Buenas noticias: Más de 19,300 recuperados de COVID-19 en Sinaloa #QuédateEnCasa

Medio ambienteOpinión

No a la deforestación, sí a las Áreas Naturales Protegidas

las Áreas Naturales Protegidas

La deforestación ¿qué tanto es tantito? ¿Requerimos más áreas naturales protegidas?

Estoy celebrando que en Sinaloa sumamos un espacio a la lista de las Áreas Naturales Protegidas. Son las 7:10 p.m. en el reloj de mi computadora, aún no tengo idea del valor de contribución en esta primera colaboración que hago en contra del tiempo para la agencia de Tus Buenas Noticias, donde labora mi buen amigo Sotomayor.

No tengo idea de cómo transcurre el tiempo mientras analizo algunos datos y leo un poco más de este tema, que nos debe de preocupar en extremo: la deforestación global de los bosques y la ausencia de compromiso en la conservación de estos por medio de las Áreas Naturales Protegidas (ANP).

Lee: Decretan Área Natural Protegida Sierra de Tacuichamona en Sinaloa

Algunas notas se refieren a los “bosques primarios”, aquellos que se mantienen intactos o vírgenes, como es el caso de algunos bosques tropicales y mucha información no habla de aquellos “bosques secundarios”, los que ya fueron deforestados, pero por la sucesión forestal recuperaron parte de su patrimonio biológico.

Trinado es el tema sobre la deforestación de los bosques a nivel global, en parte por lo que representan para la especie humana y no se diga para aquellas especies que dependen de ellos, incluyendo flora y fauna con un alto valor biológico, las cuales poco a poco van perdiendo la batalla y un número significativo de ellas se encuentran al borde de la extinción o con serios problemas de conservación.

Trinado también es el aspecto de que en estos bosques la cobertura forestal otorga un servicio ambiental intangible para la mayoría de nosotros: el detener la velocidad de la lluvia y por ende aminorar la erosión del suelo al ser el impacto menor y la posible mezcla con el suelo que eventualmente se “pega a esas gotas”, las cuales siguen su curso y terminan azolvando presas, o vertidas y perdidas en el mar. Sin mencionar que este “freno” del agua ayuda significativamente en las recargas de los mantos freáticos.

Lee: ¿Conoces las Áreas Naturales Protegidas de Sinaloa?

O trinado el tema de que mantener los bosques nos darán el tan necesitado oxígeno que ocupamos todos los seres vivos para respirar y que de continuar con esta tendencia la misma especie humana será la culpable de su propia extinción. Finalmente, ni los ocupamos, o ¿qué creen ustedes?

Ahora hablar del cambio climático asociado a la pérdida de nuestros bosques debido a que éstos son reservorios de carbono y que su escape en forma de incendios forestales no solo destruye los mismos bosques, sino que emite grandes cantidades de CO2, gases precursores de este fenómeno global que tantos estragos causa en la actualidad.

Trillado y trinado están todos estos temas, pero las noticias sobre su conservación son escasas, no solo en el estado de Sinaloa, sino en el país y a nivel global también. Esto significa que, nos estamos quedando atrás en la conservación de nuestros recursos naturales.

La forma más fácil y común para proteger nuestros bosques y mares, es por medio de la creación de las Áreas Naturales Protegidas. Esto se viene realizando en casi todo el planeta desde que se decretó el Parque Nacional de Yellowstone, en Estados Unidos de Norte América en 1872. Bajo este concepto se han decretado un sinnúmero de ANPs en todo el orbe.

En México y Sinaloa también se hace de esa manera. La protección de la diversidad biológica está perdiendo la batalla ante la ausencia de estos espacios, que tienen como objetivo la protección de aquellos ecosistemas con un alto valor biológico, o que sean espacios con una belleza escénica inigualable, entre otras.

En Sinaloa el rezago de estos espacios es evidente, aún y cuando, en nuestro territorio estatal se han decretado ANP Federales y Estatales, estas no son del todo suficiente para incluir los ecosistemas más representativos que tenemos y es que la topografía estatal es variada, tiene una estratégica y privilegiada ubicación geográfica al estar en la zona de transición de la Región Neártica y Neotropical, entre otras cosas.

Lee: Mexiquillo Durango, el paraíso verde entre bosques y cascadas

Recientemente se decretó la “Sierra de Tacuichamona” como ANP estatal, esto es una buena noticia, pero requerimos un mayor esfuerzo de sociedad y gobierno para trabajar en mayores decretos en otras regiones del Estado.

Pero ojo, no se trata de decretar por decretar, tenemos que establecer e implementar acciones de conservación entre aquellos usuarios de estos recursos para garantizar su continuidad biológica. Hagamos el esfuerzo, dejemos por un lado el “trinado y trillado” para decir “el conservado y protegido”.

Son ya las 8:15 p.m., lo que significan 63 minutos, lo que significan 3,780 segundos. Significa que en este tiempo se perdieron el equivalente a más de 630 campos de fútbol de bosques. De ese tamaño es la pérdida de nuestro patrimonio biológico. Detenemos el reloj o detenemos la deforestación. La pelota está en nuestra cancha.

Dr. Xicoténcatl Vega Picos. AAVES. Asesores Ambientales Vinculados a Empresas Sustentables.

Publicaciones Relacionadas
Opinión

Adaptándonos a un Mundo Nuevo

HistoriasMedio ambiente

El Parque Obsidiana es el corazón de todos los vecinos

HistoriasOpinión

Carta a la discapacidad

HistoriasMedio ambiente

Con caravana el comité del Parque Portafé fortalece relaciones vecinales

¡Invita a tus amigos a ser parte de Tus Buenas Noticias!

Vale la pena leer...
Conoce el megaproyecto del Campus Institucional Salud Digna