Mérida en la Cumbre de Premios Nobel de Paz. ¿Sinaloa cuándo?

Cumbre de Premios Nobel de Paz

Columna Reflexiones de un Aspirante a Buen Vecino. Por Miguel Calderón

¿Sabes qué tienen en común Frederick De Klerk, Jody Williams, Shirin Ebadi, Lech Walesa, La Fundación Desmond Tutu y Rigoberta Menchú? Todos ellos han sido ganadores del Premio Nobel de la Paz y están reunidos en este momento en algún lugar del mundo. Ese lugar es México, específicamente Mérida, Yucatán, abrazando la Cumbre de los Premios Nobel de Paz.

Nunca habían coincidido tantos galardonados de este premio en un sólo lugar para discutir un tema inacabado: la construcción de paz. 19 instituciones y 11 personalidades hicieron el viaje desde sus lugares de origen hasta la península yucateca con el fin de reflexionar alrededor de la buena voluntad y la disminución de la violencia en el mundo.

La idea tiene su origen en la mente y la acción de Mikhail Gorbachov, ex presidente de Rusia, quien decide impulsar una plataforma que congregue mensajes inspiradores, provocando una conversación colectiva en la que se coincida en la consolidación de la paz, la reconciliación y su desarrollo. La primera Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz se realizó en Roma en 1999, pasando por Hiroshima en 2010, Varsovia en 2013, Bogotá en 2017 y aterrizando este 2019 en nuestro país. Hoy por hoy es el evento anual más importante del mundo encaminado a construir paz.

Cumbre de Premios Nobel de Paz

En esta ocasión la reunión será de tres días: jueves 19, viernes 20 y sábado 21 de septiembre, en los cuales se escuchará de la voz de los laureados los retos, desafíos y recomendaciones que implican el luchar por la paz. Adicionalmente se celebrarán una serie de foros con temas como: “La importancia de las redes sociales en la construcción de paz”, “el periodismo y la construcción de paz”, y “el arte y el deporte como constructores de paz”.

Este fin de semana Mérida está de fiesta al ser el epicentro de una discusión milenaria: ¿cómo hacer de nuestra convivencia colectiva una relación de mayor paz y de menor violencia? Esta Ciudad del sureste mexicano lo ha estado logrando al ser señalada por diferentes índices y rankings como el conglomerado urbano más pacífico de México.

Esto, según nuestros amigos yucatecos, se ha logrado por una bendita combinación: una intensa comunicación entre vecinos, la apropiación de los habitantes de sus espacios públicos, el castigo efectivo de las faltas públicas y un desempeño profesional y honesto de sus policías. La blanca Mérida tiene connotaciones muy diversas, pero en estos días una de ellas es, sin duda, la de la ausencia de violencia.

¿Culiacán podría aspirar a ser sede de una Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz? En mi personal forma de ver el futuro, estimo que las posibilidades existen. Existen porque en nuestros entornos contamos con vecinos, autoridades, académicos y colectivos dispuestos a luchar por la paz de nuestras calles y plazas. Existen también estas posibilidades porque podemos, en pocos años, convertirnos en ejemplo de un lugar que algún momento fue emblemático por sus índices de homicidios y que pasó a ser símbolo de armonía social.

Lee: Reporte comparativo de incidencia de delitos Mérida-Culiacán

¿Cómo se logra esto? Un ejemplo está allá a kilómetros de aquí: en Mérida. Pero algo más cercano y al alcance de nosotros está aquí a un lado, en nuestras casas, en nuestras familias, en nuestro convivio diario, en nuestra buena vecindad.

Reitero: yo sí creo que, en algún momento, una de dos: o tendremos un premio nobel de la Paz de Sinaloa o seremos sede de esta famosa cumbre. Y tú, ¿cómo ves nuestro futuro?

>>Continuar con reflexiones Tus Buenas Noticias<<

Sobre el autor Ver publicaciones

Miguel Calderón