¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

Medio ambienteOpinión

El maíz y su importancia para México y Sinaloa

El maíz y su importancia

Dr. Xicoténcatl Vega Picos

Viene a colación el maíz y su importancia, porque México es el centro de origen del maíz (Zea maíz), grano que fue domesticado por los habitantes precolombinos de la zona Mesoamericana hace unos 10 mil años. Este zacate proviene de los “teocintles”, parientes lejanos del maíz, que crecen de manera natural en México y parte de Centroamérica.

El maíz y su importancia

A partir de su domesticación y hasta hoy se convirtió en el grano básico de la alimentación de los mexicanos, además de utilizarlo en la ganadería y procesos industriales. En términos generales sigue siendo el “tlaolli” de México, que en náhuatl significa “nuestro sustento”.

A pesar de ser el país con más diversidad de especies de maíces, hace tiempo que somos dependientes de los Estados Unidos de este grano, especialmente el llamado maíz amarillo, que se usa en la alimentación del ganado. El de consumo humano es el maíz blanco y de ese sí somos autosuficientes. La literatura dice que un país “padece de dependencia alimentaria” cuando exporta sus alimentos básicos y prioritarios.

Bajo esa premisa tenemos una dependencia alimentaria en el grano básico que nuestra población necesita, principalmente para la industria. Los factores de la baja productividad son diversos, pero destacan, de acuerdo con los expertos, la ineficiente administración de los recursos humanos, naturales y financieros.

El maíz y su importancia

A eso súmele la inestabilidad de los precios y la desleal competencia entre las agroindustrias y los pequeños productores. No se tienen políticas que favorezcan a los pequeños productores, quienes terminan migrando a la producción de otros productos. Al final tienes una mayor dependencia alimentaria y un incremento en la inequidad social.

Si no sabía esto sobre el maíz y su importancia, debes enterarte que la autosuficiencia alimentaria en México se enfrenta a un desabasto de fertilizantes y una dependencia extranjera por estos insumos. Tan solo en el 2017 se dispusieron de 4.9 millones toneladas de fertilizantes en el campo mexicano, de las cuales 3.8 millones de toneladas fue importado y 1.1 millones de toneladas fueron producidas en el país.

La carencia de fertilizantes en el mercado nacional inhibe el crecimiento económico. Por ejemplo, la baja producción del maíz amarillo impacta a los productores pecuarios, quienes para cubrir este déficit importan este producto de los vecinos del norte. Esto provocó que en el 2020 se incrementaran sus costos de producción hasta en un 12%, impactando con ello los precios de estos productos en el mercado nacional.

El Gobierno Federal entiende y trató sútilmente de atender esta deficiencia alimentaria y dependencia de fertilizantes del extranjero. Por ello PEMEX elaboró un plan para reactivar la producción de amoniaco y urea en el complejo petroquímico de Cosoleacaque, Veracruz. La idea no era mala, pero las instalaciones son viejas y obsoletas, sumadas al desabasto de gas hicieron imposible y poco rentable la producción. La meta de la paraestatal para el 2020 era producir 420 mil toneladas de amoniaco, pero se quedaron en 118 mil toneladas, provocando con ello el cierre de esa planta, que ya era chatarra en mal estado.

Sinaloa y Sonora juegan un papel importante en la producción de alimentos. Tan solo en Sinaloa se sembraron más de un millón 117 mil hectáreas, con una producción estimada de alimentos de 12´157,641 toneladas, que en mercado superaron los 54,765 millones de pesos (Sinaloa en Números de Agricultura en Sinaloa 2018).

Tomemos de ejemplo el maíz y su importancia económica que representa para Sinaloa y el país. En el 2018 se sembraron más de 683 mil hectáreas de granos en la entidad, con una producción total de 6,410,871 toneladas, aportando el 21.41% de la producción de maíz a nivel nacional.

El proceso de producción de este grano requiere de insumos agrícolas, incluyendo el amoniaco, fertilizante que es de suma importancia para que la planta y el grano termine su crecimiento. Sin embargo, es común que se presenten desabastos de fertilizante, las causas pueden ser variadas, pero el caso es que es recurrente que los agricultores no lo obtengan y cuando lo obtienen es a un alto costo.

Ante toda esta problemática es necesario que la iniciativa privada apuntale la producción de fertilizantes en el país y en nuestra entidad. La construcción de la planta de amoniaco por parte de Gas y Petroquímica de Occidente S.A. de C.V. (GPO) en una primera etapa y urea posteriormente, servirá para fortalecer e incrementar la producción de maíz y el resto de los productos agrícolas en el estado y del país. Ocupará un nicho estratégico para la economía del estatal que actualmente pende de alfileres por grupos antagónicos.

GPO cumple y cumplirá con estrictos protocolos ambientales que superan aquellos exigidos por las autoridades federales. Contempla, entre otras cosas, la recuperación ambiental del sitio Ramsar y coadyuvará con programas específicos para que la pesca vuelva a ser rentable.

Insisto, yo Aquí sí.

Más artículos del mismo autor
Recapturas visuales de aves en la Bahía de Ohuira
La riqueza ornitológica del sitio Ramsar (2025) “Sistema Lagunar Santa María, Topolobampo y Ohuira”

Publicaciones Relacionadas
EconomíaMedio ambienteTurismo

Siguen presas de Sinaloa en rojo, a excepción de Huites y Sanalona

Medio ambienteOpinión

La limpieza de la “Isla Venados”

Historias ResilientesOpinión

No somos perfectas, sólo somos madres, con otras vidas y otras sonrisas

Opinión

Ganar Perdiendo

Vale la pena leer...
4 recetas para hacer queso a base de plantas