¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

Historias ResilientesOpinión

El día de las Buenas Acciones

día de las Buenas Acciones

¡Hola!

Gracias por leer esta columna, ¡es un gusto iniciar con tus Buenas Acciones! Mi nombre es Sarai Loaiza, soy Psicóloga Organizacional y tengo más de una década de experiencia en Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en grandes empresas. Dentro de la estrategia de RSE está el voluntariado y el aspecto de esta profesión que más me gustó y en donde he tenido la oportunidad de dar pláticas sobre el tema en foros internacionales. Considero que el voluntariado tiene un gran impacto, ya que impulsa una cultura de responsabilidad y generosidad, y además de los beneficios para quienes reciben la acción voluntaria, presenta beneficios emocionales importantes para las personas que realizan el voluntariado y también para las empresas que lo permiten o impulsan, pues aporta a la integración y comunicación entre las personas de los equipos y es una manera en que los participantes desarrollen habilidades o competencias que les van a impactar en lo profesional de manera positiva.

En uno de los foros internacionales donde participé, conocí la iniciativa del Día de las Buenas Acciones, el movimiento global más grande para hacer el bien. Surgió en Israel en 2007, a partir de una idea de la empresaria y filántropa Shari Arison: “Creo que, si la gente piensa en buenas acciones, habla sobre buenas acciones y hace buenas acciones, los círculos de bondad crecerán en el mundo. El Día de las Buenas Acciones se ha convertido en el día más importante para la generosidad y cada año se unen adultos, niños, estudiantes, militares y empleados de muchas empresas para realizar buenas acciones por otros”, señala Arison.

día de las Buenas Acciones

Este movimiento ha ido creciendo y desde entonces cada año se suman cientos de miles de personas para ayudar, poniendo en práctica la simple idea de que toda persona puede hacer algo, sea pequeño o grande, para mejorar la vida de otros e impactar positivamente en el mundo. El día de las buenas acciones de este año, fue el 11 de abril en donde se realizaron más de 9,000 proyectos en todo el mundo, con una participación de 1.5 millones de voluntarios de 108 países.

Empezó como algo muy pequeño, pero muchas personas haciendo cosas pequeñas ¡consiguen hacer algo grande! y estoy convencida de ello, es por ello que me sumé a la lista de voluntarios de esta iniciativa coordinando los esfuerzos para Sinaloa. En este primer año que participa el estado, se lograron hacer 12 proyectos con una participación 122 voluntarios de empresas, tocando con buenas acciones a más de 3,500 personas. Esta “simple” idea me gustó, ya que me di cuenta que a veces no se realiza voluntariado porque no se ha experimentado; una buena acción puede ser el principio para que una persona o empresa opte por realizar actividades de voluntariado. En mi experiencia como voluntaria y coordinadora de voluntariado, me he dado cuenta que esta actividad, verdaderamente nos hace felices, es una actividad que puede ser divertida, puedes estar en estado de flow* y compartir tiempo de calidad con amigos y familia.

Lee: Voluntarios QuiPron regalan comida a 630 familiares en hospitales

Es por esto que he estado estudiando sobre los efectos del voluntariado en el voluntario y este camino me ha llevado a conocer ideologías de monjes budistas, psicólogos, reporteros, ingenieros, doctores en ciencias sociales y hasta un toque de física cuántica. Lo que he concluido es que los círculos de generosidad inician con la generosidad con la que nos tratamos a nosotros mismos y así inicia Tus Buenas Acciones, una columna que te brindará información que puedas llevar a la práctica, con pasitos bebés como los llamo, y que tengan un impacto en tu persona y así puedan iniciar los círculos de bondad. En la siguiente columna hablaremos más de esto. Agradezco a Tus Buenas Noticias por el espacio y les envío un gran reconocimiento por la labor de llevar energía positiva a todos sus lectores. Hasta la próxima.

*Flow: es un estado que las personas experimentan cuando están completamente involucradas en algo hasta el extremo de olvidarse del tiempo, la fatiga y de todo lo demás, excepto la actividad en sí misma.

Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Publicaciones Relacionadas
Medio ambienteOpinión

Lleva a tus hijos a la escuela de la naturaleza

Historias Resilientes

BTS en las Naciones Unidas

Frases de SabiduríaHistorias Resilientes

El círculo de las competencias: Un modelo para el éxito

Arte y CulturaOpinión

(VIDEO) Acompáñanos a volar sobre la Catedral de Culiacán

Vale la pena leer...
Jeff Bezos completó con éxito su viaje al espacio