Buenas noticias: Más de 19,300 recuperados de COVID-19 en Sinaloa #QuédateEnCasa

Opinión

Los autos de gasolina desaparecerán en 8 años

autos de gasolina

Este siglo se distinguirá por la transformación de los autos de gasolina y el adiós al uso indiscriminado de combustible fósil.

Llegó el tiempo de la transformación. Hoy estamos ante el dilema de concebir el uso de los autos bajo una perspectiva de rentabilidad, movilidad y ambiente. Empieza un nuevo pensamiento en la concepción del automóvil.

Un Tesla Model S tiene 18 piezas móviles, 100 veces menos que un automóvil de combustión.
El mantenimiento es esencialmente 0.
Es por eso que Tesla ofrece garantías de millas infinitas.

No se venderán más automóviles, autobuses o camiones de gasolina o diésel en el mundo en 8 años.
Todo el transporte terrestre cambiará a eléctricos, lo que provocará el colapso de los precios del petróleo y la desaparición de la industria del petróleo.

Este es el pronóstico futurista del economista de la Universidad de Stanford, Tony Seba.
El informe del profesor, con el título de Repensando el Transporte 2020-2030, se ha vuelto viral y está causando ansiedad.

La premisa de Seba es que la gente dejará de conducir por completo.
Cambiarán en masa a vehículos eléctricos (EV) que son 10 veces más económicos que los autos basados en fósiles, con un costo marginal de combustible cercano a 0 y una vida útil de 1.6 millones de kilómetros.

Sólo los nostálgicos se aferrarán al viejo hábito de la propiedad del automóvil.
El resto se adaptará a los vehículos bajo demanda.
Será difícil encontrar una gasolinera, partes o alguien para reparar las 2,000 piezas móviles del motor de combustión interna.
Los concesionarios desaparecerán para el 2024.

Las ciudades prohibirán los conductores humanos una vez que los datos confirmen lo peligrosos que pueden ser.
Habrá un varamiento masivo de vehículos.
El valor de los autos de segunda mano se hundirá.

Es una espiral de muerte para grandes petroleras y grandes autos, con desagradables implicaciones para algunas grandes compañías, a menos que se adapten a tiempo.

El precio del crudo a largo plazo caerá a $25 dlls. por barril.
La mayoría de las formas de perforación de lutitas y aguas profundas ya no serán viables.
Los activos quedarán varados.
Escocia perderá toda bonanza del Mar del Norte.
Rusia, Arabia Saudita, Nigeria y Venezuela estarán en problemas.

Es una amenaza existencial para Ford, General Motors y la industria automovilística alemana.
Se enfrentarán a una elección entre fabricar vehículos eléctricos o reinventarse a sí mismos como compañías de servicios de autoservicio, variantes de Uber y Lyft.

La próxima generación de automóviles será “computadoras sobre ruedas”.
Google, Apple y Foxconn tienen la ventaja disruptiva.
Silicon Valley es donde está la acción, no Detroit, Alemania o Toyota City.

El cambio está impulsado por la tecnología, no por las políticas climáticas.
Las fuerzas del mercado lo están logrando con una velocidad que los gobiernos nunca podrían esperar alcanzar.

Estamos en la cúspide de una de las interrupciones de transporte más rápidas y profundas de la historia.
Los vehículos con motor de combustión interna entrarán en un círculo vicioso de costos crecientes.

El punto de inflexión llegará en los próximos 2 o 3 años, cuando las baterías de EV superen las 200 millas y los precios de los automóviles eléctricos bajen a $30,000 dlls.
Para 2022, los modelos básicos bajarán a $20,000 dlls.

Lo que dice la curva de costos es que para el 2025 todos los vehículos nuevos serán eléctricos.
Todo lo que se mueva sobre ruedas será eléctrico, globalmente.

