un negocio exitoso. 

El alto objetivo que el fundador de Microsoft establece a diario no es imposible de alcanzar.
Sin embargo, requerirá desarrollar y practicar algunos hábitos nuevos. 
Allanar su propio camino hacia el éxito significa soñar menos y hacer más de lo que el propio Gates ha hecho mientras se convierte en la cuarta persona más rica del mundo.

Aquí hay cuatro cosas que claramente separan a los hacedores de los soñadores:

1. Los hacedores cultivan su curiosidad.


En 2019, Gates habló con estudiantes, padres y ex alumnos en el alma mater de su escuela secundaria en Seattle. 
Una pregunta que se le hizo a Gates es especialmente digna de mención para la próxima generación de trabajadores: 
“¿Cuáles son las habilidades que los estudiantes de hoy necesitan saber para prosperar en el mundo de 2030 y 2040?”
Gates respondió: 
“Para el alumno curioso, estos son los mejores momentos, porque su capacidad para actualizar constantemente sus conocimientos con podcasts o conferencias en línea es mejor que nunca”.
Gates destacó la importancia fundamental de la curiosidad como marco para adquirir conocimientos. 
Una mentalidad de crecimiento como base e impulso para mantener la curiosidad y seguir aprendiendo, dijo Gates, ayudará a preparar a los futuros trabajadores para los inmensos cambios que tendrán lugar.
Gates ha mantenido un increíble apetito por la curiosidad y el aprendizaje de cosas nuevas a lo largo de los años. 
En una entrevista con The New York Times, Gates dijo que lee hasta 50 libros cada año: 
“Es una de las principales formas en que aprendo, y lo ha sido desde que era niño”.

La curiosidad no solo es clave para el proceso de aprendizaje, sino que también es excelente para la satisfacción general con la vida, según la ciencia. 
Varios estudios de investigación sugieren que las personas curiosas tienen mejores relaciones, se conectan mejor y disfrutan más socializando. 
De hecho, otras personas se sienten más fácilmente atraídas y socialmente más cercanas a las personas que muestran curiosidad.

2. Los hacedores empoderan a los que dirigen.


Como director ejecutivo de Microsoft, Gates expresó una ideología que ahora se demanda en las culturas laborales centradas en las personas: 
“Al mirar hacia el próximo siglo, los líderes serán aquellos que empoderen a los demás“.

Una cosa sigue siendo más cierta ahora que nunca: 
los buenos líderes se distinguen por influir y empoderar eficazmente a sus trabajadores en tiempos de crisis. 
Lo hacen respondiendo a diario a los desafíos que enfrenta su gente y haciendo lo que sea necesario para proteger a los empleados o al negocio.
Es tener en cuenta las necesidades de salud mental de los empleados y sus familias, ya que el aislamiento social, las dificultades económicas y otras incertidumbres de la vida pesan sobre las personas de maneras únicas.
Así es como los grandes líderes brillan valientemente con demostraciones heroicas de empatía y compasión cuando otros seres humanos están deprimidos. 
También es el tipo de líder que necesitaremos en una economía posterior a una pandemia, a medida que nos recuperamos y avanzamos.

3. Los hacedores delegan sus debilidades.

Otro tipo de mentalidad necesaria para construir su propio éxito es algo que puede beneficiar a todos los profesionales ocupados: aprender a delegar mejor.
Gates admite que delegar no le resultó fácil en los primeros días de Microsoft. 
Sabía que su obsesión por la programación no era sostenible si la empresa iba a escalar, por lo que tenía que confiar conscientemente en la capacidad de otras personas para escribir software.
A medida que Microsoft crecía, también lo hacían sus responsabilidades de gestión. 
Gates pronto se dio cuenta de que tenía que aprender a delegar sus debilidades, como administrar el lado de las personas del negocio, en las fortalezas de otras personas.
Si sus responsabilidades han superado su capacidad para manejarlas, el primer pilar para una delegación exitosa es tener un gran equipo a su alrededor que pueda manejar la tarea. 
Y se debe establecer una confianza bidireccional para que cualquiera se sienta cómodo delegando y compartiendo responsabilidades.

4. Los hacedores se enfocan en las cosas que más importan.


Gates también reconoce rápidamente a su amigo cercano Warren Buffett como un maestro cuya sabiduría ha tenido un gran impacto en su vida. 
Reconociendo una de las mayores fortalezas de Buffett, Gates le da a Buffett todo el crédito por una lección de vida básica que lo ha llevado a su propio éxito:
“No importa cuánto dinero tenga, no puede ganar más tiempo”, escribe Gates. 
Solo hay 24 horas en el día de todos. 
 
Warren tiene un agudo sentido de esto. 
No deja que su calendario se llene de reuniones inútiles.
Esto requiere enfocarse intensamente en lo que es esencial para usted y su negocio, y bloquear ideas, información y opiniones que distraigan. 
La pregunta que debe hacerse siempre en el transcurso de su día es: 
“¿Es esto importante en este momento?”
Para comprender realmente lo valioso que es su tiempo, comience por evaluar sus reuniones. 
Las reuniones inútiles son sin duda un obstáculo en el camino para concentrarse y aprovechar al máximo su día.
Y las personas exitosas, como Buffett y Gates, son muy conscientes de que deben centrar todo el día en las cosas que más importan. 
Se manejan extremadamente bien a fin de administrar su tiempo y concentrarse en esa “única cosa”.
También puedes encontrar el artículo íntegro en: Bolsaforex.com
Publicaciones Relacionadas
Medio ambienteOpinión

La limpieza de la “Isla Venados”

Historias ResilientesOpinión

No somos perfectas, sólo somos madres, con otras vidas y otras sonrisas

Opinión

Ganar Perdiendo

Historias ResilientesOpinión

El día de las Buenas Acciones

Vale la pena leer...
¿El fin de la carne?