¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

Arte y CulturaNavolato

La Plazuelita. Un homenaje a los recuerdos de lo que un día fue

plazuelita

Ciudadanos realizan una réplica de la antigua plazuela de Navolato. Tienen una linda plazuelita para evocar sus recuerdos.

Bien dicen que uno siempre vuelve a los viejos sitios donde amó la vida.  A donde fue feliz. Pero cuando ese lugar ha sido remodelado y cambiado en su estructura, todos los recuerdos y añoranzas se van con él.

Así, es como sucedió con cientos de navolatenses que tenían entre sus recuerdos más vívidos la vieja plazuela Vicente Guerrero. El corazón de Navolato. Con su pintoresco kiosco Conrado Solís y las bancas que demostraban el amor que la gente le tenía a su pueblo. Donadas por familias de la época y asociaciones que buscaban una forma de aportar en beneficio del pueblo.

Puedes leer: Plazuelas de Navolato tendrán nuevo rostro

En la plazuela, la gente paseaba alegremente, era el sitio de reunión de amigos y parejitas que buscaban un momento para demostrarse su inocente amor.

La música de la rocola no podía faltar. Los estudiantes que al terminar las clases iban a pasar el rato. Los regaños de “Doña Paca” que llegó a formar parte de los recuerdos de quienes tuvieron trato con ella.

Pero al llegar la modernidad, todo eso se acabó. La plazuela tuvo que ser demolida y en su lugar pusieron una estructura más moderna, los expertos aseguran que la nueva plazuela va acorde con las necesidades de la ciudadanía.

Sin embargo, la añoranza continúa en los corazones de todos aquellos que fueron felices, quienes de jóvenes vivían de ilusiones, pero ahora cuando viejos, viven de recuerdos.

Te puede interesar leer: El Tacuarinero, un recuerdo que permanece vivo

Por ello, para hacer más ameno el recuerdo, un grupo de ciudadanos decidió hacer una réplica de aquella plazuela de antaño.

A la entrada de Navolato, en el obelisco del Club de Leones, los integrantes de dicha asociación han hecho su esfuerzo. Y de acuerdo con el escritor y cronista Jesús Arturo Alcaraz Soto están en un intento por regresar a Navolato esa parte de historia que se fue al llegar el modernismo.

Alcaraz Soto señala que algunos metros del piso original fueron removidos, junto con una de las bancas y colocadas en su nuevo sitio para que los recuerdos se mantengan vivos.

Quizás al llegar a esa plazuelita se evoquen dulces recuerdos. Pero al recorrer el lugar con la mirada descubierta, y en plenitud absoluta de conciencia, podrán descubrir que con el paso del tiempo todo ha tenido que cambiar. Aunque en sus corazones guarden el recuerdo que les traiga este lugar. Perpetúa la idea de que lo antiguo era más bello.

Los fragmentos de la vieja plazuela reconstruyen sentimientos.

Lee también: La iglesia de San Francisco de Asís es un ícono histórico

 

Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Publicaciones Relacionadas
Arte y CulturaCuliacán

¡Este año sí! Celebración a la Virgen de Guadalupe en La Lomita

Arte y Cultura

Curiosidades del último mes del año

Arte y CulturaMéxico

(Video) Un día despertó sin piernas, hoy es carrocero contra la depresión

Arte y CulturaMéxico

¿Cómo celebran la Navidad los mexicanos?

Vale la pena leer...
Liderazgo que inspira, lo que debes saber