Buenas noticias: Más de 30,800 recuperados de COVID-19 en Sinaloa #QuédateEnCasa

Arte y CulturaEconomíaHistoriasTurismo

Niños celebrarán su día entre cocadas de alegría

Después de las responsabilidades domésticas vendrá el festejo de los niños, primero hay que vender el dulce que alegra a visitantes.

El Día de Niño es un festejo lleno de risas y alegrías en el que se consiente a los más pequeños. En cada lugar se hace a su manera y según la posibilidad.

Regularmente sus padres preparan un día colmado de sorpresas para que los pequeños del hogar se sientan muy felices.

Este año la celebración del día del niño no será como la de otros años donde los chiquitos celebran acompañados de sus compañeritos en las aulas de sus escuelas corriendo, jugando, deleitándose con ricos manjares que los maestros preparan para consentirlos.

Ahora no habrá festejo. La pandemia de Covid-19 los ha obligado a permanecer en sus casas sin festejo.

Aunque muchos de estos niñitos disfrutarán su día jugando, algunos otros lo pasarán trabajando. Y luego buscarán un motivo alegre.

También puedes leer: ¿Dónde comer en Altata, Sinaloa?

Y es que en Altata muchos niños no pueden darse el lujo de quedarse viendo videojuegos, cuando pueden ir al malecón a ganar unos pesos. Es aprender responsabilidad desde temprana edad y valorar la vida.

Tal es el caso de Óscar Santiago Cota, un pequeño de 11 años de edad que después de realizar sus actividades cotidianas sale a vender las deliciosas cocadas, que con mucho entusiasmo prepara su mamá. El gustoso dulce en la boca de los consumidores se traspasa a la alegría de tener sustento en la casa de Oscar.

“Mi mamá prepara las cocadas y yo, mis hermanos y unos primos salimos a venderlas aquí en el malecón”, comenta Óscar Santiago.

Como las cocadas son un delicioso bocado que alegra el paladar de los turistas que lo consumen, resulta ser un producto muy vendido por los pequeños, que pasan una buena parte de su día ofreciendo su producto.

Con una gran sonrisa y unos grandes ojos que expresan el brillo de la inocencia Óscar Santiago dice que disfruta mucho ir al malecón y recorrer el camino adoquinado porque va jugando hasta que encuentra a sus compradores.

“Me gusta mucho venir a vender las cocadas porque las vendo muy rápido, y aquí me encuentro también a mis amigos, unos venden pan, otros dulces y yo cocadas”, asegura con gran entusiasmo.

También puede interesarte: Periódico de Altata Abril-2021

Pero la venta de cocadas no será para siempre. Al menos entre sus planes se encuentra estudiar una carrera. Dice que quiere ser doctor.

“No voy a vender cocadas siempre. Quiero terminar la escuela con buenas calificaciones porque quiero ser doctor. Aquí hay muchas personas que necesitan de un médico y pues yo quiero ser su médico”, dice con la inocencia que caracteriza a los niños cuando sueñan con el futuro.

De festejo mejor ni habla. Dice que no tienen planes en su familia para celebrar el día del niño, pero sabe que será un buen día para la venta, sobre todo porque ese día cae en viernes y es, según Óscar, uno de los mejores días para salir a vender.

“Uno de los mejores días en la venta son los viernes. Vienen muchas familias y traen niños y a ellos les gusta mucho comer lo dulce. Yo siempre me acerco donde hay niños porque siempre me quieren comprar”, dice al declarar su técnica de venta.

Y así tan creativo, inteligente y con tanto entusiasmo de seguro logrará cumplir sus sueños.

Claro, su sueño puede realizarse. Sobre todo, porque si pone en el estudio el mismo empeño que pone para la venta de sus cocadas, Óscar Santiago llegará a ser un gran médico.

El mejor médico de Altata, trabajando la vida le resulta dulce.

VIDEO: Altata un puerto de ensueño; preferido por los “Culichis”

Publicaciones Relacionadas
Economía

Las cosas que necesitas para convertirte en una "Nenis"

Economía

Analiza estas opciones para saber si es buen momento para comprar casa

Economía

Se tendrá aforo de 50% en restaurantes para celebrar a las mamás

Turismo

Y tú, ¿ya te subiste a la bichola en Mazatlán?

Vale la pena leer...
¡Vamos a las bellas playas de Navolato!