Buenas noticias: Más de 30,800 recuperados de COVID-19 en Sinaloa #QuédateEnCasa

Seguridad

Alejar a los jóvenes del homicidio es clave para conseguir la paz

jóvenes del homicidio

Invertir en el fortalecimiento del sistema judicial para desarrollar una seguridad multidimensional ayudaría a contrarrestar el efecto del delito: IPM.

Cada año, más de una tercera parte de las víctimas de homicidio se ubican entre las edades de 15 a 29 años. Para revertir esta tendencia es importante proteger la integridad del sistema electoral, proteger a los ciudadanos y empresas de la criminalidad oportunista y poner en marcha programas y políticas públicas para prevenir la violencia interpersonal, puntualiza el Índice de Paz México (IPM) 2020. Alejar a los jóvenes del homicidio, construye ciudades pacíficas.

El IPM 2020 señala que el homicidio fue la principal causa de muerte entre los grupos de 15 a 44 años, y la cuarta causa de muerte más frecuente entre los niños de cinco a 15 años en 2017. Por ello, la importancia de alejar a los jóvenes del homicidio.

Con más de 35,500 homicidios, la tasa creció 1.4% para alcanzar 28 muertes por cada 100,000 personas durante 2019, lo que fue un aumento notablemente menor en comparación con los años anteriores.

Además, el mismo informe, menciona que “el incremento en las tasas de homicidios ha ido de la mano del aumento de otras formas de violencia”. Por tanto, sugiere que México atienda cuatro dinámicas distintas, cada una con requerimientos únicos de política pública, para revertir la tendencia:

Frenar la violencia política: con el propósito de proteger la integridad del sistema electoral, sobre todo a nivel local, ya que en este ocurren dos terceras partes de toda la violencia política.

Violencia oportunista: Proteger a los ciudadanos y a las empresas de las múltiples formas de criminalidad oportunista, como son el robo y la extorsión, entre otras.

Violencia interpersonal: Poner en marcha programas y políticas públicas orientadas a reducir y prevenir la violencia interpersonal a fin de disminuir la impunidad y la sobrecarga de casos judiciales, podrían ser útiles los programas de capacitación existentes para la policía y los operadores de llamadas de emergencia, así como las soluciones judiciales de bajo costo, entre ellas los juzgados para adolescentes y los juzgados familiares.

Contener conflictos de cárteles: Por medio de una planeación estratégica de acciones que prevean y eviten disputas por la sucesión tras la detención o muerte del líder de un cártel. Los éxitos logrados a nivel estatal han sido el resultado de dar a la seguridad enfoques multidimensionales para impedir la violencia cuando los líderes son capturados.

Lee: ¿Cómo detener a 50 asesinos en Culiacán?

Costo de la violencia en México

En 2019, el impacto económico de la violencia en México se estimó en 4.57 billones de pesos (US $238 mil millones), lo que equivale al 21.3% del PIB nacional.

En términos per cápita, este mismo impacto fue de 36,129 pesos por persona (esta cifra varía significativamente de estado a estado).

El gasto gubernamental en seguridad interna y el sistema de justicia equivalió al 0.7% del PIB de México en 2019, lo que representó el nivel más bajo entre los países de la OCDE.

También lee: Delitos Graves

Para contrarrestar este efecto, el Índice de Paz México destaca que una justicia penal efectiva requiere mayores y mejores capacidades institucionales, por lo que México debería no solo invertir más, sino invertir mejor en fortalecer su sistema de justicia.

El impacto económico de la violencia en México es ocho veces mayor que el gasto público en salud y seis veces mayor que el gasto en educación. Esto da idea de la magnitud en que la violencia coarta la economía de México y de cómo incluso pequeñas reducciones en la violencia pueden liberar recursos para reorientarlos a los servicios públicos.

Si México redujera su tasa de homicidios en 10% —lo cual es un objetivo alcanzable—, el impacto económico del homicidio disminuiría en 219 mil millones de pesos. Una reducción así equivaldría a cuatro veces el gasto que hizo el gobierno en ciencia, tecnología e innovación en 2019.

De esta manera, conseguir una paz positiva (actitudes, instituciones y estructuras que crean y sostienen a las sociedades pacíficas) impulsaría el crecimiento de los ingresos, mejores resultados medioambientales, niveles más elevados de bienestar, mejores resultados en materia de desarrollo y resiliencia fortalecida. Alejar a los jóvenes del homicidio es posible, y es responsabilidad de todos.

Publicaciones Relacionadas
OpiniónSeguridad

Margarita quería dinero fácil y se ganó 28 años de prisión

HistoriasSaludSeguridad

Las drogas destruyen las ganas de vivir

HistoriasSeguridad

Conoce las consecuencias del homicidio más allá de la muerte

Seguridad

VIDEO: Teresita; una mujer policía que volvió su sueño realidad

Vale la pena leer...
Jóvenes Voluntarios pintan puente peatonal en Villa Juárez