Buenas noticias: Más de 30,800 recuperados de COVID-19 en Sinaloa #QuédateEnCasa

¿Y tú qué opinas?EconomíaEducación

10 tips para emprender con propósito

Emprender con propósito es hacer que tus ideas mejoren las condiciones de vida de las personas. Anímate a hacerlo con estos consejos.

A diferencia del emprendedor tradicional, que debe demostrar rentabilidades financieras para avanzar con su proyecto, existe otro tipo de emprendedor cuyo éxito se mide por su capacidad para resolver problemas sociales, por su capital social esto es emprender con propósito.

Tanto el emprendedor social (principalmente llamado así porque busca generar un impacto positivo en la sociedad) como el emprendedor público (quien busca aliarse con el gobierno para emprender) tienen el propósito de crear valor para transformar la sociedad, esto es, de cambiarla para bien.

En este sentido, “emprender con propósito” significa no solo tener una meta personal para hacer realidad una idea, sino también hacer que esta idea mejore las condiciones de vida de las personas.

Si ya tienes claro que quieres “emprender con propósito” te estarás preguntando cuál es el primer paso.

Aquí te compartimos unos tips básicos para empezar a emprender con el pie derecho.

También puedes leer: ¿Cómo emprender en tiempos de coronavirus?

1. Comprométete con tu idea

El emprendedor con propósito no suele dar con una idea por generación espontánea. Su idea de emprendimiento viene de lejos, tiene coherencia con su vida, es un tema que le ha interesado constantemente, lo ha madurado y, como diría Bill Drayton, fundador de Ashoka, es un “apasionado” de su idea.

2. Busca cómo resolver un problema de forma diferente

Antes que problemas, los emprendedores con propósito ven oportunidades de mejorar los grandes retos que tenemos como sociedad. Para encontrar nuevas formas o maneras más eficientes de resolver los problemas sociales, puedes echar mano de metodologías de pensamiento creativo y de innovación.

3. Crea un modelo de impacto

Define claramente la misión de tu proyecto: quiénes serán los beneficiarios y cuáles serán los impactos esperados. Para para construir tu modelo de impacto, puedes apoyarte en la metodología canvas, muy usada por los emprendedores tradicionales para probar la viabilidad de un modelo de negocio.

4. Evalúa la relevancia de tu proyecto

Identifica una problemática clara y relevante en el contexto actual para los beneficiarios de tu propuesta. Debes fundamentar tu evaluación en información cuantitativa y cualitativa: recaba todos los datos posibles sobre los grupos afectados, los antecedentes, el contexto histórico y otros condicionantes.

5. Integra un equipo transdisciplinar

El líder no es quien tiene todas las respuestas, sino quien tiene todas las preguntas y sabe rodearse de quienes tienen las respuestas. Crea un equipo que reúna las habilidades y conocimientos básicos que requiere tu proyecto y procura incluir ingenieros si tu proyecto es de base tecnológica.

6. Incorpora el uso de tecnología

Muchas problemáticas se pueden abordar creativamente desde la tecnología. Considera las TIC (tecnologías de la información y la comunicación), que ofrecen herramientas para un crecimiento exponencial manteniendo los costos bajos, y las plataformas sociales, baratas y útiles para articular cambios a nivel comunitario.

7. Diseña propuestas escalables

Para articular una transformación real tu propuesta debe alcanzar al mayor número de personas posible. Para ello ten en cuenta la escalabilidad y la replicabilidad del modelo que diseñas, ya que al trabajar con problemas genéricos tu target probablemente no será sólo una comunidad local, sino que tendrá mayor alcance.

8. Considera un enfoque holístico

Los problemas sociales, por definición, son complejos y están interrelacionados. Adoptar un enfoque holístico te permitirá tener una visión global del problema, teniendo en cuenta otros posibles problemas que pueden tener efectos cruzados o suponer ‘daños colaterales’, y definir así un abordaje del problema sin riesgos.

9. Encuentra el financiamiento necesario

Para llevar a cabo tu proyecto planea acceder a diversas fuentes de financiamiento, como inversión de impacto, donativos o fondos públicos o institucionales. Es importante que tu fuente de financiamiento esté alineada con los objetivos de tu propuesta, ya que se deberás rendir cuentas sobre el impacto de tu proyecto.

10. Mide el impacto social de tu proyecto

Para saber si estás beneficiando a las comunidades o al medioambiente, puedes usar estándares internacionales como los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU o las métricas IRIS. Tus objetivos pueden ser cuantificados en número de beneficiados, capacidad de resolver el problema, creación valor sostenible, etc.

Encuentra el texto íntegro en: Tecreview

Publicaciones Relacionadas
EconomíaMedio ambienteTurismo

España tercer lugar con más Patrimonios de la Humanidad, México en séptimo

¿Y tú qué opinas?Arte y CulturaHistoriasTurismoVilla Juárez

Periódico de Altata Abril-2021

Economía

México cerca del top 10 de mayores exportadores del mundo

EconomíaVilla Juárez

El tomate es una razón histórica de Sinaloa

Vale la pena leer...
Nuevas recomendaciones para cubrebocas de tela