5 cuidados básicos de la salud del jornalero agrícola

salud del jornalero agrícola

Ropa adecuada para aplicar plaguicidas y cuidar el agua mantendrá la salud de jornaleros.

Los trabajadores del campo pueden estar expuestos a sustancias tóxicas, saneamiento básico insuficiente y a malas prácticas de higiene en la preparación de alimentos. Por esta razón, te compartimos algunos cuidados para la salud del jornalero agrícola.

Para la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) es importante proteger la salud del jornalero agrícola mediante la prevención de riesgos a través del fomento sanitario, focalizado en cinco cuidados básicos:

  1. Plaguicidas: protección y reducción de la exposición laboral.
  2. Agua y alimentos: desinfección y manejo higiénico.
  3. Baños: manejo de excretas.
  4. Albergues: saneamiento básico.
  5. Sanidad laboral: disminución de riesgos sanitarios.

De ahí que una de las medidas más efectivas para proteger la salud del jornalero agrícola es el fomento sanitario por medio de la comunicación de riesgos.

¿Cómo cuidarse con el uso de plaguicidas?

Para contrarrestar el efecto de los plaguicidas, productos que contienen sustancias tóxicas utilizados para el control de plagas, en la salud del trabajador agrícola que se encuentra expuesto ya sea por salpicaduras, inhalación, ingesta de alimentos contaminados, entre otros; se debe realizar las siguientes recomendaciones:

salud del jornalero agrícola

  • Utilizar ropa que sea sólo para trabajar. Nunca tenis ni huaraches.
  • Realizar la mezcla en un sitio especial.
  • Realizar el triple lavado de los envases vacíos de plaguicidas. No reutilizarlos para almacenar basura, ropa o agua.
  • Revisar el equipo de aplicación para evitar derrames.
  • Verificar que el viento les dé en la espalda.
  • Aplicar los plaguicidas en las primeras horas del día o por las tardes.
  • Los trabajadores ajenos a este proceso no deben estar mientras se aplique el plaguicida o pase la avioneta.
    Bañarse al terminar de trabajar.

En el caso de una intoxicación por plaguicidas, la persona presentará dolor de garganta, cabeza, estómago o en todo el cuerpo; ronchas en la piel, lagrimeo, mareos, vómito, y diarrea. Los efectos inmediatos graves son visión borrosa, sudor excesivo, temblores y convulsiones.

Por lo anterior, la persona intoxicada debe acudir inmediatamente al médico, no automedicarse y llevar consigo la etiqueta del producto que se piensa le provocó el malestar.

Lee: Golpe de calor: peligro para trabajadores agrícolas

Cuidados y manejo del agua en campos agrícolas

salud del jornalero agrícola

Del mismo modo, existen diversas enfermedades relacionadas con el mal cuidado del agua y de los alimentos tales como: cólera, hepatitis, fiebre tifoidea, salmonelosis, y la amebiasis intestinal, según Cofepris.

Para evitar padecimientos relacionados con malas prácticas en el manejo del agua, es importante ofrecer un abastecimiento de agua para uso y consumo humano; además debe tener la calidad en términos de la NOM-127-SSA1-1994.

En caso de no contar con un pozo o sistema formal, se puede desinfectar el agua por medio del proceso de ebullición (hervir el agua durante 5 minutos, dejarla enfriar y beberla), y por cloración con hipoclorito de sodio. A su vez, los recipientes deben limpiarse con una cucharada de cloro comercial por cada litro de agua.

A causa del manejo de agua contaminada, algunas personas se enferman por los alimentos que comen, y presentan dolor estomacal, mareos, vómitos, fiebre, intoxicación, diarrea, entre otros síntomas.

De ahí que para evitar lo anterior, la Cofepris recomienda realizar lo siguiente:

  • Lavarse las manos antes de preparar alimentos y después de ir al baño.
  • Desinfectar la superficie y equipo utilizado.
  • Utilizar agua potable.
  • Lavar y desinfectar frutas y verduras.
  • Proteger los alimentos y las áreas de cocina de insectos, mascotas y de otros animales.
  • Separar los alimentos crudos de los cocidos.
  • Cocinar completamente los alimentos.
  • Refrigerar alimentos cocidos.

Manejo de excretas o desechos humanos

Los desechos humanos como heces y orina, representan un riesgo para la salud si no se disponen sanitariamente, y representan uno de los principales factores de enfermedades diarreicas agudas (EDAs).

De esta manera, disponer sanitariamente de las excretas, se debe utilizar baños con excusados y drenaje, y letrinas con fosa o móviles; que se encuentren limpios y no deben usarse como bodega o para fines distintos para los que están destinados.

salud del jornalero agrícola

Es importante mencionar que para que la letrina no contamine fuentes de agua cercanas, las viviendas, el albergue, ni el medioambiente; debe construirse a cinco metros o más de cualquier vivienda y a 20 metros o más de la fuente de consumo de agua de la familia, así como a 10 metros o más del tanque de agua.

Albergues

Los albergues son lugares para el alojamiento temporal de población jornalera durante la temporada de trabajo, que deben poner a disposición de las personas los números de emergencia, agua potable, servicios sanitarios, cocina, comedor, lavaderos, estancia infantil y áreas de recreación.

La limpieza está relacionada con la prevención de la proliferación de animales como chinches, causantes de la enfermedad de chagas, por lo que debe limpiarse constantemente, no dejar cubetas con agua para evitar la visita del dengue, chikungunya y zika.

Sanidad laboral

salud del jornalero agrícola

La salud de los jornaleros es muy importante, por lo que debe centrarse en la prevención desde los albergues y fomentar la sanidad laboral en sus centros de trabajo mediante la práctica de las siguientes actividades:

  • Lavar y guardar por separado la ropa de trabajo.
  • Usar equipo de protección completo.
  • Revisión del trabajo de mujeres en estado de gestación o en periodo de lactancia.
  • Mantener en el lugar de trabajo los medicamentos y material de curación necesarios para primeros auxilios.
  • Aplicar exámenes médicos de ingreso, periódicos y/o específicos del personal que labora en el centro de trabajo.
  • Establecer lugares higiénicos para el consumo de alimentos.
  • Suministrar agua potable con dotación de vasos desechables.

Sobre el autor Ver publicaciones

Kenia Meza

Lic. en Negocios y Comercio Internacional
Desarrolladora de Contenidos de TBN