La demanda mundial de petróleo alcanzará un máximo de 100 millones de barriles por día para el 2020, cayendo a 70 millones para el 2030.
Habrá demanda de petróleo para las industrias químicas y aviación.
Nasa y Boeing están trabajando en aviones híbridos eléctricos para vuelos de pasajeros de corta distancia.
El uso de petróleo para el transporte por carretera disminuirá de 8 millones de barriles por día a 1 millón.

Los costos del seguro caerán en un 90%.

El costo por milla para los vehículos eléctricos será de 6.8 centavos de dólar, lo que hará que los autos de gasolina se vuelvan obsoletos.
El hogar promedio ahorrará $5,600 dlls. por año al hacer el cambio.
El gobierno de los Estados Unidos perderá $ 50 mil millones al año en impuestos sobre el combustible.

Ciertos países, empresas y campos de alto costo verán que su producción de petróleo se aniquila por completo.
Exxon-Mobil, Shell y BP podrían ver que entre el 40% y el 50% de sus activos se estancan.

India está elaborando planes para eliminar gradualmente todos los automóviles de gasolina y diésel para el 2032, superando a China en una carrera de electrificación por Asia.
El objetivo es reducir la contaminación y romper la dependencia del petróleo importado.

China se está moviendo en paralelo, impulsando 7 millones de vehículos eléctricos para 2025, impuesto por una cuota mínima para vehículos de “nueva energía” que traslada la carga del cambio a los fabricantes.

Todo esto está sucediendo mucho más rápido de lo que Arabia Saudita y la OPEP habían asumido.
La Perspectiva Mundial del Petróleo del cártel el año pasado descartó a los vehículos eléctricos como una curiosidad marginal que haría poca diferencia a la creciente demanda mundial de petróleo.

El reino está cerrando sus apuestas vendiendo trozos del gigante petrolero estatal Saudi Aramco para financiar la diversificación lejos del petróleo.

La OPEP, Rusia y los estados exportadores de petróleo están atrapados y se verán obligados a disminuir la producción en 2018 para detener la caída de los precios.
El fracking ahora es tan eficiente que puede limitar los precios del petróleo en un rango de $45 a $55 hasta el final de la década.
Para entonces, la ventana histórica se cerrará.

Los vehículos eléctricos son 4 veces más eficientes que los automóviles de gasolina o diésel, que pierden el 80% de su potencia en calor.
Lo que cambia la ecuación es la llegada de los modelos EV con la aceleración y el rendimiento de un Lamborghini.
El tren eléctrico es mucho más potente.

El efecto no se limita a los automóviles.
Más del 70% de las rutas de transporte, ya se encuentran dentro del alcance de la batería, y las baterías están mejorando cada año.

Los vehículos eléctricos aumentarán la demanda de electricidad en un 18%, pero eso no implica la necesidad de una mayor capacidad.
Tomarán energía en momentos de máxima oferta y la liberarán durante la demanda máxima.
Ellos mismos son un depósito de almacenamiento, lo que ayuda a suavizar los efectos de la energía solar y eólica intermitente y absorber el exceso de carga base de las centrales eléctricas.

El orden geopolítico mundial se reformará casi de la noche a la mañana.
Pero la humanidad disfrutará de una enorme ganancia de bienestar.

Autor

Reflexiones del lector es un espacio abierto a contribuciones del público. Se privilegia la publicación de textos que enaltezcan el valor humano, que mediante propuestas construyan ciudadanía, que busquen el bien común y promuevan la reconciliación social. Las opiniones vertidas aquí no necesariamente representan la opinión del medio, sino del autor. Tus Buenas noticias se reserva el derecho de seleccionar o intervenir los textos a publicar.
    Publicaciones Relacionadas
    Opinión

    Adaptándonos a un Mundo Nuevo

    HistoriasOpinión

    Carta a la discapacidad

    EconomíaOpiniónSalud

    Las fiestas navideñas deben verse diferentes este año.

    OpiniónSalud

    Cómo engordar en EU y mantenerte en forma en Japón

    ¡Invita a tus amigos a ser parte de Tus Buenas Noticias!

    Deja un comentario