Harakiri mexicano

Harakiri mexicano

Hay muchas formas de construir una nación, pero a veces estamos más prestos a destruirla

La costumbre de criticar y denigrar a nuestros presidentes y a otros gobernantes, pudiéramos llamarlo el Harakiri mexicano.

Suponerlos que son perfectos.
Que no tienen errores, ni fallas.
Que siempre actuarán como cree cada uno que deben actuar.
Que nos darán gusto a todos.

Olvidamos que son humanos.
Que son como cualquier otro mexicano.
Con virtudes y defectos.

Harakiri mexicano
Creer que todos podemos estarnos burlando de ellos.
Que es muy gracioso.

Pues no, ni es gracioso, ni tenemos porque hacerlo, ni es digno, ni es bueno.
De hecho, le estamos haciendo un gran daño a nuestro querido país.
Nos estamos haciendo un gran mal.
Nos estamos haciendo harakiri.

Desde Fox, pasando por Calderón y Peña Nieto estamos haciendo lo mismo.
“Buliando” a nuestros presidentes.
Bloqueándolos.

Para que el país prospere necesitamos empujar todos en la misma dirección.
Si solo tenemos fuerzas encontradas el país no irá a ningún lado.

El presidente propone el rumbo, ideas de mejora.
Apoyarlo es lo mejor que podemos hacer.

Si quieres, no lo apoyes en todo, en lo que no te gusta no lo apoyes.
Pero de seguro propone algunas cosas con las que estás de acuerdo.
Esas apoya.

No critiques, ni te burles, ni difundas las críticas.
Le haces un daño al país, a ti y a los que quieres.

No mates a México, deja vivir la esperanza.

Continúa reflexionando con nosotros en nuestra categoría “Reflexiones al Lector”

¿Crees que México debe ser más propositivo que crítico?

Loading ... Loading ...

Sobre el autor Ver publicaciones

AC