¡Conoce a los sinaloenses que la están rompiendo en el mundo!

Arte y CulturaTurismo

Los ricos ostiones de Doña Chacha

Después de 18 años dedicados a la venta de ostiones en el malecón la carreta es un expendio de placer con alta preferencia de visitantes.

Ir al malecón del puerto de Altata y saborear los ricos mariscos que ahí se ofertan es uno de los mayores placeres que pueden tener tanto los visitantes como los habitantes del lugar.

Los moluscos son de los más buscados en la explanada donde cada día desde hace 18 años llega muy puntual la señora Esperanza conocida por todos como Doña Chacha. Quien espera a sus clientes que buscan degustar los ricos moluscos que ella vende.

La oferta es variada. Igual puede encontrar ostiones de mangle como los ostiones de “placer”, los “ahogados”, o si prefiere unas patas de mula que según Doña Chacha son las preferidas de los caballeros.

La almeja chocolata fue la reina de la carreta, pero ahora está bajo protección y la ha cambiado por otras delicias del mar. Y es que asegura que en su puesto hay para todos los gustos y bolsillos.

Doña Chacha asegura que para quitar el antojo ofrece la pieza de ostión a 10 pesos, pero no es suficiente. Dice que no falta el antojado que pide una pieza de cada especie de almeja y ostión.

Para los que necesitan algo especial, también tiene otra opción, Les ofrece “La Revuelta”, un platillo rápido en el que prepara una combinación de sus ostiones y almejas, a las que les agrega un poco de verdura con su salsita especial y limón. “Nombre’, los clientes se van contentos con “la revuelta” que se llevan”, dice.

Los precios son muy accesibles, van desde la docena en 120 pesos, hasta los 180 pesos, dependiendo del molusco que quieran degustar.

Lo que sí es que la gente no le falla, aún entre semana la carreta de Doña Chacha siempre tiene a sus clientes que le echan el grito para que les pase un ostión o almeja preparada. Aquí todos los ostiones salen buenos, tienen 18 años de prueba.

Lee también: Un agasajo al paladar Sabor Marino de Sinaloa

 

Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Una buena historia tiene el poder de cambiar una vida. Ayúdanos a llevar una oleada de bondad a tu ciudad.
Publicaciones Relacionadas
SinaloaTurismo

Inauguran carretera para reactivar economía del Pueblo Señorial de Copala

MéxicoTurismo

El equipaje de mano no se cobra, ¡abusados!

Arte y Cultura

¿Por qué y cómo dejar de roncar?

Arte y Cultura

Las tres dimensiones del talento

Vale la pena leer...
Sorpréndela con una romántica celebración