18 mil muertes por sobredosis de opio en Estados Unidos

sobredosis de opio

11 millones de consumidores de opioides en este país

La sobredosis de opio es la principal causa de muerte en ciudadanos estadounidenses menores a los 50 años debido al uso desmedido de analgésicos recetados por médicos u ofrecidos por familiares. Sólo 3 estados suman 18 mil muertes.

Estados Unidos tiene la dudosa distinción de contar con el mayor porcentaje de muertes relacionadas con las drogas en el mundo, puesto que las personas menores a los 50 años son más propensos a morir por esta causa que por un accidente automovilístico o por una arma de fuego.

Los números detrás de la epidemia de opio en América

De acuerdo con datos de la Universidad de Chicago y del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) publicados en Visual Capitalist, la tasa de mortalidad por sobredosis de Opio por cada 100 mil habitantes es la siguiente:

  • Ohio: 30.9
  • New Hampshire: 33.7
  • Massachusetts: 28.1
  • Rhode Island: 30.0
  • Maryland: 25.4
  • Kentucky: 27.5
  • New Mexico: 25.6
  • West Virginia: 49.5 (En particular, Virginia del Oeste ha sido golpeada fuertemente por la crisis del opio. En algunos condados, el índice de mortalidad relacionado con la sobredosis de opio tiene niveles similares al cáncer).

Mientras que el abuso del opio es un problema a nivel nacional, existen grupos de condados con índices extremadamente altos por sobredosis. Es así que entre 2012 y 2016, Virginia del Oeste, Kentucky y Ohio, en conjunto, sumaron 18 mil muertes relacionadas con el abuso del consumo de opio.

Esta epidemia se debe al fuerte aumento de analgésicos prescritos basados en opioides y al incremento del fentanilo ilegal, este último es hasta 50 veces más fuerte que la heroína. A pesar de verse como un problema difícil de comprender, al ahondar en las estadísticas algunas claves emergen.

Otra cara de las drogas permitidas

A principios de los años ochenta, los opioides recetados como la oxicodona y la hidrocodona estuvieron fuertemente marcados como un tratamiento para aliviar el dolor, por lo que el riesgo de adicción a estas sustancias se redujo. Sin embargo, entre 1991 y 2011, los opioides recetados se triplicaron.

sobredosis de opio

Tomando en cuenta lo expuesto en la gráfica, se tiene la preocupación que drogas como el fentanilo están cubriendo la demanda que tenían la venta de analgésicos.

Las ventas de estos poderosos analgésicos comenzaron a caer, en parte, por el riesgo de adicción ampliamente publicitado, así como las medidas implementadas contra clínicas y farmacias que dispensan analgésicos en exceso y, en algunos casos, participaban directamente con el mercado ilícito de drogas.

En el 2015, cerca de 100 millones de estadounidenses fueron recetados con analgésicos por su médico. La encuesta nacional sobre el consumo de drogas y salud (2017) mostró que una de cada tres personas que abusaron del uso de analgésicos, obtuvieron las píldoras directamente de un médico.

sobredosis de opio

  • 38.5%: amigo o familiar
  • 34.6%: recetado por médico
  • 10.6%: adquirido por un familiar
  • 5.7%: adquirido por un extraño o vendedor de drogas.
  • 4.5%: hurtado de clínica, amistad o algo similar.

Esta abundancia de píldoras impacta a la comunidad en general cuando éstas se venden en exceso, se roban o simplemente se dan a otros. Como se refleja en la tabla, recibir píldoras de parte de un amigo o familiar, fue la opción más común.

>>Transparentando la salida en la droga del cristal<<

Las muertes tomadas por el Fentanilo

Si los doctores no prescriben opioides en décadas, ¿qué está causando el reciente aumento en sobredosis? La respuesta, en su mayoría, es el fentanilo.

El principal problema de este opio sintético es que es extremadamente potente, al solo necesitar dos miligramos para obtener una sobredosis.

Debido a la venta ilegal de esta droga, la dosis puede sobrepasar la cantidad regulada, por lo que las muertes relacionadas con la sobredosis de opioides se han disparado en los últimos años.

En 2017, se tenían a 11 millones de consumidores de opioides en Estados Unidos, lo que equivale a la población entera de Ohio. En efecto, el problema se ha extendido tanto que se sospecha que influye en las tasas de participación de la fuerza laboral.

Por tanto, el costo del abuso del opio oscila entre los 10 mil a 20 mil dólares en gastos médicos anuales por paciente.

La realidad es que si no se toman medidas eficaces, la epidemia de opiáceos cobrará cerca de 500 mil vidas en la próxima década.

Sobre el autor Ver publicaciones

Kenia Meza

Lic. en Negocios y Comercio Internacional
Desarrolladora de Contenidos de TBN

Deja tu comentario

Su correo no sera publicado. Los campos obligatorios están marcados