¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

Seguridad

“¿Eres tóxico?” Identifica frases de agresión psicológica

Te invitamos a tomar nota de las recomendaciones para romper este ciclo de violencia

Existen algunas expresiones o frases de agresión que pueden dañar emocionalmente a las personas con las que te relaciones y dejarse ver como “bromas” que suelen ser nocivas.

Este efecto es llamado gaslighting o luz de gas y representa la técnica de expresiones que provocan que la víctima empiece a cuestionar si su percepción de sentimientos, recuerdos, realidad o juicio son imprecisos o completamente erróneos a lo que está sucediendo.

La luz de gas por su naturaleza sutil, puede ser difícil de detectar y esta práctica siempre está ligada a retener el poder y control en una relación en detrimento de la conciencia del otro.

“Las personas que no saben argumentar su punto de vista con autenticidad o ser fieles a su palabra recurren a la luz de gas como herramienta”, detalla la psicóloga Shannon Thomas, durante una entrevista a HuffPost la autora de Healing From Hidden Abuse.

A su vez, la psicoterapeuta Beverly Engel, autora de The Emotionally Abusive Relationship, puntualiza que es un recurso al que recurre el maltratador para no hacerse cargo de sus actitudes y expresiones agresivas.

Conoce:

Frases relacionadas con el abuso psicológico

A continuación te compartimos algunos ejemplos para que te sea más sencillo identificar esta táctica.

“¡Qué mala memoria tienes!”
Los maltratadores psicológicos ponen en duda la memoria de su víctima en múltiples situaciones y niveles. Muchas veces lo consiguen porque la clave de la luz de gas es hacer que la víctima dude de sí misma. Cuando una víctima ya no se fía de sí misma, el maltratador la tiene completamente bajo su control, según Thomas.

“¡No! eso nunca ha pasado”
La incertidumbre en hechos puntuales en experiencias comunes es parte de la técnica de la luz de gas.


“No aguantas, eres demasiado sensible”
En el momento que la persona intenta expresar que está dolida o decepcionada por algún comentario que se le ha dicho, lo inmediato es minimizarlo apuntando a que se ahoga en un vaso de agua con una inofensiva broma.

“Cuando el maltratador derrumba la capacidad de la víctima de confiar en sus propias percepciones, esta accede a soportar la conducta abusiva de su pareja y permanecer en la relación”, dice Engel en una entrevista a HuffPost.

Lee: El miedo a estar sola me retuvo en una relación abusiva: ‘Ana’

“Ya sabes cómo me pongo…”
“La luz de gas implica retorcer los hechos para evitar culpas y responsabilidades”, describe Thomas. “Al decirle a la víctima que debería haber sabido lo que iba a pasar, el maltratador la culpa no solo por intentar confrontarle, sino también por la reacción que ha provocado en él”.

“Que triste que pienses que te he hecho daño”
Una frase que pasaría a primera vista como una disculpa, pero genuinamente no lo es. Esta es otra forma más de no afrontar su responsabilidad y dejar como único implicado al agredido por malinterpretar la situación, advierte la psicóloga B. Nilaja Green.

“Ya estás enloqueciendo y no soy el único que lo piensa”
El maltratador psicológico intenta que la persona afectada tenga que evaluar si su juicio está correcto y en todo caso lo usarán de forma ventajosa.

No obstante, el ciclo puede romperse. Lo primordial es darse cuenta y para lograrlo debes conocerte a ti mismo ya que será más fácil defender las falsas afirmaciones que hagan sobre ti.

Relacionado con el tema:

¿Cómo salir de la violencia psicológica?

Haz caso a tu instinto
La luz de gas desgasta tu autoestima alcanzando el grado de no sentir seguridad en tus instintos. Por lo que es importante que valores tus sentimientos y emociones.

Guarda el historial de las conversaciones
Nadie resiste al archivo, con pruebas para interpelar a un manipulador cuando niegue haber hecho o dicho una cosa que use para agraviar a la víctima, recomienda Thomas.

Llama su atención por su comportamiento
“Hazle saber que te has dado cuenta de que te está manipulando”, recomienda Thomas.
En el caso de que tu pareja te acusa de ser demasiado sensible, responde: “No, no soy demasiado sensible. Estoy reaccionando como reaccionaría cualquier otra persona a tu forma de tratarme y a las cosas que me dices”, o “No, el problema es que tú no eres suficientemente sensible”.

No hay una receta mágica
Para las personas afectadas por un manipulador no es fácil romper toda la dinámica y aún así el maltratador muy probablemente no cambie. El fortalecer los círculos de amistades y familiares da soporte para que la víctima no se hunda en una dinámica negativa, el compartir anécdotas de las situaciones de abuso con personas de confianza ayuda a la víctima a entender que está sujeta a una relación nociva y que debe cambiarla. El apoyo profesional con un psicólogo puede ayudarte aún más para que se verifique el nivel de abuso al que se ha enfrentado.

Con información de Life and Style de Expansión.

También lee:

Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Publicaciones Relacionadas
CuliacánSeguridad

La coordinación y articulación interinstitucional es la respuesta a la violencia

SeguridadSinaloa

78% de los hogares en Sinaloa no fueron víctimas de delito en 2020

CuliacánSeguridad

Que autoridades comprendan la perspectiva de género en feminicidios: Irinea

CuliacánSeguridad

Familias completas marchan por la Paz

Vale la pena leer...
¿Cuál es el lugar más caliente de la Tierra?