Buenas noticias: Más de 15,000 recuperados de COVID-19 en Sinaloa #QuédateEnCasa

Arte y Cultura

Las aportaciones del mexicano Mario Molina al mundo científico

mexicano Mario Molina

Su principal aporte fue el descubrimiento del adelgazamiento de la capa de Ozono

El 07 de octubre de 2020, México perdió a uno de los investigadores más importantes a nivel internacional, el químico Mario Molina quien ha sido el único mexicano en ganar un Premio Nobel en Química.

El Colegio Nacional lo describe como un pionero y uno de los principales investigadores de México. Mario Molina fue reconocido y consultado por presidentes mexicanos y estadounidenses como Bill Clinton y Barack Obama.

Lee: Los mexicanos dentro de la creación del mapa más grande del universo

La colaboración, el altruismo y el interés por compartir sus conocimientos fueron rasgos característicos del científico mexicano. Pero, ¿cuál fue su aportación?

En el año 1974, el químico publicó un estudio en la revista Nature, en conjunto con Sherry Rowland, donde predecían el adelgazamiento de la capa de ozono como consecuencia de la emisión de ciertos gases industriales.

De 1976 a 1986, Molina y su grupo de investigación identificaron propiedades químicas de compuestos que intervienen en la descomposición del ozono de la estratósfera. A su vez, demostraron la secuencia de reacciones catalíticas que explican la destrucción del ozono en la estratosfera polar.

De ahí que el químico mexicano investigó sobre la contaminación atmosférica en la baja atmósfera y colaboró con expertos para enfrentar el problema de la degradación de la calidad del aire en las grandes ciudades, especialmente en zonas urbanas, llegando a la solución de la contaminación atmosférica de la Zona Metropolitana del Valle de México.

Con el descubrimiento del agujero en la capa de ozono sobre la Antártida en el año 1985, Molina, Rowland y Crutzen, participaron en el Convenio de Viena y el Protocolo de Montreal.

Lee: Ambrocio Mojardín Heráldez entre los científicos mexicanos de impacto mundial

“Paul Crutzen, Mario Molina y Sherwood Rowland han sido pioneros con sus contribuciones para explicar cómo se forma y se descompone el ozono a través de diversos procesos en la atmósfera. Más importante aún, han demostrado de esta manera la sensibilidad de la capa de ozono a la influencia de las emisiones antropogénicas de ciertos compuestos (…) Los investigadores han contribuido a nuestra salvación de un problema ambiental global que podría tener consecuencias catastróficas”, señaló la Fundación Nobel en el comunicado emitido en 1995.

Molina fue profesor e investigador en la Universidad Nacional Autónoma de México, dio cátedra en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y trabajó en el Laboratorio de Propulsión a Chorro del Instituto Tecnológico de California.

Entre sus logros se encuentra el Premio Tyler para Logro Ambiental (1983), ganó la NASA Exceptional Scientific Achievement Medal (1989), Premio Sasakawa (1999), Medalla de la Libertad de la presidencia de los Estados Unidos (2013) y Premio Campeones de la Tierra de las Naciones Unidas (2014).

También fue miembro de la Pontificia Academia de las Ciencias del Vaticano, de El Colegio Nacional, de la Academia Mexicana de Ciencias y la Academia Mexicana de Ingeniería. Una de sus obras más recientes, en coautoría, fue “El cambio climático. Causas, efectos y soluciones” en 2017.

Con información de Tec Review.

Autor

Lic. en Negocios y Comercio Internacional Desarrolladora de Contenidos de TBN
    Publicaciones Relacionadas
    Arte y CulturaCoronavirus Sinaloa

    10 formas de saludar en tiempos de Coronavirus

    Arte y Cultura

    Ángel Figueroa primer sinaloense nominado al International Children’s Peace Prize 2020

    Arte y Cultura

    Estos son los ganadores del Premio Nobel 2020, ¿te enteraste?

    Arte y Cultura

    Disfruta del Jardín Botánico desde casa: Eventos octubre

    ¡Recibe nuestro boletín semanal!


    Vale la pena leer...
    Andrea Ghez es la cuarta mujer en ganar el Nobel de Física