¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

HistoriasTecnología e Innovación

Con 14 años salvó a su familia de la crisis creando Apps para celular. A los 25 es millonario

Apps

Para Michael Sayman crear Apps comenzó gracias a un juego. Hoy es una estrella de Silicon Valley. Asegura ser un chico normal con mucha determinación.

Michael Sayman tenía 14 años y su familia estaba en plena crisis económica. El restaurante que tenían en Miami parecía condenado a un dramático cierre y hacía rato que no pagaban las costosas cuotas de la escuela de elite a la que con gran esfuerzo mandaban a su hijo.

Preocupados por las deudas, no entendían lo que el chico hacía con la computadora, por eso cuando él les dijo que su aplicación estaba entre las siete más descargadas de Apple ni siquiera le prestaron atención a sus palabras.

apps

Cuando el niño llegó a casa con un cheque de la mítica compañía de la manzanita quedaron atónitos. No podían creer que Michael fuera el gran salvador de una familia de origen boliviano y peruano que luchaba día a día para salir adelante en Estados Unidos. Aquel primer ingreso fue de 5 mil dólares, al mes siguiente ya eran 10 mil y luego 12 mil. Todo se había solucionado gracias a la obsesión del chico.

Puedes leer: Diviértete y aprende con más de 30 actividades para niños

Con algunos problemas para relacionarse con los chicos de su edad, el sitio Club Penguin de Disney, fue donde todo empezó. Algo similar a lo que hoy es una red social, donde los niños podían jugar e interactuar entre sí, se convirtió en el lugar en el mundo para Michael. Muchos lo veían simplemente sentado frente a una computadora, pero él era libre como nunca.

Su mente volaba a pura creatividad y él comenzaba a obsesionarse con un sitio al que soñaba con realizarle algunos cambios para perfeccionarlo. No sabía que estaba empezando en el camino de la programación.

Tres años más tarde, el chico se había perfeccionado como programador de aplicaciones para celulares, los cheques de Apple se acumulaban en su casa y la vida económica de la familia era completamente distinta. Su éxito no pasaba desapercibido y al poco tiempo su nombre y su historia llamaron la atención en Silicon Valley.

Allí, en la meca del mundillo digital, decidieron ir en búsqueda del niño prodigio. Desde California hasta Miami viajó la propuesta de un enviado de Facebook dispuesto a convocar al joven programador a incorporarse al gigante de internet.

“Estaba en clase cuando vi que me llegó un mail desde Facebook diciendo que Mark Zuckerberg quería conocerme”, contó Michael a El Nuevo Herald.

 

La dedicación que le dio a su carrera hizo que sus notas escolares cayeran notablemente. Además, los directivos desalentaron la idea de aceptar aquella propuesta y entonces Sayman comprendió que era el momento de volar. Dejó todo y se marchó a la costa Oeste del país a cumplir sus sueños.

Una nueva vida

Se convirtió en el ingeniero más joven contratado por Facebook a los 17 años, luego siguió su carrera con otro récord: el manager de productos más joven de Google, a los 21. Hoy, con 25, trabaja en Roblox y asegura que los obstáculos en su camino fueron los que lo llevaron a triunfar.

“Crecí con unos padres que montaron su negocio, a su manera, sin demasiados conocimientos, pero con una meta clara, buscar un mundo mejor. Crecí cuando ellos lo tuvieron más duro. Descubrí que yo podría tener una vida mejor si tenía acceso a los recursos adecuados”, señaló a El Español.

Aunque su gran crecimiento profesional no sólo le sirvió en lo económico. Según contó en su libro “App Kid“, la paciencia de los compañeros de Facebook fue clave para su expansión intelectual. Creció, se hizo fuerte en todo sentido y se animó a dar el paso más importante en su vida: admitir públicamente su homosexualidad.

“Tuve mucho miedo. Temía que los amigos de la escuela me rechazasen. O mi familia. Pero no, lo aceptaron. Y fue increíble. Es un gran progreso”, sostuvo en diálogo con People. “De chico pasaba mucho tiempo solo, luchaba para socializar con mis amigos en la escuela y tenía problemas con mi propia sexualidad”, recordó.

Lee también: ¿Mi propio jefe? 5 tips para jóvenes emprendedores

Convertido en millonario y consolidado como un prestigioso desarrollador, ahora Michael trata de compensar todo eso que relegó durante muchos años. “Mi prioridad ahora es seguir creciendo como persona”, afirma y remarca que está enfocado en su salud mental y en tener una vida más activa físicamente.

“Antes estaba tan obsesionado con alcanzar mis metas que me olvidaba de comer o de dormir”, añade el joven que venció la obesidad.

“No hay un genio detrás de todo esto”, asegura cuando le preguntan sobre su “secreto del éxito”. Es que para él simplemente había “un chico promedio con mucha determinación. Cualquier persona puede lograrlo”.

Con información de Clarín.com

Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Publicaciones Relacionadas
HistoriasNavolato

Aarón Hermosillo perdió una pierna, pero gana olimpiadas y afecto

CuliacánHistorias

Mary Echagaray el ángel de los abuelitos y reina de ultramaratones

CuliacánHistorias

Fabiola es la estilista de Altura que te cambia la imagen y tu estado de ánimo

Tecnología e Innovación

¿Por qué renunció el director de Twitter?

Vale la pena leer...
“Mi hija no se va a casar con un hombre pobre” Bill Gates