El mito de la cuesta de enero

mito de la cuesta de enero

Adquirir productos duraderos y medir tu capacidad de endeudamiento te ayudará a sobrellevar el primer mes del año.

A pocos días de comenzar el nuevo año, nos preguntábamos qué tan cierto es el mito de la cuesta de enero. ¿Ya estás preparado o tus deudas incrementaron? Es tiempo de hacer frente a esta situación y empezar con el ‘pie derecho’ tus planes.

“Enero puede ser un mes como cualquier otro, si así lo decides, la clave está en administrar tu aguinaldo con inteligencia…”, indica la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Debido a los regalos, cenas familiares y convivios, el consumo promedio durante el mes de diciembre tiende a subir. Sin embargo, no está mal darte este tipo de gustos, el error es gastarte todo tu aguinaldo en éstos y dejar en segundo término el pago de tus deudas y el ahorro.

Por esta razón, aprovechar tu aguinaldo no es sinónimo de sacrificio si desde el principio planeas tus gastos y la forma en la que distribuirás el dinero según tus necesidades.

5 consejos para quitarle peso a la cuesta de enero

Lo anterior sería una opción bastante viable, pero si tu aguinaldo ya voló antes de enero, te dejamos algunos tips de la Condusef para sobrevivir en enero.

  • 50 días de financiamiento con tu tarjeta de crédito: Esto implica pagar las deudas totales en la fecha de vencimiento, y es para aquellos que son muy responsables con el manejo del crédito.
  • Tentación de los meses sin intereses: Compra bienes duraderos, cuyos beneficios sean más duraderos que la deuda. Es decir, no tiene sentido pagar durante 18 meses un artículo que solamente durará 3 meses.
  • Capacidad de endeudamiento: Se recomienda que la cantidad a pagar no exceda el 30% de tu ingreso mensual neto.
  • Pagar el mínimo de tu tarjeta de crédito: Aunque sientas que es lo correcto, solamente estás alargando la deuda y sus intereses.
  • Pedir préstamo: Si necesitas recurrir a dinero ajeno para pagar tus deudas, es importante comparar las opciones (bancos, sofoles, casas comerciales…) para ver cúal es la que se adapta más a tu capacidad de pago.

Sobre el autor Ver publicaciones

Kenia Meza

Lic. en Negocios y Comercio Internacional
Desarrolladora de Contenidos de TBN