Chihuahua busca mejorar servicios desde la ciudadanía, jóvenes por delante

chihuahua

Llegó la hora, México está abriendo los ojos a la necesidad de impulsar el desarrollo urbano y regional desde la óptica y esfuerzo de la participación social

Estoy en la Ciudad de Chihuahua, capital del Estado del mismo nombre, invitado por un grupo de estudiantes vinculados a la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y al Tecnológico de Monterrey, Campus Chihuahua, como expositor a un foro para impulsar la figura del administrador municipal por estos lares. Pamela Castellanos en Ciudad Juárez y Alejandra Ogaz en Chihuahua han liderado la idea de debatir públicamente esquemas más efectivos y menos costosos de gobiernos a nivel local.

A Pamela la conocí en persona ayer en Juárez, a Alejandra la conoceré en unos momentos en el Tec de Monterrey, y aunque sé que están rodeadas de un contexto muy diferente, no sólo por las ciudades y por sus instituciones educativas, aseguro que tienen más de una coincidencia. Son entusiastas, son jóvenes y son buenas vecinas del estado de Chihuahua.

chihuahua

Ellas 2 han coordinado a un equipo de estudiantes que expusieron esta idea de discusión pública y transparente ante el Consejo Coordinador Empresarial de Chihuahua y recibieron financiamiento para traer desde el extremo sur del continente americano al Administrador Municipal de Puente Alto, Chile de nombre Cristian Gore, junto al “City Manager” de El Paso, Texas, al embajador Miguel Ruiz Cabañas, ex representante de México ante la FAO y la OEA, para hablar sobre los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

chihuahua

También invitaron a Octavio Chavez, Director para Latinoamérica de la organización gremial que agrupa a los Citys Managers, y como una experiencia no común, a un servidor para platicar acerca del atrevimiento por haber experimentado con la figura de administrador municipal en Navolato.

Chihuahua tiene algunas semejanzas con Sinaloa en el empuje de su sociedad civil para provocar que sucedan mejores cosas en sus entornos. Chihuahua tiene en el FECHAC, una organización independiente, autónoma y apartidista, que discute y apoya ideas en positivo por el bien de la colectividad. Por su parte, Sinaloa tiene en el CODESIN un espacio de colaboración público-privada, cuyo objetivo principal es influir en políticas públicas para la competitividad y el desarrollo económico de Sinaloa.

Sin duda, hoy la responsabilidad social del sector empresarial se siente cada vez más, y el Consejo A Navolato Voy es un nuevo referente. Estoy bien convencido que tenemos también en nuestra tierra de los 11 ríos una versión sinaloense de Pamela y Alejandra.


También te recomendamos leer:

 


 

chihuahua

En la Universidad Autónoma de Sinaloa, en el Tec de Monterrey, campus Sinaloa y las demás universidades locales contamos con estudiantes con buenas ideas, con pasión positiva y decisión de aportarle a la buena vecindad.

Nos platicó Cristian Gore, que en su país Chile, esta idea de que las regiones fueran gobernadas no sólo con una esencia política, sino también con una lógica de eficiencia técnico administrativa surgió del mandato de un Presidente de la República que tuvo la voluntad y le resulto de sentido común transitar hacia modelos de gobernanza de menos fugas y con impactos más positivos.

No registré en la narración de Cristian una participación activa del empresariado, ni de los estudiantes, como sí está sucediendo en Chihuahua. Uno de los alcaldes más populares en la historia de la Ciudad de Nueva York, de ascendencia italiana, Fiorello La Guardia, dijo algo más o menos así: “No existe una manera republicana, ni demócrata de recoger la basura. Existe una manera eficiente o deficiente de hacerlo”.

Más allá pues del Morenismo, del panismo, del priismo y de todos los ismos que implique facción política, en Chihuahua se impulsa la reflexión colectiva para vivir mejor. Vamos tomando el ejemplo de Chihuahua y activemos nuestras Pamelas y nuestras Alejandras para empezar la discusión pública en favor de mejores servicios a través de mejores gobiernos, aportando lo que nos corresponde como buenos vecinos.

¿Con quién y cuándo empezamos?

Sobre el autor Ver publicaciones

Miguel Calderón