Buenas noticias: Más de 30,400 recuperados de COVID-19 en Sinaloa #QuédateEnCasa

Arte y Cultura

Paz, una palabra de 3 letras y de grandes retos

palabra

La Paz se escribe con el corazón y empieza con pausas de reflexión.

(TBN) Paz es una palabra que se escribe con 3 letras pero lograrla implica más de un abecedario, y la suma de voluntades que parten de compromisos personales a responsabilidades sociales.

Sólo basta la existencia de dos personas en desacuerdo para formar un conflicto.

Y derivado de ese desacuerdo pueden desencadenarse acciones de incomodidad personal que van desde discusiones, agresiones corporales, al homicidio, y hasta niveles inconmensurables que pueden devenir en guerras.

Unamanoporlavida

Donde hay humanos hay conflictos; pero el humano tiene la facultad intelectual de resolverlos en formas más desarrolladas que los animales, sin tener que pasar por el principio primitivo de la violencia, sino valiéndose del raciocinio, el respeto por la vida y el bienestar de los demás.

Los estudiosos de la conducta identifican 4 elementos básicos en una situación de conflicto.

  • Más de un participante.
  • Intereses opuestos.
  • Sentir o percibir la oposición.
  • Un objeto de materia de la discordia (escaso y territorial).
  • La manera de resolver los conflictos en México urge a un llamado de prácticas conciliatorias, un sistema de justicia funcional, y un sistema reflexivo en las partes en conflicto, pues México pasó a ser calificado entre los países menos pacíficos del mundo.

    El índice de Paz México 2017, reporta un deterioro del 4.3 por ciento en los resultados del 2016, atribuido a un incremento del 18.4 por ciento de los homicidios, de los cuales el 61 por ciento fueron con ataques letales de arma de fuego.

    Según el INEGI durante el año 2016 México registró 23 mil 953 homicidios, equivalente a 20 homicidios por cada 100 mil habitantes, contra 17 mil homicidios en 2015. Son las cifras oficiales sin contar las cifras negras.

    El instituto internacional de Estudios Estratégicos de Reino Unido calificó a México como el segundo país con mayor número de homicidios internacionales, después de Siria, indicando que la violencia en países de Latinoamérica causada por los grupos del crimen alcanzó niveles equivalentes a un conflicto armado.

    Has notado que si en las estadísticas de México se eliminara sólo el homicidio, el resto de los delitos no resultan tan impactantes, tendríamos un país ejemplar de paz.

    ¿Porqué matar?, ¿porqué privar de la vida a una persona?, ¿qué tan importante es el objeto de la discordia para no resolver el conflicto de manera conciliatoria?.

    Según los reportes referidos, la mayor causa de homicidios en México está relacionada con producción, venta y consumo de drogas.

    ¿Asesinar por drogas? Después de esa entrega de mercancía insana habrá permanentemente más droga. Nadie merece morir por esa porquería. ¿Matar por dominio de territorio?. Aunque mates o te maten, el territorio seguirá ahí, siempre será ocupado por alguien, pero no de manera prolongada por los asesinos y asesinados. Estar de un lado te da pase automático para estar del otro lado.

    Hay miles de cosas que vender con las que puedes obtener mejor ganancia estando vivo y disfrutando de la libertad y el afecto familiar.

    Nada de lo que ganes ilícitamente y tengas que pagar con muerte suplirá el dolor o necesidad de los deudos.

    Si se trabaja para vivir, ¿porqué ocuparse en una actividad ilícita donde strong>lo único seguro es la muerte?

    ¿Será tan importante ganar dinero a expensas de la muerte de otro?, cuando lo único que has ganado es la intranquilidad y el boleto para ser el siguiente muerto en la contraofensiva.

    Si te has involucrado en actos delictivos, retirarse a tiempo es el mejor aliado. Reconciliarse con los agraviados es el mejor camino. Guardar distancia al conflicto es la mejor herramienta.

    En alguna ocasión estando en las barrancas de la hermosa sierra Tarahumara de Chihuahua para divulgar su cultura, le pregunté a un indígena Rarámuri ¿porqué los naturales de su etnia tenían las casas tan dispersas unas de otras, con grandes terrenos de por medio?.

    Su respuesta me pareció magistral y digna del más sublime honor a la vida.

    Me dijo que eran un pueblo de paz, que los Tarahumaras no se caracterizaban por tener problemas o pleitos entre ellos. Que las viviendas separadas impedían problemas con los vecinos, que hacían respetar la propiedad y esa distancia los alejaba de los chismes.

    Si alguien sabe de guerras y de conflictos interpersonales son los Tarahumaras, representan la fusión o remanente de tribus de las llanuras y montañas del sur de Estados Unidos y Norte de México, emparentados con la tribu de los Apaches, exterminada en combates enemigos.

    De su crisis de persecución y muerte aprendieron a ejercitar la paz y a retirarse de los conflictos, aun apartándose a lo más alto y profundo de las montañas, donde viven en armonía, ejerciendo el más puro amor a la vida, el perdón y su gozo en la naturaleza.

    Sin lugar a dudas, para ellos firmar la paz fue más allá de fumar una pipa de tabaco “macuchi” con el adversario. Fue tomar tiempo para hacer una pausa histórica de reflexión sobre el valor de la vida, y empezar a escribir su destino de paz con la tinta de amor que sale del corazón.

    Hoy que México está en crisis de violencia y aún de embates de la naturaleza, no daña nuestra integridad hacer una pausa de reflexión, votos de compromiso personal, y más allá, una oración por los propios y por el prójimo.

    Ni un solo acto justifica la muerte.

    México tiene sed de paz.

    Publicaciones Relacionadas
    Arte y Cultura

    ¡Navolato tendrá un Autocinema!

    Arte y CulturaHistoriasMedio ambiente

    Embellecen la plazuela Vicente Guerrero

    Arte y CulturaHistorias

    Conrado Solís. Un estandarte musical

    Arte y Cultura

    ¿Conoces el significado de Semana Santa?

    1 Comment

    Deja un comentario