Comprometen esfuerzos para evitar delitos en juventud de Sinaloa

juventud de sinaloa

Organismos civiles e instituciones discuten las causas y formas en que debe tratarse a los jóvenes para evitar que delincan o sean víctimas de delitos

Representantes de Organismos civiles e instituciones gubernamentales se reunieron en un multitudinario evento, participando en el panel “Nuestros adolescentes y jóvenes en Sinaloa”, para hacer alianzas que permitan evitar que la juventud de Sinaloa sea implicada como delincuentes o sean las víctimas de la delincuencia.

El organismo Construyendo espacios para la paz que dirige el Ing. Javier Llausás Magaña organizó el panel que convocó a organismo como Save the Children, Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), Consejo Estatal para la Prevención y Atención de la Violencia Familiar (Cepavif), Sistema DIF, autoridades estatales, jueces del Poder Judicial, jueces de barandilla y diversos organismos de la sociedad civil.

Leticia Velarde, en representación del organismo Save the Children, explicó que tienen 47 unidades de trabajo en Sinaloa donde se le da alimentación a niños, no como asistencia única, sino para generar proceso de participación.

juventud de sinaloa

Explicó que desarrollaron una encuesta con 54 adolescentes de ambos sexos que en vez de estar en el ámbito educativo ya estaban en contacto con delitos, en internamiento o reinserción en Culiacán. Y se sorprendieron de lo que encontraron, “porque sabían que las cosas estaban graves, pero no sabían que estaban tan críticas”, en temas que van desde consumo de drogas, violaciones, delitos y homicidios. El estudio es una herramienta para la identificación de jóvenes en riesgo.

Francisco Castellanos, director de vinculación institucional, de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de SIPINNA, comentó que La privación de la libertad del joven debe ser el último recurso, dándole prioridad a las otras medidas como regresar a la escuela, tratamiento para las adicciones, el servicio a la comunidad y procesos reparatorios para saldar daño a las víctimas, en camino final a la reinserción social.

Explicó que en México el tema de la justicia para adolescentes no ha sido significativa, ya que se tienen 13 millones de adolescentes, y de acuerdo al informe el INEGI, hay 7 mil adolescentes en todo el país que ingresan a centros.

juventud de sinaloa

Dijo que la delincuencia está de los 18 a los 35 años y comentó que todo el esfuerzo se debe poner en evitar que los jóvenes se involucren en los entornos de riesgo. “Y tratar de dar una respuesta con educación, con integración al área familiar y detectar y atender todos los programas relacionados”.

Ana Paola Sáenz, responsable del Monitoreo de Evaluación e investigación de los programas e intervenciones con personas privadas de su libertad y en procesos de reinserción, del organismo Reinserta un Mexicano explicó que hicieron un estudio de factores de riesgo y victimización en adolescentes que cometieron delito de alto impacto social en México<./p>

Con la muestra se atendió el 35 por ciento de la población de adolescentes que están en un centro de internamiento en 10 estados incluyendo Sinaloa, para conocer cuál es el perfil de esos jóvenes, donde se descubrió que para que un niño o adolescente llegue a cometer un delito grave debe vivir situaciones de trauma complejo de forma reiterada.

Comentó que también encontraron que la mitad de los jóvenes privados de la libertad tenían un familiar, pareja masculina, o padre o primos dentro de la cárcel. Implica que hay un descuido de niños y niñas que visitan las cárceles y no hay un programa a nivel nacional que se enfoque en las visitas con niños.

También encontraron que iniciarse más temprano en el consumo de sustancias de droga adelanta la edad de inicio de la vida delictiva.

En este panel también participó Cindy Yaneth Quiñonez del programa Red Paz mx del organismo Save The Children, originaria de la sindicatura de Villa Juárez, Navolato, quien pidió considerar la opinión directa de los jóvenes, como ellos lo hacen en sus foros para saber las necesidades reales de los más desprotegidos y en condiciones de riesgo.

Participó un joven en proceso de reinserción social que contó su experiencia en las drogas, en los delitos, en la privación de la libertad y ahora sus aspiraciones para incorporarse a la educación y la vida productiva, ganándose los aplausos de los asistentes.

Los ponentes recomendaron que las políticas públicas se fundamenten en este tipo de hallazgos.

De manera consecutiva se desarrolló un Taller de protección a Niños y Niñas Adolescentes y jóvenes, y en reunión con representes de SIPINNA y autoridades de todo el estado se analizó el avance de la implementación de programas de atención a jóvenes bajo una perspectiva de la prevención del delito no separada de la administración de justicia.

Sobre el autor Ver publicaciones

Juan Francisco Sotomayor

Licenciado en Ciencias de la Comunicación.
Coordinador de Redacción.
Premio nacional: “Reconocimiento a la Conservación de la Naturaleza 2012”