¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

Medio ambienteOpinión

El uso del sitio Ramsar (2025) Lagunas de Santa María-Topolobampo-Ohuira por las aves playeras

Santa María-Topolobampo-Ohuira

Dr. Xicoténcatl Vega Picos

A propósito de las Lagunas de Santa María-Topolobampo-Ohuira. Cuando escuches la frase “tienes la cabeza de chorlito” usualmente lo hacen en un sentido peyorativo, dando a entender que son poco más de 10 neuronas las que tienes en la cabeza. Sinceramente creo que le hacemos un flaco favor a estas aves. Los chorlitos forman parte del grupo de aves conocidas como “aves playeras”. Estas aves son migratorias por excelencia, las que visitan las costas sinaloenses vienen del norte.

Ahora imaginemos que somos nosotros los que realizaremos el vuelo, saliendo del aeropuerto internacional de Culiacán o de cualquier ciudad de México a Nome, Alaska. “Pasajeros con destino a Alaska, favor de abordar por la puerta 5”, sería lo que escucharías por los altavoces. Te subes al avión y realizas las escalas que tengas que hacer, cruzas migración ya con los americanos y prosigues con el vuelo hasta esa ciudad del norte del Continente.

Para eso el piloto enciende computadoras, checa combustible, que el peso del equipaje y pasajeros se encuentre nivelado, ajusta un montonal de botones que le facilitan la travesía y finalmente despega. En el camino me imagino que se guían con algunas marcas geográficas, pone el piloto automático y en cada aeropuerto al que llegan realizan un sinfín de ajustes previos al aterrizaje, hasta llegar Nome, Alaska, tu destino final, que se encuentra a más de 5,700 kilómetros del caluroso Culiacán. El viaje de regreso es la misma cantaleta que platicamos antes.

Lee: Las aves como detonantes del movimiento de conservación

Santa María-Topolobampo-Ohuira

Los cabezas de chorlito o aves playeras utilizan diversos ecosistemas en sus periplos migratorios, cuando llegan a uno de estos sitios, parece que su único trabajo es el comer, en realidad comen y vigilan para no caer en las garras de un depredador.

Actualmente el estado de conservación de estos campeones de la migración no es del todo halagüeño puesto que la mayoría de estas especies tienen descensos poblacionales preocupantes. Por ejemplo, en México son 10 especies las que se encuentran en el listado de especies protegidas (NOM 059 SEMARNAT 2010 y Anexos de 2019), cuatro en Peligro de extinción y seis Amenazadas.

Estas aves migratorias tienen requerimientos especiales: espacios amplios con abundante disponibilidad de alimentos, desafortunadamente estas zonas están escasas, los hábitats se degradan por diversos factores, la mayoría de ellos de origen antropogénico, incluyendo su destrucción, contaminación, cambio de uso de suelo.

También incide el disturbio humano, el incremento de depredadores y el cambio climático. A todo esto, antes mencionado le debe de sumar que muchas de estas especies tienden a aglomerarse en estos sitios, para descansar, alimentarse o protegerse y continuar con su migración.

En su avión migratorio estas aves no conocen fronteras, cruzan países con diversas costumbres e idiomas, por lo que dificulta su conservación. Sin embargo, los esfuerzos de conservación se realizan en todo el continente, en el entendido que es sólo de esa manera como se pueden obtener frutos abundantes en este rubro.

Dichos esfuerzos son liderados por la Red Hemisférica de Reservas de Aves Playeras, organización fundada en 1985. La Red, como se le conoce, ha sido y sigue siendo visionaria en la conservación de especies migratorias. Su trabajo involucra a más de 420 socios en 17 países en donde se encuentran 107 sitios formalmente designados como parte de la Red, la superficie que se protege supera las 15.5 millones de hectáreas.

La designación de estos sitios se basa en criterios biológicos y la disponibilidad de los propietarios o administradores de las tierras, los criterios son los siguientes:

Sitios/Paisajes de Importancia Hemisférica:

  • Al menos 500,000 aves playeras al año; y/o
  • Al menos el 30% de la población biogeográfica de una especie

Sitios de Importancia Internacional:

  • Al menos 100,000 aves playeras al año; y/o
  • Al menos el 10% de la población biogeográfica de una especie

Sitios de Importancia Regional:

  • Al menos 20,000 aves playeras al año; y/o
  • Al menos el 1% de la población biogeográfica de una especie

En el Noroeste de México se han designado 14 sitios dentro de la Red. En Baja California Sur son cuatro, en la Baja California son dos, para Sonora se han designado tres, en Nayarit uno y para Sinaloa son cuatro los sitios. Estas designaciones en esta región de México demuestran su importancia para este grupo de aves.

El sitio Ramsar “Lagunas de Santa María-Topolobampo-Ohuira” es factible que se designe en la categoría de Sitio de Importancia Regional, una designación acorde a los números de aves playeras que encontramos en nuestros trabajos.

Con el compromiso que tiene Gas y Petroquímica de Occidente S.A. de C.V. en la conservación de la región se avizoran buenas noticias para este grupo de aves y las 239 especies que se tienen registradas, esto porque se elaboró un Plan de Conservación y Manejo de Aves para la zona.

Insisto, YO DIGO QUE AQUÍ SÍ.

Más sobre el sistema lagunar Santa María-Topolobampo-Ohuira
La riqueza ornitológica del sitio Ramsar (2025) “Sistema Lagunar Santa María, Topolobampo y Ohuira”
El vuelo del Pelícano Café (Pelecanus occidentalis californicus) en la Bahía de Ohuira

Publicaciones Relacionadas
EconomíaMedio ambienteTurismo

Siguen presas de Sinaloa en rojo, a excepción de Huites y Sanalona

Medio ambienteOpinión

La limpieza de la “Isla Venados”

Historias ResilientesOpinión

No somos perfectas, sólo somos madres, con otras vidas y otras sonrisas

Opinión

Ganar Perdiendo

Vale la pena leer...
El sector agroalimentario puede ser motor de la economía mexicana