Buenas noticias: Más de 27,700 recuperados de COVID-19 en Sinaloa #QuédateEnCasa

Arte y CulturaOpinión

El general Antonio Rosales a quien debe su nombre Culiacán

Antonio Rosales

El municipio se llama Culiacán, pero la capital del Estado se llama Culiacán de Rosales en honor a un hombre de Zacatecas.

Culiacán es el nombre del municipio de Sinaloa donde se encuentran los 3 poderes del Estado, pero la ciudad capital del Estado se llama Culiacán de Rosales. Esto no es por las flores de jardinería, sino por el apellido del General Antonio Rosales, que impidió que el ejército francés invadiera Sinaloa.

Lee: Breve historia y atractivos de Culiacán

Comparto los apuntes que publica Wikipedia que guardan fidelidad de los datos:

A este singular personaje se le conoce sólo como General Rosales, pero su nombre completo fue: Antonio Abundio de Jesús Rosales Flores. Nacido en Juchipila, Zacatecas, el 11 de julio de 1822, y su dato de muerte se fecha en
Álamos Sonora el 24 de septiembre de 1865.

De él hay que reconocer que fue un militar mexicano que participó en la Guerra de Reforma y en la Segunda Intervención Francesa en México, y durante estos conflictos fue nombrado gobernador del Estado de Sinaloa. Murió en combate en Álamos, Sonora.

Al general Rosales se le reconoce en la historia de Culiacán como un hombre valeroso que encabezó la batalla de San Pedro. Un movimiento armado que convocó a los culiacanenses a confrontarse con el ejército francés para evitar la toma de Culiacán.

Algo de la Batalla de San Pedro

Antonio Rosales

Al frente de 264 hombres (algunas fuentes sugieren que fueron 400), Antonio Rosales derrotó al ejército invasor francés después de que este desembarcara en el puerto de Altata en un paraje llamado San Pedro el 22 de diciembre de 1864, en la batalla de San Pedro. Por esta razón se lo conoce como el “héroe de San Pedro”;, se dice que el ejército francés contaba con 700 u 800 elementos en esta batalla. Así Antonio Rosales defendió la Ciudad de Culiacán de la inminente invasión francesa.

Algo de sus asonadas y conspiraciones

El 23 de junio de 1860 el coronel Antonio Rosales, Remedios Meza, Adolfo Palacio y Ricardo Palacio encabezaron un movimiento intentando derrocar al gobernador Plácido Vega. La asonada fue descubierta y los conspiradores fueron enviados a prisión. Antonio Rosales fue desterrado a Acapulco, de donde se fugó el 22 de julio de 1861. Para abril de 1863 Rosales regresó a Culiacán siendo nombrado prefecto.

El día 25 de esos mismos mes y año, él y otros encabezaron una reunión en la que acordaron solicitar al presidente Benito Juárez no permitiera el regreso de Vega Daza a Sinaloa. El 9 de mayo de 1863 de nueva cuenta Rosales encabezó una asonada en contra de Plácido Vega, la cual fue también fue descubierta.

Desterrado en San Francisco, California, Antonio Rosales acudió a pedir ayuda a Plácido Vega, quien a la sazón era enviado de Benito Juárez para la compra de armas; el coronel le aseguraba que quería servir a su Patria. Haciendo a un lado cuestiones personales, Plácido Vega le proporcionó dinero para el viaje y gastos personales, así como cartas de recomendación dirigidas a los gobernadores de Sinaloa, Sonora y Colima. Fue así como Rosales se puso a las órdenes del gobernador de Sinaloa, Jesús García Morales.

Rosales llegó a ser gobernador de Sinaloa

El día 15 de octubre de 1864 las tropas de Rosales y Ramón Corona entraron en Mazatlán para derrocar a García Morales. El día 19 siguiente Rosales fue nombrado gobernador del estado por Corona.

Tras abandonar la plaza de Mazatlán para entregarla a los franceses el 14 de noviembre de 1864, el 22 de diciembre siguiente Antonio Rosales se cubrió de gloria en la Batalla de San Pedro al derrotar a los franceses que intentaban tomar Culiacán.

Recomendamos leer

A principios de mayo de 1865 Ramón Corona ordenó a Ascensión Correa se sublevara en contra de Rosales, quien hubo de esconderse en unas casas. Pocos días después Rosales renunció a la gubernatura y Corona nombró en su lugar a Domingo Rubí.​

Rosales perdió la vida en combate en la batalla de 1865 en álamos, Sonora un 24 de septiembre en contra de las huestes imperialistas al mando de don José María Tranquilino Almada el famoso `Chato Almada´. En dicha ciudad reposaron sus restos hasta el año de 1923 cuando fueron trasladados a la Rotonda de las Personas Ilustres en la Ciudad de México,​ sin embargo, en el panteón de Álamos aún se conserva el obelisco original de su sepulcro.

Con información textual de Wikipedia.

Publicaciones Relacionadas
Opinión

La historia de la banda sinaloense, la tambora o música de viento

Opinión

El Baby Shower para Natalia

OpiniónPolítica

Con nuevos municipios se hizo justicia a Eldorado y Juan José Ríos: Quirino

EconomíaOpiniónPolítica

Histórico: Aprueba Congreso del Estado creación de municipios de Eldorado y Juan José Ríos

¡Invita a tus amigos a ser parte de Tus Buenas Noticias!

Vale la pena leer...
Personal de La Marina en Isla Cortés sale a limpiar la playa