Buenas noticias: Más de 30,400 recuperados de COVID-19 en Sinaloa #QuédateEnCasa

Medio ambienteSeguridad

México más grande que un terremoto.

Ante sismos y fenómenos naturales hay en México una hermandad pacificadora.

(TBN) La Solidaridad y compromiso expreso durante el rescate de personas el terremoto y otros fenómenos naturales recientes, pone de manifiesto la calidad humana de los mexicanos, su vulnerabilidad al dolor ajeno y su proclividad a buscar la paz.

La esencia histórica de la calidad humana de los mexicanos se fundamenta en un carácter pacifista, hospitalario y de alto sentido de solidaridad sostenido por siglos. Ríe con los que ríen, llora con los que lloran.

El terremoto de 8.2. grados Richter que el 7 de septiembre azotó los estados de Oaxaca, Chiapas, y otras regiones del centro y sur del país, fue considerado el sismo de mayor magnitud en México.

El fenómeno dibujó un cuadro conmovedor entre los connacionales que en su estado de pobreza lloraron por la pérdida de sus seres queridos.

De aquellos que en su ancianidad lloraron el sepelio de sus hijos muertos bajo escombros. Contra sentido natural sepultando a los hijos que debieran sepultar a sus viejos; y ya en su pesar lloraron también la pérdida de sus casas, para empezar a dormir en la calle o bajo los árboles. Sin fuerzas y sin recursos para volver a construir.

De este terremoto y su réplica en días sucesivos se reportaron 95 personas fallecidas en Oaxaca, Chiapas y Tabasco, y unos 800 mil damnificados. Con prisa y entusiasmo los mexicanos respondieron con sentido pesar y ayuda.

terremoto CDMX

Ahora este sismo de 7.1 grados del 19 de septiembre de la ciudad de México, Puebla y Morelos han vuelto a remover la fortaleza y solidaridad de mexicanos.

Siendo el más divulgado de los terremotos del país, los videos y noticias han llegado con inmediatez, y nadie puede privarse de la conmoción y quebranto.

 

El sentimiento por el dolor ajeno, la desgracia personal dibujada en otros.

Entre las historias más devastadoras y animosas, la recuperación de niños bajo los escombros de un colegio.

Por este acontecimiento telúrico, por todos los medios sobran manos para la ayuda y se organizan personas e instituciones para salvaguardar lo más preciado. Bien por ello. Aplausos a la colaboración, abrazos a la disposición.

Cuando todavía no se terminan de contabilizar los fallecidos, todo México se ha cimbrado con el pesar de quienes perdieron familiares. Salvar a los salvables, apoyar a los necesitados. El amor por el prójimo, el compromiso por la vida.

Unamos voluntades para atender hoy lo primordial en la emergencia, y luego ponderar el valor de la vida en otros temas que ya se han vuelto cotidianos pero que afectan a miles de mexicanos.

terremoto CDMX

De los estragos del terremoto construyamos ladrillos de fortaleza humana.

Sin lugar a dudas, hoy es tiempo de mover escombros y levantar la vida. Hoy es tiempo de llorar con los que lloran y poner nuestras manos en servicio.

Ante el embate de fenómenos naturales y fuera de ellos, nada vale más que la vida humana. Nada vale más que el valor afectivo por el prójimo.

Ante la emergencia hoy es tiempo de sumar los brazos para levantar escombros, sumar las manos para dar ayuda.

Ante la tragedia accidental, y contra la descomposición social, sumemos el ánimo para la unidad, sumemos esfuerzos para la hermandad y sumemos los ruegos para generar la paz.

terremoto CDMX

El nacionalismo no se mide en grados Richter, se mide en la fortaleza y continuidad de esfuerzo.

 

Hay un México solidario… más grande que un terremoto.

Publicaciones Relacionadas
Seguridad

¿Cómo construir paz? La búsqueda de la empatía y cero violencia

SeguridadTecnología e Innovación

Cambios en la app de 911 para frenar violencia doméstica

HistoriasMedio ambiente

(VIDEO) ¿sabes dónde será el santuario del elefante BigBoy en Culiacán?

Arte y CulturaHistoriasMedio ambiente

Embellecen la plazuela Vicente Guerrero

Deja un comentario