Buenas noticias: Más de 16,400 recuperados de COVID-19 en Sinaloa #QuédateEnCasa

Opinión

Cada granito de arena ayuda

granito de arena

Columna: Reflexiones de un aspirante a buen vecino. Por Miguel Calderón

Hay diferentes niveles de impacto en el actuar de un buen vecino. Hay quienes pagan sus impuestos a tiempo, tienen un alto respeto por el medio ambiente en su vida cotidiana y respetan las reglas de convivencia colectiva permanentemente.

También hay quienes investigan y dan con la solución científica a problemas que ponen en jaque a la humanidad. Independientemente del grado de impacto de cada caso es muy valiosa la aportación de todos.

Trataré de hacer una conexión entre estas categorías de aportación a la buena vecindad y a una mejor vida en sociedad.

Los casos de 2 personas me serán útiles para ello: Una mujer madre de trillizos de nombre Sarah y Eduardo, padre de familia. A Eduardo le llamó la atención cómo un grupo de mujeres dedicadas a la producción de leche de vaca se contagiaban de viruela de su contacto con los animales. Tomó nota de que los padecimientos de esta enfermedad en las lecheras resultaban menos dañinos que la viruela humana. Llagas en las manos era la evidencia recurrente, pero con franca recuperación a los pocos días.

granito de arena

La curiosidad científica lo llevó a probar su hipótesis en un niño de 8 años colocando en el cuerpo del infante el virus vacuno. A las semanas este mismo niño podía convivir con otros niños portadores de viruela humana sin preocupación alguna.

Eduardo había creado la primera vacuna en la historia de la humanidad que dio los resultados más impactantes en la segunda mitad del siglo XX con la erradicación de esa enfermedad.

granito de arena

Eduardo es de apellido Jenner, pero según entiendo sin parentesco alguno con Kylie, la famosa socialité. Imaginó a Sarah atendiendo a tres bebés al mismo tiempo mientras ellos lanzan sus llantos al cielo para comunicar su hambre, su sueño o su malestar. La imaginó haciendo equipo con su esposo para sacar esa encomienda adelante.

Pero también la veo trabajando en un sofisticado laboratorio. Ella encabeza a un grupo de científicos que están muy cerca de tener la vacuna contra el COVID-19. Sus entonces bebés ya no son más pequeños. Hoy tienen más de 20 años y son parte de este experimento, que lidera en el mundo las investigaciones de este tipo.

granito de arena

La lógica de la vacuna es muy similar a la de la hipótesis de Eduardo Jenner del que les platiqué antes. Sarah además de combinar sus estudios con el cuidado de su familia tocaba un instrumento musical en aquellos años. Se apellida Gilbert.

La intención de compartir con ustedes este par de historias es registrar que no importa el alcance que tengan nuestras acciones. Tan importante es una aportación como la otra. Sin duda, el impacto de los descubrimientos de Eduardo y Sarah aplican para la solución de problemas que nos han abofeteado como humanidad.

Pero también es claro que algo pasaba alrededor de estos dos valiosos seres humanos. Hay familia, hay hijos, hay estima. Eso es muy relevante y coincide con la mayoría de nosotros, que no tenemos quizás super poderes y super talentos como ellos, pero si tenemos algo de lo cual motivarnos para ser mejores: nuestros seres queridos.

Estoy también pensando en que Sarah y Eduardo han pagado impuestos, han organizado su basura para que el camión pase por ella y han respetado las reglas de tránsito de su comunidad.

La invitación es a aportar lo que tengamos que aportar como buenos vecinos. No importa si lo ves pequeño o grande, pero aporta que tienes una comunidad que te agradecerá.

Recomendamos leer

Publicaciones Relacionadas
Opinión

El Arte y la Buena Vecindad: El Rústico Pintando sus Sueños

OpiniónPolítica

Enfrentamos la pandemia en un entorno político polarizado

OpiniónTurismo

La fiesta de la Taspana, 160 años en la historia en San Javier

EconomíaOpinión

¿Cuáles son las empresas que sobrevivirán?

¡Recibe nuestro boletín semanal!


Vale la pena leer...
Es fácil acabar con la pandemia: USA CUBREBOCA