Buenas noticias: Más de 19,300 recuperados de COVID-19 en Sinaloa #QuédateEnCasa

MovilidadOpinión

Cambios Revolucionarios: El Covid y el 20 de noviembre

Cambios Revolucionarios

Columna: Reflexiones de un aspirante a buen vecino. Por Miguel Calderón.

Estamos a un mes y diez días de cerrar un año que inició con mucha esperanza y que termina siendo atípico. Justo un día como hoy se inició uno de los movimientos que más cambios ha provocado en lo político y en lo social: la Revolución Mexicana. No tengo tanto talento como para hacer una analogía entre los paradigmas que rompió el comportamiento de este 2020 y de las luchas y cambios revolucionarios que iniciaron el 20 de noviembre de 1910, pero trataré de evocar algo de eso.

El martes pasado en nuestras oficinas de Casa Riveros me correspondió dar la bienvenida a un grupo de invitados que encabeza el alcalde de Culiacán. El evento tuvo como propósito presentar el Análisis Histórico de Siniestralidad Vial Culiacán 2014-2020, realizado por Mapasin.

Cambios Revolucionarios

Ahí, frente a una información novedosa e impactante, predominaron los cubrebocas, la sana distancia y la iniciativa de la autoridad municipal por iniciar a la brevedad una mesa de trabajo para disminuir el número de accidentes viales y víctimas derivadas de lo mismo.

Lee: ¡No choques! Conoce los puntos ciegos del carro

En la parte inicial del protocolo observé dos aspectos poco comunes: 1. La colocación de spray sanitizante al micrófono cada vez que se pasaba de mano en mano y 2. La posibilidad de solidarizarse sentimentalmente con una transmisión vía zoom, al ver las lágrimas de la tía de una de las víctimas por accidente vial mientras daba su mensaje.

También he caído en cuenta que el ser humano se reta, se desafía y se adapta. Impresionante es que a meses del estallido de la crisis por el coronavirus hoy se esté informando que las opciones de vacunas sean varias. No deja tampoco de sorprender que el personal médico haya ya acumulado aprendizaje para disminuir la letalidad de este mal. Admirable además es que cada vez más vecinos adoptan medidas preventivas al salir de casa. Son cambios revolucionarios en nuestras vidas.

Para mis compañeros de trabajo y un servidor resulta cada vez más común estarnos viendo desde casa desde la pantalla de nuestros equipos de cómputo. El home office, en muchos casos, llegó para quedarse a tal grado que muchas posadas ya se están planeando con un brindis virtual.

Mi hija mayor, Melissa, me estaba compartiendo que se hará residente de Estonia. Esto, creo yo, también es una consecuencia de las nuevas formas de convivio. En la explicación de mi primogénita me decía que cuando le encargan un trabajo profesional se le dificulta emitir facturas a sus clientes extranjeros, por lo que hacerse residente digital de un país que otorgue esas facilidades es una gran opción. De modo que, sin vivir allá, contará con un domicilio fiscal.

¿Qué tanto se parecen las consecuencias de la crisis COVID19 con las provocadas por la Revolución Mexicana? La verdad no estoy seguro de las similitudes, pero de que tanto una como la otra han provocado cambios revolucionarios que estarán vigentes por mucho tiempo eso no tiene duda. Por ello, mi recomendación el día de hoy es estar atentos a esos cambios, adaptarnos a ellos y, en la medida de lo posible, disfrutarlos también.

Publicaciones Relacionadas
Arte y CulturaOpiniónTurismo

Demian Bichir y los atardeceres de Altata

Movilidad

Disminuyen 31% hechos de tránsito en comparación con octubre 2019

OpiniónSalud

A 125 años de Bill Wilson cofundador de Alcohólicos Anónimos

Opinión

La oficina del tiempo perdido

¡Recibe nuestro boletín semanal!


Vale la pena leer...
Conservadores y liberales