El Centro de Justicia para las Mujeres ayuda a romper el ciclo de la violencia

Centro de Justicia para Mujeres

Uno de sus objetivos del Centro de Justicia para Mujeres en Sinaloa, es poder convertirse en un espacio que brinde acceso a la justicia a todas las mujeres que han sido víctimas de violencia familiar o de género.

A poco más de un año y medio de abrir sus puertas, este lugar es en el que cientos de mujeres han encontrado una mano amiga y digna de confianza para romper el ciclo de violencia.

Centro de Justicia para Mujeres

Realizamos un recorrido por sus instalaciones, nos recibió su Coordinadora General, Alejandra Vellatti Pérez, quien por más de un año ha llevado las riendas del lugar para darle forma y conformar un equipo de más de 50 especialistas de diversas dependencias que atienden mensualmente a cientos de personas víctimas de la violencia que se vive en los hogares y en otros espacios en Sinaloa.

Paradas junto a la puerta, nos comenta que el recorrido será similar al que hacen las mujeres al llegar al centro, señala que este es parte del protocolo de atención que se les brinda a las mujeres y a sus familias. Este protocolo debe ser siempre igual ya que lo que se busca en primera instancia es mostrarles a ellas que han llegado a un lugar seguro en donde si ellas lo deciden, puede ser el inicio de una nueva vida libre de violencia.

“Desde que se abren las puertas del Centro de Justicia van a recibir un acompañamiento permanente durante todo el trayecto, desde el primer instante en el que llega la usuaria la recibe una trabajadora social, ella la pasa de manera inmediata a la sala de bienvenida, la cual es un comedor y que sirve para que se sienta segura y para poder ofrecerle alimento para ella y sus hijos”, asegura la Coordinadora.

Centro de Justicia para Mujeres

Lee: Mejora confianza para denunciar violencia contra mujeres

El primer paso es llegar al CJM

Desde el instante que la usuaria pone un pie en el Centro de Justicia para las Mujeres de Sinaloa, una trabajadora social hace el papel de su guardiana durante todo el proceso, incluso en el seguimiento que vendrá después, una vez que termina el protocolo de atención.

Centro de Justicia para Mujeres

Es importante destacar que el Centro de Justicia para las Mujeres de Sinaloa fue inaugurado en el año 2017, formando parte de las acciones de la Alerta de Violencia de Género contra las mujeres emitida por el Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) en 5 municipios de Sinaloa, y con el cual se busca ofrecer de manera integral, ayuda a mujeres víctimas de violencia.

Mientras se les recibe en la sala de bienvenida la trabajadora social determina si la usuaria necesitará atención médica antes de pasar a la siguiente fase. Antes de empezar la entrevista inicial, la cual es el paso dos en este proceso, si la usuaria va acompañada de sus hijas o hijos, se le invita a dejarlos en la ludoteca, espacio de juego y aprendizaje que ayuda a especialistas a determinar si las niñas o los niños presenten signos de violencia o algún tipo de maltrato que siguiera atención especial.

“Son las especialistas de SIPINNA quienes observan y determinan si se necesita más atención. En el caso de la usuaria, si vemos que viene muy golpeada, se le brinda atención médica básica, en caso de necesitar mayor atención se le acompaña al hospital, nunca se le deja sola”, recalca la Coordinadora.

Centro de Justicia para Mujeres

Lee: Algunos mitos romáticos propician violencia de género

Si los acompañantes son aún más chicos, se cuenta con un área de cuneros donde podrán dejar a sus pequeños para que puedan recibir una mejor atención, Vellatti Pérez, destaca que cada área tiene cámaras de vigilancia que son monitoreadas en todo momento para no perder de vista las situaciones que se presenten.

Para las entrevistas se cuenta con tres salas especializadas en las que las usuarias recibirán la atención adecuada de parte de las trabajadoras sociales y de las y los psicólogos con los que se cuenta.

Albergue transitorio

Una vez realizado el protocolo de atención, las usuarias pasarán a un albergue transitorio en el que podrán estar junto a sus hijas e hijos menores de edad, por un periodo no mayor a las 72 horas.

Centro de Justicia para Mujeres

Pasado este tiempo se continua con la reactivación de las redes de apoyo de las usuarias, lo que significa que se hace una búsqueda de un familiar cercano o amistades que pueden recibirles durante el tiempo que le lleve a ella conseguir otro espacio, o bien, entablar algún proceso legal y/o jurídico.

“Este es un albergue transitorio por 72 horas. De acuerdo a su nivel de riesgo y a lo que ellas nos compartan si hay necesidad de canalizarlas a un refugio por más tiempo la canalizamos al de Sor Juana que es de CEPAVIF o al de Unidas por la Paz que es de asistencia privada, qué queremos que pase cuando están aquí, bueno pues principalmente que salgan del ciclo de violencia y reactivar su red de apoyo familiar, ya sea su mamá, hermana o amiga, en caso de que no se tenga quien las apoye hacemos la canalización a los refugios”, comenta Daíza Benítez Montaño, Directora Operativa del Centro de Justicia para Mujeres.

Una vez terminado este proceso la usuaria será quien decida cómo continuar. El Centro de Justicia para Mujeres ofrece un acompañamiento integral al proceso que decida tomarse y se monitorea de manera constante a las usuarias, ya que en caso de seguir con un proceso legal y/o jurídico, o bien de atención psicológica, se les espera de manera regular para atender sus citas en el mismo espacio.

Lee: No prometas amor y maltrates a las mujeres en Sinaloa

Atención integral para la violencia familiar y de género

Centro de Justicia para Mujeres

El Centro de Justicia para las Mujeres, además de ser el primer contacto con el que cuentan las mujeres víctimas de violencia familiar o de género en Sinaloa, es el espacio que busca fortalecer el acceso a la justicia, aquí se proporcionan las herramientas necesarias para que sean ellas mismas quienes tomen una decisión informada y encaminada a construir una nueva y mejor vida.

Este, como los otros 46 CJM que existen el país cuentan con personal especializado con perspectiva de género y capacitado para responder ante situaciones adversas en lo que se refiere a la violencia de género contras las mujeres. Lo integra personal de la Secretaría de Salud, Ministerio Público, Defensoría Pública, Fiscalía General del Estado, Instituto Sinaloense de las Mujeres, Consejo Estatal para la Prevención y Erradicación de la Violencia Familiar, Sistema Estatal de Protección Integral a Niñas, Niños y Adolescentes. Además, se trabaja con el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Social, Secretaria de Desarrollo Económico, Sistemas DIF Sinaloa, SESESP y el Poder Judicial, entre otros.

Desde sus inicios y hasta la fecha, el CJM ha brindado atención prioritaria a más de 2 mil 400 personas, entre esas a las hijas e hijos de las usuarias que diariamente acuden buscando ayuda. Se han brindado en un año y siete meses más de 7 mil 800 servicios, los cuales van desde la atención primaria, hasta acompañamiento jurídico y legal, trámites de aptitud para reanudar sus estudios o conseguir un empleo, hasta acceso a apoyos económicos y en especie para emprender negocios propios.

Para Alejandra Vellatti Pérez, Coordinadora General del CJM contar con una institución como esta para brindar atención y ayuda a las mujeres víctimas de violencia en el estado es dar un mensaje contundente de que las mujeres no están solas y que pueden contar con un grupo de especialistas que estará esperándoles cuando tomen la decisión de cambiar su vida.

Imagen: Christian López.

Sobre el autor Ver publicaciones

Nancy López