Necesario el policía facilitador social, no represor

policía facilitador social

Presentan modelo de intervención policial que ha mejorado resultados de seguridad en Morelia, Michoacán.

Bernardo León, ex comisionado de seguridad en el municipio de Morelia, Michoacán, presentó ante organismos de la sociedad civil de Sinaloa un modelo de seguridad basado en 7 estrategias que cambian el enfoque del policía facilitador social, en vez de un policía represor.

El especialista en temas de seguridad señaló que el abandono de los policías durante 100 años puso a los cuerpos de seguridad en una gran desventaja frente al delito.

La primera estrategia tiene que ver con medir correctamente la incidencia de delitos (poner porterías al juego) porque la medición de delitos que hoy se tiene en México se basa en denuncias ante el ministerio público, cundo se ha demostrado que en unos estados el 90 por ciento de las personas afectadas no denuncia los hechos.

El segundo criterio es articular la política criminal, que no es lo mismo que coordinarse como corporaciones, sino articular que cada quién haga lo suyo, “no que todos hagan lo mismo”. Se fundamenta en hacer cambios para que la policía municipal reciba denuncias y las investigue.

policía facilitador social

En el tercer punto propone crear policías de proximidad, que contempla usar o crear las casetas de policía o comisarías para atención a víctimas, con servicios jurídicos, psicológicos, medicina, trabajo social y recepción de denuncias. Hacer un verdadero servicio policial “no ser un espantapájaros con uniforme”, precisa. Señala que rondar las calles en patrullas a 60 kilómetros por hora no inhibe la comisión de delitos.

Como cuarta propuesta propone disminuir la cifra negra de los delitos. Señala que los ministerios públicos no investigan los delitos. Citó el caso de Morelia donde se tuvo 1 mil 360 delitos en 2017, de los cuales sólo se denunciaron 324, y sólo se inició carpeta e investigación en 194 (sin respuesta de investigación), quedando una cifra negra sin atender de un 85.7 por ciento.

El quinto punto se basa en tener una policía municipal con carácter de investigador. Señala que con fundamento en los artículos 221 y 21 constitucional el policía está obligado a investigar los hechos, sin embargo, esto sólo se lo dejan al ministerio público, que en todo México tiene tasas de impunidad del 99.6 por ciento.

Otra estrategia es tener Policía de Calidad. Para ello propone mejorar los salarios cambiando la escala salarial, “porque con el sistema tradicional está vetado que un policía suba de puesto”. La iniciativa incluye control del trabajo policial, honradez, derechos humanos y a la vez contundencia para bajar la criminalidad.

En la última estrategia el especialista incluye la necesidad de hacer Justicia cívica y trabajo en favor de la comunidad. Considera inoperante tener a los infractores de la ley 3 días encerrados en la barandilla, porque vuelven a reincidir; en vez de tenerlos haciendo trabajo en la comunidad, ayudando en las comunidades y hospitales.

Bernardo León comentó que estas iniciativas lograron exitosos resultados en Morelia, Michoacán. Precisó que les tardó un año reclutar los nuevos policías jóvenes, y 2 años para aplicar el programa.

Sobre el autor Ver publicaciones

Juan Francisco Sotomayor

Licenciado en Ciencias de la Comunicación.
Coordinador de Redacción.
Premio nacional: “Reconocimiento a la Conservación de la Naturaleza 2012”

Deja tu comentario

Su correo no sera publicado. Los campos obligatorios están marcados